Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 30- 12- 87 CIENCIA Y FUTURO A B C 55 Recomendaciones del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta sobre el SIDA Los empleados hospitalarios deben tomar toda clase de precauciones En julio de este año existían solamente en Estados Unidos un total de 32.395 adultos con Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA) de los que 1.875 informaron que trabajan en el medio hospitalario. Con objeto de continuar la campaña de educación y protección de segmentos de la población no infectada con el virus, pero con riesgo aumentado, el Centro de Control de Enfermedades de Atlanta ha publicado una serie de recomendaciones. La proporción de trabajadores del medio hospitalario con SIDA, sin factor de riesgo convencional identificable, tal como homosexualidad, transfusión de sangre, hemofilia y drogadicción, es algo mayor que el de la población general. Hasta la fecha se han identificado en este grupo cinco médicos (tres son cirujanos) un dentista, tres enfermeras, nueve ayudantes de enfermera; tres laborantes, siete empleados de la limpieza y cuatro empleados con trabajos misceláneos. Las recomendaciones publicadas por el Centro de Atlanta se basan en el principio de que la infección se contrae cuando se violan las barreras naturales de la piel y membranas mucosas, y entran en contacto con la circulación del contrayente, sangre, semen y otros productos de la secreción corporal de personas infectadas. Como hay muchos individuos con SIDA sin identificar, Atlanta recomienda que las medidas de precaución, denominadas de sangre y otros fluidos corporales, se sigan con todos los pacientes. Las medidas más importantes a destacar son las siguientes: Uso de guantes de goma cuando se manipulen sangre y otros fluidos o se toquen membranas mucosas y piel con heridas, eczemas y lesiones húmedas. También se recomienda el uso de guantes cuando se hagan extracciones de sangre o se administren inyecciones parenterales. Los guantes serán desechados tras el contacto con cada paciente. Se recomienda ei uso de máscaras, gafas y otras formas de protección de la cara y ojos cuando exista riesgo de salpicaduras de sangre, saliva y otros fluidos o de esquirlas y polvo de hueso. Por la misma razón se recomienda el uso de batas, delantales y uniformes protectores. En caso de contacto directo con sangre u otro producto sospechoso se recomienda el lavado de manos o de la superficie contaminada con jabón y agua abundante. Es medida general muy aconsejable lavarse las manos siempre que se quiten los guantes. Los empleados hospitalarios deberán tomar toda clase de precauciones para evitar las lesiones y perforaciones de la piel con agujas, cuchillos, escalpelos y, en general, objetos punzantes o cortantes. Para ello existirán siempre a mano receptores para agujas desechadas. Aunque no existe evidencia de contagio a través de la saliva, se sabe que el virus puede existir en ese medio, por lo que se recomienda evitar la reanimación boca aboca. Los empleados hospitalarios con heridas y eczemas exudativos deberán evitar el contacto con pacientes y equipo- médico. Se insiste también en que lá infección con SIDA no se contrae a través del medio ambiente. Así, no hay evidencia de contagio por medio de la tos, el estornudo, utensilios de cocina, ropa de cama lavada y uniformes hospitalarios. De todas maneras, recomiendan tomar medidas dictadas por el sentido común. El virus HÍV responsable del SIDA es muy vulnerable a concentraciones habituales de germicidas. La lejía casera también inactiva el virus en concentraciones de hasta 1: 100. Hay que tener en cuenta que el virus sobrevive mal el ambiente seco, por lo que no existe riesgo aumentado cuando se vive cerca de un hospital Los productos de desecho del hospital deberán ser incinerados, esterilizados o evacuados por colectores sanitarios especiales. Para evitar que cunda el pánico entre el público, el Estado de Nueva York ha publicado una serie de interrogantes con sus respectivas respuestas, que habitualmehte pregunta la gente sobre el SIDA. No existe riesgo de contraer la enfermedad en lugares públicos sólo por el simple hecho de respirar el aire, o de tocar objetos, picaportes, paredes o suelos. Tampoco hay evidencia de contagio por comer o beber en restaurantes, usar medios de transporte públicos o por la utilización de lavabos públicos. El cloro que se utiliza en las piscinas es suficiente para inactivar el virus, que, como ya apuntábamos, es afortunadamente vulnerable a germicidas habituales. A. CULEBRAS FERNANDEZ Productos farmacéuticos y respaldo investigador En España estamos todavía lejos de conseguir unos controles más estrictos por parte de los organismos oficiales para evitar cualquier intrusismo profesional en el área del medicamento y, al mismo tiempo, una mayor concienciación por parte de la opinión pública. A título de ejemplo- muy ilustrativo- es la problemática actual en torno al minoxidil tópico, producto que por la expectación que ha creado en el tratamiento de la calvicie masculina es centro de atención no soto en el área sanitaria, sino también en otras ajenas al medicamento como peluquerías y centros de tratamiento capilar. En estos establecimientos el minoxidil es distribuido y comercializado con diferentes marcas o incluso en forma de preparaciones que pueden denominarse caseras, pero nunca extemporáneas, ya que, según María Teresa Zamorano, portavoz oficial de Upjohn, no puede denominarse preparación extemporánea o fórmula magistral nada más que a la que elabora el profesional farmacéutico, que es quien está únicamente capacitado y reconocido legalmente para su preparación y garantía, como tratamiento individualizado y de acuerdo con la correspondiente prescripción médica María Teresa Zamorano insiste en que no puede admitirse, ni aceptarse, que personas ajenas a los profesionales farmacéuticos manipulen, distribuyan o comercialicen ni el principio activo de una especialidad farmacéutica ética, como así ha sido autorizada, ni otros productos que, con diferentes marcas, tienen la misma composición que la especialidad registrada Estos productos- añade- son utilizados fuera de la oficina de farmacia, como si de un cosmético se tratase. Por ello, estos hechos ya han sido puestos en conocimiento de las correspondientes autoridades sanitarias para que se adopten las acciones que procedan. Pocas veces un preparado farmacéutico ha venido precedido de una plataforma científica tan sólida, y concretamente en dermatología y en las alopecias es la primera vez que se cuenta con datos científicos rigurosos que permiten afirmar que se trata de un fármaco cuya efectividad ha quedado demostrada. Pero está claro que mientras situaciones como la descrita líneas arriba no sean controladas por los organismos oficiales, y cada cual trate de aprovechar las circunstancias para su propio negocio, haciendo caso omiso al respaldo investigador y del profesional farmacéutico en cuanto a la dispensación y consumo de productos farmacéuticos, estamos lejos de conseguir el grado de responsabilidad que nos corresponde como un país miembro de la Comunidad Económica Europea. J. M. FERNANDEZ- RUA 1.614 PLAZAS Bachiller Superior SECRETARIO- INTERVENTOR DE ADMINISTRACIÓN LOCAL Convocatoria BOE 23- 12- 87) para cubrir 1.614 plazas de funcionarios de A d m i n i s t r a c i ó n local (secretariointerventor en Ayuntamientos de hasta 5.000 habitantes) Ambos, sexos, desde dieciocho años. Título Bachiller superior o equivalente. Instancias hasta el 12 de enero. Información gratuita sin compromiso, con instancia, programa, ejercicios, etcétera. Diríjase a CENTRO DE ESTUDIOS ADAMS Sagasta, 23. 28004 MADRID. Velázquez, 24 Teléfonos (91) 445 93 35, 275 50 04 ALQUILE (DON TIEMPO Consulté las páginas de Anuncios, por palabras de