Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
50 ABC SUCESOS MIÉRCOLES 30- 12- 87 Es necesario endurecer la ley de Enjuiciamiento Criminal Madrid. S. S La ley de Enjuiciamiento Criminal no prevé la salida del territorio nacional de las personas que disfrutan de libertad provisional, cuando esto sería fácil de establecer incluyendo un precepto legal que garantice que el Juez pueda controlar más al individuo declaró a ABC Juan Miguel Esteve Campillo, secretario general de la Asociación Profesional de la Magistratura. En este sentido, distintos magistrados opinan sobre la situación actual de la concesión de permisos o de libertad provisional, situaciones que son aprovechadas por algunas personas para evadirse de la Justicia, como acaba de suceder con Javier Anastasio, quien iba a ser juzgado como presunto implicado en el caso Urquijo. Carlos Granados, juez de Instrucción de Madrid, ve necesario seguir un criterio de selección a la hora de conceder libertad piovisional o permisos para evitar estas fugas. Este es un problema de difícil solución, se deben tomar las medidas necesarias para asegurarse de que no se eluda la administración de justicia, así como realizar una vigilancia policial eficaz. Esteve Campillo considera que el aumento de vigilancia no es una solución, ya que resultaría muy costoso poner un inspector de policía a cada persona en estas condiciones. Asimismo, el hecho de que un individuo tenga que presentarse periódicamente en el Juzgado no garantiza que éste no se evada Sin embargo, Juan Manuel Fanjul Sedeño, ex fiscal general del Estado, ve como única solución endurecer el cumplimiento de las condenas y condicionar de forma más gravosa y sin limitaciones el tiempo de prisión provisional. Este es el problema entre seguridad y libertad: más derechos humanos aparejan más riesgos, y un exceso en la seguridad conduce a situaciones injustas Por otro lado, Fanjul Sedeño cree que la aplicación de esta posible solución seria retroceder treinta años. La solución sería agilizar los procesos judiciales para impedir que el tiempo de la prisión preventiva o libertad condicional superen al de la condena. Se da el caso de que, a veces, una persona ha estado dos años en libertad condicional, y luego fue condenada sólo a un año Para Esteve Campillo, el problema es muy complejo. Una vía de solución sería la retirada de los documentos legales, ya que se sale del país con pasaporte, es decir, hay plenas posibilidades para moverse. La ley debería conceder al juez poder para retirar el pasaporte, y así controlar más este aspecto El portavoz del Sindicato Profesional de Instituciones Penitenciarias, José Luis Escobar, considera necesario un estudio del comportamiento de los presos mientras éstos cumplen condena, para saber cómo pueden reaccionar una vez que se encuentren disfrutando un permiso. En tal sentido hay estudios hechos; sin embargo, éstos deben ser más serios. Por su parte, José Luis Pinillos, catedrático de psicología de la Universidad Complutense, afirma que las razones por las que una persona se fuga son infinitas; pueden ser motivos nobles o heroicos, o simplemente miédo Nuevas evasiones de la Justicia, propiciadas por la benevolencia legal Desde 1983 han huido 833 reclusos aprovechando permisos Madrid. Servicio de Documentación La liberalidad de la legislación penal española ha propiciado en los últimos años la fuga de numerosos procesados pendientes de juicio y en libertad provisional. Asimismo, a la polémica reforma Ledesma de 1983 se atribuyen numerosos delitos, asesinatos y atracos cometidos por delincuentes que gozaban de permisos de fin de semana, así como múltiples evasiones de las cárceles españolas aprovechando los permisos especiales. Fernando Lerdo de Tejada: Procesado por la matanza de abogados laboralistas en un despacho de la madrileña calle de Atocha, ocurrida el 24 de enero de 1977, aprovechó un permiso de excarcelación temporal, otorgado por el juez Rafael Gómez Chaparro, para huir de España en abril de 1979. Cruzó clandestinamente la frontera con Francia. José María Ruiz- Mateos: Tras la expropiación de Rumasa, el 23 de febrero de 1983, José María Ruiz- Mateos se traslada a Londres, después de una breve estancia en Paraguay. El 6 de julio del mismo año fue procesado por el Juzgado de Delitos Monetarios, acusado de infracciones monetarias, falsedad contable y apropiación indebida de retenciones del IRPF y de la Seguridad Social. A principios de 1984 abandona misteriosamente su residencia en Londres. El 13 de abril el Ministerio británico del Interior decide expulsarlo del país, pero antes Ruiz- Mateos marcha a Francfort, donde fue detenido Francisco Javier Palazón: El principal encausado en la evasión de capitales descubierta en febrero de 1985, que ascendía a unos 2.000 millones de pesetas, huyó de España en mayo del mismo año y desde el pasado mes de enero reside en Uruguay. Junto a él se encuentran procesadas otras seis personas: su secretario, Carlos Várela Dopazo; el industrial Miguel Fuster; el catedrático de Derecho Administrativo Eduardo García de Enterría y su esposa Amparo Velázquez; la aristócrata Miriam Figueroa Fernández de Liencres y Juan Antonio Gamazo Arnús, conde de Gamazo. Emilio Hellín Moro: Fue detenido en 1980 como presunto autor del asesinato de la joven Yolanda González, militante del Partido Socialista de los Trabajadores, ocurrido el 2 de febrero de dicho año. En 1982 fue condenado a más de cuarenta y tres años de prisión. Huyó de la cárcelde Zamora en enero de 1986, aprovechando un permiso de salida que le concedió el juez de vigilancia penitenciaria de Valladolid. Neus Soldevilla, la dulce Neus Fue condenada a veintiocho años de prisión como inductora del asesinato de su esposo, Juan Vila Carbonell, en junio de 1981, en Huesca. En febrero de 1986 comenzó a disfrutar del régimen de libertad provisional al abandonar la cárcel de Wad- Ras, en Barcelona. En septiembre de 1986 huyó en autobús a Portugal y desde allí se trasladó en avión a Brasil. Jaime Messía Figueroa: procesado en dos sumarios- por el secuestro de un industrial y por su presunta participación en el atraco a una sucursal del Banco Español de Crédito en Madrid- huyó a Brasil el pasado 9 de diciembre. Su fuga se produjo ocho días antes del juicio que tenía que celebrarse por el secuestro y desaparición del industrial madrileño Recaredo González Pazos hace diez años y por el que le pedían nueve años de prisión. Javier Anastasio: El último caso de esta larga serie de huidos de la Justicia española la protagoniza Javier Anastasio, procesado como presunto coautor del asesinato de los marqueses de Urquijo. Delitos durante los permisos En otros muchos casos, desde la polémica reforma Ledesma en el verano de 1983, han sido numerosos los delitos, muchos de ellos de sangre, cometidos por reclusos que gozaban de libertad provisional o de permisos de fin de semana. La situación es tan grave que el pasado 9 de diciembre el diputado del PDP Iñigo Cavero denunció en el Congreso de los Diputados que 833 presos se habían evadido de las cárceles españolas, aprovechando los permisos especiales, desde la implantación de la discutida reforma. He aquí algunos de los delitos cometidos por estos delincuentes durante los últimos meses, amparados en la benevolencia de la legislación penal: 2 enero 1986: La Policía de Albacete detuvo al agresor de una pareja de novios contra la que disparó. El agresor había salido con permiso de Navidad de la prisión de aquella ciudad. 1 abril 1986: Tomás Ruiz Fernández, Tomasín conceptuado como delincuente muy peligroso, aprovechó un permiso para evadirse del penal del Dueso. En los siguientes días asesinó a cinco personas, antes de ser detenido nuevamente en Laredo (Santander) 10 octubre 1986: Dos presos con permisoy una mujer fueron detenidos tras cometer un atraco al Banco de Sabadell de Barcelona y mantener como rehenes a clientes y empleados. 7 abril 1987: J. S. C de veintidós años, fugado de Ocaña aprovechando un permiso, fue detenido en Madrid como supuesto autor, en compañía de otro maleante, del atraco a una peletería en cuyo transcurso hirieron a tiros al encargado. 3 mayo 1987: Juan Jurado Montilla, El Dinamita fue detenido en Málaga por la Guardia Civil tras haber matado a cuatro personas desde que, en la pasada Navidad, se fugó de la prisión durante un permiso. 6 junio 1987: Es detenido en Madrid J. M. P. O. preso fugado de la cárcel de Badajoz durante un permiso, por haber intentado matar a un joyero en el curso de un atraco. 9 octubre 1987: Francisco E. C, de veintiocho años, preso fugado de la prisión de Lérida II aprovechando un permiso, atropello a una mujer, causándole la muerte, mientras huía en compañía de otros dos maleantes de una patrulla de la Policía Municipal de Barcelona.