Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 30- 12- 87 TRIBUNA ABIERTA -tABC, pog. 27 UANDO el pasado día 25 de noviembre, con la mayoría socialista naturalmente, se aprobaban en el Congreso los Presupuestos Generales del Estado correspondientes al Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones, pensaba en la paradoja que podría haber supuesto un ligerísimo cambio de escenario. Si en lugar de estar lleno, o medio lleno, el hemiciclo de diputados hubiera estado abarrotado de sus correspondientes electores, el resultado habría sido muy distinto. Sería curioso imaginar un hemiciclo del Congreso lleno de los siguientes colectivos: armadores, marinos mercantes, pilotos de líneas aéreas, controladores, técnicos de mantenimiento, auxiliares de vuelo, transportistas, carteros, empleados de telégrafos, ferroviarios, empleados y obreros de astilleros, etcétera. Sería mucho más apasionante observar un hemiciclo del Congreso, mucho más abarrotado con otro tipo de personal que, a vuela pluma podríamos, sin carácter exhaustivo, enumerar: -Sufridos pasajeros de líneas aéreas. -Sufridos usuarios de aeropuertos. -Sufridos usuarios de transportes por carretera. -Sufridos marineros en paro, -Sufridos usuarios del ferrocarril, tanto en largas distancias como cercanías. -Sufridores en casa del servicio de correos y telégrafos. -Sufridores en casa del servicio postal. -Sufridores pacientes y nunca resignados del servicio telefónico. -Y quizá... sufridos turistas... aunque esos, en su mayoría, por ser extranjeros, no tendrían derecho a voto. Sin embargo, la arrolladura mayoría socialista, en base a no sé qué mandato, aprobó, una vez más, el presupuesto de ese Ministerio. Esperemos que en las próximas elecciones, por aquello de que a la tercera va la vencida, todos esos electores, que en su momento dieron su voto a quienes les prometían cambio y... casi milagros puedan, mediante estas líneas y su propia experiencia, considerar la importancia de dicho voto en base a un programa y... a un incumplimiento de promesas electorales. Tengo la esperanza de que en el futuro la Real Academia Española incluya en su Diccionario al Ministerio de Transportes, Turismo y Comunicaciones si las cosas siguen igual. Desastre, se nos define en su segunda acepción como cosas de mala calidad, mal resultado, mala organización, mal aspecto, etcétera pues bien, hoy por hoy, les falta añadir, verbigracia, Ministerio de Transportes y Comunicaciones. Ese desastre nos cuesta a todos los españoles 432.000 millones de pesetas, y por las trazas que lleva no parece que se vayan a reducir en el mandato socialista ni los millones ni el desastre. Nuestra Marina Mercante lleva en crisis permanente hace más de ocho años. En ese tiempo, y mucho más especialmente en los cinco de mandato socialista, por desconocimiento o intencionadamente, no se les ha ocurrido nada para intentar solucionarlo. Nuestros astilleros están bajo mínimos, los c GESTORES Y SUFRIDORES anticuadas y en malas condiciones y con unos tiempos de vuelo diario que sonrojarían Por José Antonio TRILLO a cualquiera, viene tiDiputado por La Coruña tulando al año 29 pilotos, que no cubren ni- siquiera las jubilaciones soberbios astilleros de Astano en Ferrol prácde la compañía Iberia. Eso sí, cada vez con ticamente cerrados. Nuestras mercancías se mayor número de funcionarios. exportan y se importan en buques de bandera extranjera. Las instalaciones de control se paralizan por tormentas como Paracuellos o se inundan Nuestra marinería está en paro. Nuestros por trombas de agua como Barcelona, con el armadores y compañías navieras no acaban gravísimo riesgo que eso supone para el tráfide ver plasmadas en los presupuestos las co aéreo. ayudas prometidas para la reestructuración de la flota. Y todo ello en una nación con Mientras tanto, la Dirección General de más de 5.000 kilómetros de costa, por donde Aviación Civil gasta en un curioso capítulo, podría traficar, lógicamente, una floreciente denominado Asesoramientos para inversionavegación de cabotaje. nes más de 2.000 millones de pesetas en los tres últimos años. ¿Es que no saben aseMientras tanto, las carreteras llenas de casorar los propios técnicos y funcionarios del miones transportando mercancías que, lógiMinisterio? camente, se deberían de transportar en barco o ferrocarril. Nuestros aeropuertos, en muchos casos, No existe, no han sido capaces de hacerla, parecen tercermundistas. Mal dotados y peor instalados. una política coordinada del transporte. El proMerece la pena dedicar la última parte de pio ministro reconoció su incapacidad. Hemos huido de la planificación integral del estas líneas a uno de los servicios de los que se encontraban más orgullosos los españoles transporte en la medida que somos conscientes por nuestra propia experiencia- y o diría hasta hace muy pocos años. más bien, por su propia ignorancia- de la difiEl propio director general de Correos recocultad metodológica y de la inviabilidad prácti- nocía recientemente que El servicio de Coca. Como no saben hacerlo, dicen lisa y llarreos es una asignatura pendiente de la denamente que no se puede hacer. mocracia Don Javier Granda, también socialista, y responsable de la sección de Pocos españoles saben que Renfe nos Correos en la UGT, llegaba más lejos al afircuesta a todos 550 millones de pesetas por mar que el Gobierno socialista ha fracasado día. La cifra sería aceptable, pues comparada en este tema y que como no se den prisa cualitativamente en función de sus kilómetros el marasmo va a ser irreparable No les falta razón a estos dirigentes sociade red, de los pasajeros y mercancías transportados, etcétera, con la de los otros países listas, los datos de este servicio hablan por sí del mundo occidental estaría en los márge- solos: El 0,8 por 100 de las cartas se pierde. nes admisibles. El porcentaje de cartas entregadas en Nunca hemos discutido su cuantía, lo que los tres días siguientes a su depósito ha dessí denunciaremos siempre es el grado de satisfacción que recibe el usuario por los im- cendido en un 7 por 100. puestos que paga. El coste del transporte de correos supoEn los cinco años de mandato socialista ne en España un i 3 por 100, cuando la meRenfe ha reducido sus agentes de 74.965 en dia en los países de la Comunidad Europea 1983 a 64.165 en 1987; es decir, 10.800 no supera el 4 por 100. La correspondencia disminuye en un 0,7 agentes menos. Claro que el tráfico de viajeros ha descendido a 2,08 por 100 respecto a por 100. 1986. El tráfico de mercancías ha descendido Los objetos postales disminuyen un 4,3 un 4,6 por 100 respecto a 1986 y preferimos por 100. pasar por alto, dada la extensión de este ar Los objetos manipulados por empleados tículo, su política de jubilaciones y traslados. disminuyen un 2,2 por 100. Los giros normales disminuyen un 6,9 Sin embargo, sigue costándonos a los españoles cerca de 200.000 millones de pese- por 100, tas año. pero eso sí. -El personal aumenta en un 1,5 por 100. Seguramente si los españoles contribuyen- Los gastos de personal crecen un 38,1 tes estuvieran satisfechos de su ferrocarril, la subvención anual que se nos, pide nos pare- por 100. -Los gastos totales crecen un 37,2 por cería lógica, justa y naturalmente bien em 100. pleada: -Y los ingresos solamente crecen un 33,8 Pero cuando Renfe sigue siendo el blanco permanente desairados empleados y sufridos por 100; por tanto, como es habitual, el déficit viajeros, no parece serio que en su doble fun- sigue aumentando. La pésima calidad del servicio casi va en ción de contribuyentes todos ellos tengan que pagar con sus impuestos los permanentes re- paralelo con el meteórico incremento del défisultados de una desastrosa gestión ministe- cit; solamente entre 1982 y 1986 éste ha aumentado en un 43,6 por 100. Tengo la sensarial. En Aviación Civil parece que vamos tenien- ción de que también en este sector el grado do suerte y últimamente los aviones no tienen de satisfacción del ciudadano es mínimo, con accidentes. Dios quiera que continúe. Pero la el paralelo incremento de empresas privadas improvisación, la incapacidad y la ignorancia de paquetería y mensajería. Da la sensación de que sólo se preocupan siguen presidiendo las acciones de este secpor ¡as apariencias, y lo más curioso es que tor utilizado por millones de españoles. La Escuela Nacional dé Aeronáutica, con intentan convencernos a todos que las cosas unas instalaciones obsoletas, unas avionetas van mejor.