Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 ABC OPINIÓN Panorama MARTES 29- 12- 87 POLÍTICA Y MENTIRA L presidente Reagan, el pastor evangelista Jimmy Baker, el candidato demócrata a la Presidencia, Gary Hart, y el alcalde de Washington, Marión Garry, han merecido, por este orden, la dudosa distinción de ser los hombres más mentirosos de los Estados Unidos, según una encuesta que publica el Washington Post. Tres políticos y un clérigo. El Gobierno y la Iglesia. Mal andan las instituciones consideradas un día los fundamentos de la sociedad y el Estado. Contemplando cosas como ésta empieza uno a creer eso que anuncian los jeremías: que nos encontramos en crisis y nuestra civilización va a irse al garete antes de que nos demos cuenta. La política, de todas formas, se lleva la palma, colocando tres hombres en los cuatro primeros puestos de la oprobiosa lista. Y, además, no tres hombres cualquiera: el presidente, ej candidato de la oposición en cabeza para sucederle y el alcalde de la capital. Parece que cuanto más alto están, más mienten. O puede sólo que con la altura se les vea más, y mentir, mientan todos. Posiblemente, si la encuesta se hubiera hecho en Nueva York, Los Angeles o Chicago, los respectivos alcaldes hubiesen hecho acto de aparición. Y es que el político miente no sólo por necesidad o vicio. Miente por ser político. En el momento que una persona entra en la política, aunque sea el hombre o mujer más sincero del mundo, se- borra para ella la distinción entre realidad y fantasía. Los deseos se tor- nan hechos, y las obras pierden esas características sólidas que tienen para el resto de tos mortales, para convertirse en entes indefinidos, acomodaticios, sin forma definida, como esos ectoplasmas que los médiums hacían salir a voluntad del mundo de los espíritus. ¿Que hay que hacer bajar el nivel de desempleo pese a que el número de parados sigue siendo el mismo? Nada mas fácil para ün político: se cambia el concepto de parado y listo. ¿Que hace falta rebajar el índice de precios para acomodarlo a las predicciones gubernamentales, pese a que todo vale mas que hace un mes? No se preocupen, que un funcionario habilidoso y servicial pondrá en ridículo a todas las amas de casa, demostrando que la cesta de la compra baja con sólo comprar lo que él elige, que es secreto, naturalmente, pues en otro caso no tendría gracia. Y así sucesivamente. ¿Es esto mentir? Para usted y para mí, querido lector, sí. Para un político, no. De ahí la injusticia de la encuesta qué comentamos. No se puede llamar mentiroso a un hombre que describe la realidad tal cual la ve, aunque no sea como la ven los demás. De hecho, los políticos sólo mienten cuando dicen una verdad, cosa que ocurre, aunque les parezca mentira, de cuando en cuando. José María CARRASCAL E Planetario YO, KAMIKAZE DEFRAUDADO I ¿Qué vi, santo cielo? Todos los coches que subían hacia Madrid lo hacían por el carril Madrid- Coruña; o sea, el contrarió. Y todos los que se dirigían hacia Galicia iban por el Coruña- Madrid. De modo qué, imperados por la moda, los automovilistas nocturnos habían encontrado la solución al insensato proQué gustirrinín tan grande. Qué emoción al blema planteado por los conductores kamientrar en la autopista contra sentido. Lo me- kazes Para rodar con seguridad basta con jor de todo era que lo hacía sin apostar con rodar en sentido contrarió; Consternado, desnadie. Por el gocé puramente amateur del cubrí que lo que juzgaba conducta intolerapeligro Descartaba el goce de contravenir las ble, lo que desde el primer momento me proordenanzas, las normas, las reglas. Ese goce porcionaba un delicioso sabor a droga, a conestá desapareciendo desde que el Gobierno travención, a pecado, era la más sabia, la socialista ha otorgado a los españoles la li- más prudente de las conductas. bertad suprema: hacer lo que les dé la real Aquí lo que hay que hacer- m e dije- es gana. Ayer no más que diría mi ilustre circular en sentido prohibido, drogarse en los amigo argentino Arturo Lagório, si viviera, pasajes públicos, atracar al estanquero én luque lo ignoro, entraba al salón del teatro gar de pedir rubios ligth americanos, pedirPríncipe, donde había visto por tercera vez el le justicia a los gobernantes, comprar en un apasionante drama de Basurto El candidato día los derechos pasivos de toda una vida lade Dios en el aparcamiento de la plaza del boral, para lo cual hay que ser diputado de Carmen, a un joven que, ayudado por una alguna clase, o ser aliado de Europa, pero chica, se picaba su dosis de caballo en el hacer lo que le convenga a Gófbachov. túnel sin importarle él paso de la clientela. Volví al coche descorazonado. Y a fin de ir contra la corriente, renuncié a los pinos, a la Pisaba a fondo. Pasaban los hitos cuenta- Mujer muerta a la Bola del Mundo, al si- quilómetros como fantasmas. Los faros del lencio de La Barranca y me volví por donde coche puestos a luz larga no encontraban el había venido. O sea, por la pista normal, úniansiado parpadeo asustado del auto regular, ca forma de seguir contra corriente. burgués, acollonado, que debería venir por su carril hacia la Villa y Corte. ¿Qué passa, Lorenzo LÓPEZ SANCHO tío? me dije contrariado. Voy en busca del terror, de la muerte si puede ser, y, según las crónicas de sucesos, del automovilista despreciablemente normal, y que si quieres, moMOVILAUTO ES OPEL rena. Detuve el coche en el arcén. Croaban algunas ranas, desesperadas por la sequía. Vibraba el viento, dormido en los cables de alta tensión. Saqué los prismáticos y oteé la carretera. BA yo la otra noche, de madrugada, hacia La Barranca, algo más allá de Navacerrada, para disfrutar a gusto entre pinos y riscos el fin de semana. Como es natural y está de moda conducía a toda velocidad por el carril Coruña- Madrid; p sea, el carril contrario. COMERCIAL FELS MAYORISTAS CHOCOLATES, FRUTOS SECOS Y GOLOSINAS Polígono P- 29, calle E, esquina calle A, VILLALBA TELEFONO 851 12 00 Bravo Murillo, 36 y 63. TO. 446 62 50 -i- -I O E P L