Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 ABC OPINIÓN Cuaderno de notas El recuadro MARTES 29- 12- 87 LA LEY DEL EMBUDO L 1 de enero de 1988 una mente, la del jubilado activo, gran cantidad de persoque, por supuesto, cobra como nas, entre catedráticos, juristas activo y como jubilado, sin que competentes, funcionarios de las incompatibilidades, que alta cualificación, tanto azotan a los insignes magistramédicos, se invodos... pasará a inquen para tales categrar la plantilla de sos. jubilados de la AdLa distinción enministración. Nadie tre jubilados innepone en duda su cesariamente y reexperiencia y pretenidos o recuperaparación. Pero un dos sin especiales designio ciego los razones o con macondena al ostranifiesta conculcacismo. ción del principio constitucional de la Mientras tanto, igualdad, refuerza paradójicamente, la metáfora de la no se cuestiona, al ley del embudo. menos por los partiNo está mal que se cuente dos de la oposición, la permacon los jubilados, pero siempre nencia de don Joaquín Ruizque se utilice la vía de la geGiménez como Defensor del neralidad de la ley y de la Pueblo, pese a que su jubilaigualdad de oportunidades. Y ción tenía que haberse produsi preciso resulta que por razocido hace algunos años. Otro nes de eficacia administrativa caso de insigne supervivencia se modifique la edad de jubilafrente al inexorable designio ción, hágase cuanto antes. viene dado por el ejemplo de don Antonio Hernández Gil No se entiende que se concomo presidente del Consejo trate a magistrados jubilados General del Poder Judicial. para las Salas del Tribunal SuPor lo que respecta a Ruizpremo y se excluya a otros, o Giménez, no cabe sostener que letrados del Consejo de que su gestión haya sido esEstado continúen prestando pecialmente brillante como servicios después de jubilados para detener la vigencia de la mientras en el resto de la Adnorma establecida. Incluso su ministración funcionarios de inadjunto, Alvaro Gil- Robles, lutachable ejecutoria y perfecta cha por hacerse con el cargo disponibilidad se encuentran titular. Quiere ser sucesor y con sus retribuciones mermaserlo ya. No más adjuntías. das y el ánimo decaído hasta límites cercanos a la depresión Tampoco Hernández Gil psíquica. puede blasonar de un especial acierto en el difícil cargo que Poco a poco se va configule ha tocado desempeñar. Su rando una norma: Aquí se jupermanencia frente al eclipse bilan todos, menos los amigeneral de beneméritas carregos. ras, tocadas de jubilación, reA veces, la ley del embudo cuerda el vigor de uno de los juega pasadas especialmente grandes inventos nacionales: escandalosas, demasiado pala ley del embudo. tentes como para no merecer Simultáneamente se viene el rigor de la crítica. Mientras produciendo un curioso fenóse envía a casa a personal nemo. El Consejo de Estado, funcionarial con enorme expepor ejemplo, ha vuelto a re- riencia y alta cualificación, en querir los servicios de algunos perfecto estado de salud física de sus ex letrados; entre ellos, y mental, se contrata a persolos del ex ministro franquista nas carentes de experiencia y José Luis Villar Palasí, de estudios, sin otra vocación que cuya cátedra de Derecho Adla del servicio al partido que ministrativo fue colaborador el las promociona ni otra inquieactual titular del alto organistud que la de preguntar desde mo consultivo, señor don To- el primer día por la mejora de más de la Quadra Salcedo, sus haberes. El ejemplo de la también ex ministro, sólo que organización judicial ha sido de la etapa democrática. paradigmático. Se configura así una extraña situación funcionanal: tácticaLorenzo CONTRERAS i N E I a volar que hubieran echado la imaginación de todos los humoristas que frecuentan la bodeguilla, de todos los cineastas de la mamela, de todos los novelistas reenganchados de rancho en las comparecencias de televisión, hubiera el Gobierno acertado de tal modo con la inocentada que nos ha dado a todos los españoles. Parece una inocentada sobre ruedas. A los cuatro años de que el señor Boyer comprara, a sus entonces compañeros ministros, el Opel Senator, a diez millones el pelotazo, el Gobierno decide que esos coches están ya muy viejos y muy cascados y que hay que mejorar la flota, razón por la cual se gastará cerca de mil millones en cambiar de coches a los excelentísimos señores ministros, que dispondrán cada uno de ellos de un Audi 200 Turbo blindado a veintiún millones de pesetas el pelotazo. INOCENTADA año. Te miras en la espalda en pleno mes de octubre y ves que te han puesto un monigote recortado del papel del Boletín Oficial del Estado con una ley que afecta a tu bolsillo de alguna manera. O te miras en la espalda y te ves colgada la foto del coche de los ministros, del Audi 200 Turbo. Esto sí que es el coche del año. Que del mismo modo que Larra decía que todo el año es Carnaval, todo el año es el día de los Inocentes... de los inocentes contribuyentes que tenemos que pagar el costo de esos cochecitos de Famosa que se dirigen al portal, a veintiún millones de pesetas el pelotazo. Claro que todo tiene su justificación, la justificación del gasto, que se llama en la frialdad del lenguaje administrativo. En esta España donde los políticos cambian de imagen, -Anda ya, no te lo creas, de programa, de ideología, de eso ha sido una inocentada... atuendo, de lugar de veraneo Esto es lo peor, que el Go- y hasta de señora (vulgo compañera) ¿qué de extraño hay bierno actúa como si estuviera en que cambien de coche? Y dándonos inocentadas todo el ZIGZAG Darse cuenta Se observa con agrado y no sin cierta envidia el comportamiento de los ciudadanos pertenecientes a otras naciones de Europa. Por ejemplo, en cuestiones menores tales como el gusto por el buen orden de ciertas cosas: parar el motor del automóvil cuando sobreviene un atasco, y sobre todo si el atasco se produce en el interior de un túnel. No basta con que lo digan los códigos. Convendría que los ciudadanos se hicieran, casi de modo automático, la correspondiente composición de lugar. Jardiel Poncela Durante años se le creyó muerto. Se decía que su teatro no era literario, que sólo buscaba la risa fácil. Pero sigue funcionando. Y ahí están las reposiciones: desde Eloísa está debajo de un almendro hasta Cuatro corazones con freno y marcha atrás, actualmente en cartelera. Y cuando una obra teatral sintoniza con el público, tiempo después de ser escrita, es que continúa viva. Y eso le ocurre al teatro de J a r d i e l aunque los historiadores del teatro mantengan todavía sus reservas. HOY COMIENZA LA y LIQUIDACIÓN POR FIN DE TEMPORADA DESCUENTOS DEL 30 Goya, 50 al s 4319175 BOUTIQUE ÑO. CERRAMOS AL MEDIODÍA