Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE I consejo suele ser: procurar no caer en la tentación de la inocentada. Pero allá cada uno. Me llaman de una emisora de radio para preguntarme por qué considero que la inocentada ha ido a menos, y respondo tajantemente: -Por culpa del Gobierno. ¿También de esto tiene la culpa el Gobierno? -Claro. Cuando se gobierna todo el tiempo como si cada día fuera el Día de los Inocentes, la festividad queda anulada por la costumbre... Ya casi nadie se asusta por nada, ya casi nada causa alarma. Cuando en las tertulias se habla del trance doloroso de la desaparición de algunas cosas, yo siempre digo que a mí me duele mucho que se nos vaya muriendo la capacidad de asombro. En fin, que el adivino Rappel mató a María Félix sin esperar al Día de los Inocentes. Me cuentan que en el disco que ha grabado últimamente correspondiente a las predicciones para los Aries, Rappel habla de la importancia del magnetismo de los ojos de los nacidos bajo este signo zodiacal, y así recuerda a Bette Davis, a Marión Brando, a Charlie Chapiin... y a María Félix, de la que habla en pasado del magnetismo que tuvo Bien es verdad que María, La divina no es precisamente una jovenete, pero tengo entendido que aún aparece en las fiestas radiante y deslumbrante y que habla de serios proyectos profesionales, tanto teatrales como cinematográficos. Está viva, aunque no se ría. ¿Y por qué no se ríe? -Como algunas antiguas divas, está absolutamente convencida de reírse produce inevitablemente numerosas arrugas faciales. ¿Y qué hace cuando le cuentan algo muy gracioso? -Reírse por dentro. Uno, que se ríe tanto por fuera, no tiene conocimiento de un mayor sacrificio en pro de la belleza. El caso es que, aun condenada a la seriedad más absoluta, María Félix vive. Le deseo de todo corazón a Rappel que no le caiga encima una demanda como la que una editora ha recibido de Imperio Argentina. Ya saben, la editora publicó hace años, creo que en el 64, un libro diciendo que Imperio estaba muerta, y ahora la actriz y cantante les pide una indemnización de diez millones de dólares por considerar que si ellos la mataron en el 64, ¿quién demonios ta iba a llamar para trabajar? M Julio Iglesias: Año Nuevo, cara nueva ¿Y cree usted que ganará el pleito nuestra Imperio? -Seguramente. Allí son muy serios con estas cosas. Puede que no le den tanto dinero como el que solicita, pero... Doroteo López Royo, su abogado, está convencido de que algo caerá, aunque sea una pedrea, y lo digo así porque estas son también fechas en las que se habla mucho de loterías. Ha sorprendido mucho las declaraciones del ministro Carlos Solchaga: ¿Qué ha dicho esta vez? -Que nunca juega a la lotería. Claro, ¿para qué ha de hacerlo si ya le tocó el gordo cuando le nombraron ministro? A la lotería sólo juegan los pobres, los medios pobres y algunos ricos exóticos que se acuerdan de cuando eran pobres o medio pobres. Pepe Rubio, que es uno de los actores un poco ricos del país, ha jugado y no le ha tocado más que un reintegro, pero está muy contento porque va mucho mejor de lo suyo. ¿Qué le pasa? En el disco que ha grabado recientemente el adivino y futurólogo Rappel habla, entre otras cosas, del magnetismo que tienen en los ojos los nacidos bajo el signo zodiacal Aries. La cantante Imperio Argentina pide una indemnización de diez millones de dólares a una editora que publicó un libro hace años en el que aparecía su nombre como fallecida -Que se operó no hace mucho de unos pólipos de colon. Le aconsejé que lo dejara para el 92, para hacerle en plan conmemoración y tal, pero no me hizo caso, y en dos horas y media de intervención quirúrgica, efectuada por el doctor Carlos Rodríguez Requena, le extirparon dos palmos de intestino, que ya es extirpar. Ahora, el cómico convalece en casa de unos familiares, en Barcelona: -Oye, he perdido ocho kilos... -m e dice desde allí. -Sí, ya sé que no hay nada como operarse para adelgazar. Me sigue jurando por las cinco puñaladas que le dieron hace años cerca del hígado (tiene ahora Pepe una estampa de traje de baño digna de un torero) que se casa el año que viene, que está locamente enamorado de su novia, que en cuanto ella arregle los papeles pasan por la vicaría o por el Juzgado, que... La verdad, hablando sensatamente, yo no sé si ahora él le va a gustar a ella con dos palmos menos de intestino. Ahí puede pasar de todo. Hablando de operaciones: me llama una buena amiga y me dice que una buena amiga de ella que acaba de venir de Boston (hay gente que viene de Boston, sí) le ha dicho que ha leído en los periódicos de allá que Julio Iglesias se ha operado. ¿De qué? -D e qué va a ser: de la carita. Se ha dicho, año nuevo, cara nueva. Que se ha pegado un estirón, vamos. No, no es inocentada. Yo no gasto de eso. Efectivamente, Julio arrastraba las consecuencias de una muy mala operación que le hicieron en el rostro: el cirujano plástico erró y las peores secuelas quedaron cerca de los ojos, de ahí que Julio apareciera con gafas oscuras con más frecuencia de lo normal, por culpa de los ojos achinados que le habían quedado, como si se tratara de un contagio tardío. El caso es que se tenía que volver a operar. Eso estaba claro y sus más íntimos lo sabían. No tiene nada de extraño que haya sido ahora y en los Estados Unidos, y que los periódicos de por allí se hagan eco del aggionarmento facial, del lifting o del estirón, como ustedes gusten. Aunque los finos ya empiezan a hablar ahora de cirugía rectificadora ¿Y qué dice usted que le han rectificado? -La cosa de los ojos, más que nada. Pues a mí lo de rectificar me suena a motor, pero, en fin... AMjLIBIA LUNES 28- 12- 87 ABC 101