Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
56 A B C CAMPEÓN LUNES 28- 12- 87 Iñaqui Pérürena: Todo en lavida tiene un límite, y el mío ya anda cerca El día 30, intento de plusmarca con la piedra de 305 kilos Leiza (Navarra) Arriarte A Leiza le faltaba un mito similar a Rolando, el aguerrido caballero de Carlomagno, a quien emparentaron atrevidos historiadores como sobrino del emperador francés, para destacar el gran fracaso galo en la batalla de Roncesvalles. Y Perurena, Iñaqui Perurena, le ha puesto la guinda ai navarro pueblo papelero y pirenaico, de pelotaris famosos, como los hermanos Bengoechea, y aizkolaris de tronío, como es el casó de Mendizábal. Por estas latitudes Gayarre inundó de mú- vascos, y pese a la oposición familiar, cosica y voz todos los valles, pero seguía ha- mencé con catorce o quince años las primeciendo falta el hombre capaz de aunar cere- ras alzadas. Recobré el trato con los amigos bro y fuerza que diese a su tierra el valor si- y gracias al deporte recuperé la alegría de milar de un hermoso hongo a) roble, y este cualquier joven, divirtiéndome y trabajando. sanóte hombretón de cara aniñada, coloradoFui un chico robusto, mofletudo, gordote, verte como un bebé- anuncio, que es Iñaqui Pe- gonzoso... convirtiéndonrre en introvertido, rurena, plantó la marca mundial de 304 kilos pero feliz con mis cosas. Luego to superé y levantados en piedra, inscrita ya en el suma y ahora soy más abierto, aunque algo tímido. sigue del Guinnes El próximo día 30 ese- Aunque no le guste hablar de ello, debe récord puede ser historia, pues intentará le- necesitarse buen apetito para mantener su vantar en el velódromo de Anoeta una mole humanidad... de 305 kilos. -Me agrada la buena mesa, pero no soy Hay dos cosas en las que no le gusta pro- un comilón. Me pongo negro cuando me prefundizar a Perurena: su niñez y sus hábitos guntan por lo de las comidas. Tengo treinta y gastronómicos. Hablar de eso es ponerle a la un años y estoy en un buen momento físico defensiva, y dice: Ahí vamos mal. No saldrá gracias al autocontrol contra los excesos. un buen reportaje Sólo bebo agua y zumos con proteínas. -Iñaqui, la gente es curiosa y le gusta conocer esos detalles, no sólo los deportivos. Cuerpo y poesía- Sí, lo admito, pero no iremos bien... Ante la insistencia, entiende. Es de reaccio- Entonces, también tendrá eliminadas las nes rápidas e inteligente. Por ello, comienza diversiones. su historia por el niño que fue... -Bueno, recuperé a los amigos y conside- -Era mal estudiante... y muy mío. ro que los tengo muy buenos, pero apenas- Algún motivo tendría. dispongo de tiempo para estar con ellos, al- Aunque sean pequeños, efectivamente, tener el día muy ocupado entre la carnicería, siempre existen motivos. El más importante la granja, dar de comer a los animales y enfue la muerte de mi abuelo Ignacio, cuando trenarme a diario. Para dar una idea de mis sólo había cumplido yo diez años. El era mi ocupaciones, diré que me levanto a las seis amigo, el mejor de todos. Su fallecimiento de la mañana y que los quehaceres son numarcó mi vida durante cuatro o cinco años. merosos hasta las diez de la noche, haciénEra feliz a mi manera, sin acercarme a los dome falta esas ocho horas de descanso. chavales y repudiando las lecciones sobre los Durante todo el día, si voy a un bar, será griegos y cosas así. Viendo a mi madre tra- para tomar un café después de cenar, no bajando en el campo y sintiéndome capacita- para otra cosa. do para realizar esa labor. Entonces ya tenía- ¿Ni siquiera para jugar una partidita de claro que quería ser levantador de piedras. cartas? Lo llevaba dentro. No había visto una compe- -Ni siquiera eso. No sé jugar a cartas. tición de ésas ni siquiera en fotografía, pero- ¿Será ése el secreto de Perurena? mi abuelo me había hablado de los deportes- Creo que habrá mucha gente parecida a Iñaqui Perurena es realista y considera que su límite está próximo, aunque sigue batiendo plusmarcas mundiales con frecuencia mí en eso. El verdadero secreto es cuidarte y ser serio en los entrenamientos, manteniendo una línea sin saltártela un día, pese a que aprecio muchas cosas de nuestra gastronomía. Al cuerpo hay que darle aquello que le haga bien; y si te gustan las proteínas concentradas, batidos, zumos, leche y vitaminas, mucho mejor. Iñaqui Perurena no arranca sólo fuerza a sus músculos. También arranca de su alma la poesía que lleva dentro e incluso ha publicado un libro: Todos somos un poco poetas- d i c e- y si me pregunta por ese libro, sólo puedo decir que está basado en esos pequeños detalles de apuntar las cosas que haces y que vives En su mente no cabe el pensamiento de una lesión: Si lo hiciera, no podría levantar piedras Realmente, el techo de alzadas que le lleven a la plusmarca definitiva no debe estar muy lejos. Así lo ven los aficionados, y le trasladamos ese sentir. Su respuesta es rápida: Todo en la vida tiene un límite, y el mío ya anda bastante cerca Perurena quiere aprovechar ia buena racha física en este mes de diciembre, con la intención de levantar la mole de 305 kilos. Rolando le falló a Carlomagno en el Pirineo navarro, y de sangre de esas tierras es el emperador de las piedras, que a buen seguro conquistará el clamor general en Anoeta el próximo día 30, despidiendo así el año con una nueva plusmarca mundial. El libro Guinnes de los récords, con Perurena, debe de estar lleno de tachones. El hombre que nunca fue al médico Ignacio Perurena Garciarena nació en Leiza (Navarra) el 21 de septiembre de 1956. Pesa 127 kilos y mide 1 82 metros. Está casado con Maite y tienen tres hijos: Maitechu, de, cinco años; Ignacio, de tres, y Javier, de once meses. Su profesión es la de carnicero, en Leiza, con la correspondiente dedicación a la ganadería. Uno de sus recuerdos más gratos es éste: Me. acuerdo especialmente de: una pequeña fiesta que para mí fue la más grande del mundo con motivo de la Primera- Comunión. Una vecina, Cecilia, hizo la víspera una tarta, me- dejó que metiera el dedo y lo chupé También conserva un anecdótico recuerdo de los Reyes Magos: Los conocí muy pronto, al descubrir que los caballos eran de unos vecinos. De todos modos, pocos juguetes tuve yo, hasta el punto de no recordar alguno de forma especial. Creo que dejé de ser niño desde muy pequeño Tiene la plusmarca mundial con la piedra cúbica de 304 kilos a dos. manos. También es- campeón del mundo con la. de 250 kilos a una mano. En Madrid no levantó la piedra, de 303 kilos, pero asegura que la culpable fue la tarima, por moverse En. cuanto, a las veces que falló en los intentos de alzada con la piedra, dice que pocas veces ocurrió algo de eso Los éxitos en las alzadas con piedras comenzaron a los diecisiete años, cuando levantó la de 188 kilos. La progresión fue luego ésta: a los diecinueve años, levantó la de 200, con 20 250 kilos, 22 263 kilos, 23270 kilos, y 25275 kilos. Luego, cinco kilos más por año sucesivamente, hasta ahora, cuando, con treinta y un años, ha levantado en Leiza 3047: Nunca ha ido al médico, pero reconoce que es importante hacerse un chequeo; y como de aquí en adelante sus éxitos dependerán de su estado físico y de su salud, ha prometido visitar al galeno próximamente para un reconocimiento. Nunca le han propuesto hacer una película estilo Supermán, pero tampoco me gustaría hacer cine de ése; en todo caso, una película a la que le viese un sentido: por ejemplo, la forma de ver la vida que yo tengo, reflejando así la vida real de un vasco que ama el deporte, sus costumbres, su raza: si se quiere, adornada con cosas de película, siempre y cuando se ajustaran a la realidad de lo que es mi vida Sus otros deportes favoritos son el atletismo y la pelota, aunque asegura que le gustan todos.