Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 28- 12- 87- INTERNACIONAL -ABC, póg. 23 Atacado el Consulado soviético en la ciudad iraní de Ispahan Teherán. Afp, Ap, Dpa, Efe El Consulado soviético de Ispahan, en el centro de Irán, fue atacado ayer por un grupo de manifestantes afganos, que protestaban por la intervención soviética en su país, de la que su cumplía el octavo aniversario. La fuerzas de seguridad iraníes disolvieron a los manifestantes, entre los que se produjeron heridos. La radio iraní dio cuenta de que en Teherán se celebró una gran manifestación de varios miles de refugiados y mudjahedines afganos, que pidieron la retirada sin condiciones de las fuerzas de ocupación y la continuación de la lucha hasta el establecimiento de un Gobierno islámico en Afganistán La emisora indicó que tomaron parte en la manifestación varias organizaciones de la resistencia afgana, tanto chiíes como sunníes. De Bonn a Tokio, de París a Londres, en todo el mundo libre se sucedieron ayer actos de condena a la ocupación de las tropas soviéticas en Afganistán. He aquí algunos ejemplos: RFÁ. El ministro de Asuntos Exteriores de la RFA. Hans Dietrich Genscher, pidió ayer una solución política del conflicto soviético- afgano y la creación de un Afganistán neutral, independiente y libre de fuerzas de ocupación. El Gobierno federal espera que la URSS, en el marco de su nueva política, dé los primeros pasos en esta dirección. Gran Bretaña. El ministro británico de Asuntos Exteriores, Geoffrey Howe, pidió ayer la retirada de las tropas de Moscú y dijo que la URSS debería permitir la formación de un Gobierno realmente independiente. Japón. En un comunicado oficial, el Ministerio de Asuntos Exteriores japonés pedía ayer la salida de las tropas soviéticas de Afganistán y la independencia política del país. En el comunicado también se recuerda la necesidad de que puedan volver a su patria mas de cinco millones de exiliados afganos, así como el derecho a la autodeterminación del pueblo. Francia. Tres hombres y una mujer se lanzaron ayer por la tarde en paracaídas sobre París en un acto organizado por el Comité de Solidaridad con Afganistán y el Comité de Solidaridad con AJain Guillo, periodista francés detenido en Kabul. La actual ofensiva de Jost puede convertir Afganistán en un Vietnam para la URSS Fuerte temor a que la guerrilla implante un centro político Moscú. Alberto Sotillo En el octavo aniversario de su entrada en Afganistán, el Ejército soviético se encuentra comprometido en la que se considera la acción militar de mayor envergadura de toda la guerra, duEstos aparatos realizan lo que se llaman bombardeos ciegos a gran altura para que no puedan ser alcanzados por los misiles de. la guerrilla. Moscú también ha enviado carros de combate que se abren paso muy lentamente a través de un camino minado y unidades de élite que intentan combatir a la guerri- Ha en su propio terreno. Tal despliegue, efectuado por la URSS después de haber insistido en su disposición para abandonar Afganistán, es explicado por medios occidentales por el interés soviético en ganar una posición de privilegio para el frágil Gobierno prosoviético de Kabul, antes de enfrentarse a la decisión de marcharse definitivamente de la guerra. El líder afgano, Najibullah, había dado a entender en más de una ocasión su temor a que tras la caída de Jost- y con ella, de toda la provincia fronteriza de Paktia- la ciudad pasará a convertirse en centro político- territorial para la guerrilla. Una posición que incrementaría los temores de los miembros del partido rante la que cuarenta mil soldados soviéticos y afganos intentan romper el cerco puesto por la guerrilla a la ciudad de Jost, cerca de la frontera de Pakistán. Una ofensiva para la que la URSS ha enviado muchos aviones de combate. Sin embargo, a pesar del gran esfuerzo militar soviético, la ruptura del cerco de Jost se encuentra bastante lejos de ser un paseo para las fuerzas sovietoafgánas. Veteranos observadores occidentales en Moscú recuerdan que el sitio de Jost fue uno de los detonantes para que se produjera la invasión soviética de Afganistán. Ocho años después, la situación no parece haber mejorado mucho. El camino hacia Jost es lento y difícil según reconoció el mismo diario Pravda Lo que no deja de sorprender a los observadores occidentales es el parecido seguido entre el curso de la guerra de Vietnam y los actuales acontecimientos militares en Afganistán, donde- p a r a mayor semejanza- la URSS parece haber emprendido una huida hacia adelante con la ilusión de poner a la guerrilla en una posición crítica antes de decidirse a retirar sus tropas. Por lo pronto con la ofensiva ha venido también un extraordinario recrudecimiento de una guerra interminable, en un país radicalizado por el conflicto y que- a diferencia de Vietnam con respecto a Estados Unidos- no se halla en un lugar más o menos remoto, sino en la misma frontera soviética, donde, según analistas occidentales, seria muy difícil que Moscú pudiera consentir la implantación de un régimen hostil hacia la URSS. Los medios soviéticos ya sé encargaron de insinuar a la misma población soviética que esta ofensiva sería dura y cara en vidas humanas. Pero tras una primera y sorprendente crónica de la televisión filmada en el fuego del combate, seguida de otra no menos inusual en la que se entrevistó a un grupo de soldados soviéticos, los medios oficiales de la URSS han cambiado el tono y han pasado a acusar reiteradamente a supuestos agentes norteamericanos, franceses, británicos, paquistaníes, (árabes, alemanes e italianos de ayudar a la guerrilla en la preparación de acciones terroristas en tanto tiene lugar la ofensivaWJost. Najibullah prosoviético afgano a que tras la retirada de sus protectores armados pudiera producirse un baño de sangre en el que ellos serían las principales víctimas, miedo tanto más acentuado por el escaso interés mostrado por la guerrilla para negociar con el que consideran el gobierno títere de Kabul. Los miyaidines detienen a las fuerzas soviéticas en su avance La guerrilla ha recibido nuevos refuerzos Islamabad. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter, Upi Tropas- afgano soviéticas que tratan de llegar a la sitiada guarnición de Jost, en la provincia de Paktia, cerca de la frontera con Pakistán, fueron bloqueadas en Mirajan, donde se están librando violentos combates, según señalan fuentes de las resistencia. Según estas fuentes, las fuersesenta kilómetros de la ciudad de Jost. zas conjuntas soviético- afganas Los combates son muy duque partieron hace unas tres seros indicó ayer en Peshawar manas para tratar de romper el (noroeste de Pakistán) un rescerco al que los guerrilleros afponsable de la alianza de los ganos someten a la guarnición mujaidines. El citado portavoz de Jost, han sufrido fuertes pérañadió que los mujaidines hadidas en hombres y material. bían recibido refuerzos y que se Lá ofensiva soviético- afgana mantenían con firmeza en sus contra el sitio de los mujaidines posiciones. es la mayor operación lanzada desde la invasión soviéticoA juicio de la resistencia, los afgana a Afganistán, que ayer mujaidines han resistido con éxicumplió su octavo aniversario. to los ataques soviéticos. de los últimos días y todo indica que Según fuentes de- la resistencia, (a columna soviético- afgana; las tropas progubernamentales no conseguirán romper el sitió fue detenida en Mirajan, en el tede Jost rritorio de la- tribu Zadran; a unos