Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V Certamen Caja Postal Caja Postal Paseo de Recoletos, 5 Hasta el 13 de enero Tatiana Thiolat Galería Ouirós Serrano, 77 Hasta el 15 de enero De 30.000 a 150.000 pesetas la fantasía. Erase una vez en Belén titula Tatiana sus pinturas de Oriente, pintadas con la fiebre de una revelación, de una inspiración que totaliza en una imagen única verdes, amarillos, azules y rojos (los pares contrarios) quizá porque la contradicción es prerrogativa del espíritu y porque el espíritu sensible y delicado de la pintora puede enfrentarse a lo imposible con el valor de aquellos feroces innovadores de principios de siglo, tan sencillos en el fondo. H Pescadería de Pedro Borrón Morato, primer premio L AS convocatorias de premios de pintura atraen, normalmente, una avalancha de obras que no siempre alcanzan el nivel que los organizadores desearían siempre muy elevado. Otra cosa es el resultado del conjunto que se expone al público, conjunto seleccionado por un Comité de admisión y que posee, cuando se juzga con rigor, una categoría indudable. Este es el caso de las veinticinco obras que optaron al V Certamen de Pintura Caja Postal, cristalizadas en una interesante exposición, en la que están representadas la mayor parte de las tendencias y caminos por los que discurre hoy la juventud. En este conjunto fue galardonado con el primer premio Pedro Berrón Morato, por una naturaleza muerta expresionista y muy valiente de color, y obtuvieron accésit Mariano de Blas Ortega, pintor de gran personalidad y profesor de la Facultad de Belfas Artes; Miguel A. Bergara, por un cuadro matérico de gamas delicadas, y Juan Soler Rebassa, por un Estanque muy bien compuesto y pintado. No sería justo silenciar los nombres de Pilar Aladren Abajo, Jesús Alonso Alonso, María Paz Alonso Cantalapiedra, Alfredo Alvarez Plagaro, Antonio García García, Francisco García Vizaira, Blanca Escudero Garrió, Luis Javier Gaya Soler, Lázaro Hernández Becerro, Ángel Hurtado de Mendoza, Marta Larrañaga Azaldegui, Emilio Laut Gutiérrez, Juan López Barrete, Marina Núñez Jiménez, Javier Pamplona Lleó, Juan Antonio Quirós Rodríguez, Ángel Revuelta García, Rafael Rollón Casillas, Luis Ruiz del Árbol, Francisco Javier Serna- Avendaño y Rubén Darío Velázquez. Ellos representan los ideales plásticos de los nuevos artistas (la media de edad de este grupo es de treinta años) divididos entre la abstracción, el expresionismo, el realismo poético, la geometría y otros ismos La exposición, itinerante, recorrerá a partir de enero seis capitales españolas. AY dos características constantes en la pintura de Tatiana: el color y las calidades obtenidas al manipular los materiales. Estas características se mantienen a lo largo de su labor, al margen del tema, el formato o el soporte, pues ella utiliza sus mezclas y logra sus matices sobre el lienzo, la tabla o el papel, indistintamente. La exposición que ahora presenta, en la que abundan sobre todo estampas de Tierra Santa alusivas a Belén (aunque también se incluyen flores, paisajes y composi ciones diversas) parecía poco propicia a los contrastes de la suave paleta de Tatiana, pero la sensibilidad de esta pintora sabe hallar tonos de una gran riqueza cromática, incluso en las áridas tierras de Jerusalén, y el blanco colabora, con sus breves apariciones, a lograr el clima antiguo y mágico de estas escenas bíblicas, que son un canto a la humildad y una puerta a Pintura de Tatiana López Berrón Galería Infantas Infantas, 19 Hasta el 9 de enero De 65.000 a 500.000 pesetas E Latmos III de Bergara, y En el estanque de Soler UGENIO López Berrón es, Claro que López Berrón no se limiademás de un excelente ta ni pretende hacer crónicas, sino paisajista urbano (y quizá pintura. Pintura bien hecha, sentipor ello) un cronista de nuestro da, trabajada con pequeños toques tiempo, pues su figuración (no foto- vibrantes, con tonos nacarados, gráfica) sabe captar los ambientes suaves, que muestran preferencia ciudadanos con un verismo y una hacia los ambientes húmedos del sutileza poco comunes. La ciudad, asfalto bajo la lluvia, bajo la nieve, el pueblo, el campo, sufren cam- bajo la niebla. O bajo la bruma porbios perceptibles al paso del tiem- tuaria. Es la atmósfera húmeda po, porque el paisaje es algo vivo y uno de los grandes aciertos del mutable; pero es necesaria la mira- pintor y contribuye, sin duda, al clida lúcida de un pintor para apreciar ma melancólico y poético de sus esos cambios, para registrar en el calles y plazas. El Madrid de López lienzo el crecimiento de las arqui- Berrón es siempre grato. tecturas, la renovación del pavimento, el color de los cielos (ahoJavier RUBIO ra, en Madrid, tan oscurecidos) la diferente geometría de los surcos en la tierra, de la línea del horizonte, de la costa, que de- saparece bajo hileras de rascacielos. Deci 1 ¿f mos que es un cronista porque nada se le escapa y deja, para generaciones futuras, un recordatorio de imágenes que (a veces) llenan de nostalgia al contemplador. El Madrid de López Berrón iíiM L íí HO ABC JUFVES 24- Í 2- 87