Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
667 A B C LA NAVIDAD EN EL MUNDO JUEVES 24- 12- 87 Resuenen con alegría los cánticos Sevilla se cubre de belenes llenos de poesía y de arte Sevilla. José Joaquín León La Navidad se celebra en Sevilla de forma similar a la de otras ciudades andaluzas y españolas. Las calles del casco antiguo, así como las de Remedios, Triana, Nervión o Cerro del Águila, tienen iluminación especial. Quizá revistan cierta singularidad los coros de campañilleros, procedentes en su mayoría de las poblaciones del Aljarafe, que cantan villancicos y temas navideños por las calles en recitales organizados. Sevilla debe ser una de las ciudades españolas donde se instalan más nacimientos, costumbre que la Asociación de Belenistas, las cofradías y otras entidades religiosas potencian, por su mayor sentido cristiano que los arbolitos navideños. Estos días pueden visitarse numerosos nacimientos abiertos al público, algunos de ellos con figuras antiguas, como el de la Hermandad del Silencio, realizado con tallas de la escuela de Salzillo. También la Caja de Ahorros San Bernardo o el Monte de Piedad instalan belenes, que son visitados por niños y mayores. Las misas del gallo tienen una especial solemnidad en Sevilla. La de la catedral cuenta con un espléndido ceremonial, con interpretaciones en su gran órgano barroco y cantos en gregoriano por e! coro. También son destacables los de los conventos de clausura sevillanos, como Santa Inés, Santa Clara o San Clemente. En este último, la comunidad de monjas cistercienses entona cantos gregorianos. En el aspecto gastronómico, la principal aportación sevillana a la Navidad son los dulces. Todas las iglesias de Onteniente (Valencia) anunciarán en estas Navidades: Hoy brilla entre nosotros la luz, porque nos ha nacido el Señor. Santa María, San José, San Miguel, San Rafael, San Carlos y la Ermita juntarán sus voces este año porque nos ha nacido el Señor. Dios está aquí cada Navidad De esta forma se celebrará el feliz día en esta localidad valenciana, en la que se piensa montar un concierto de percusión por Lorenzo Barber, y en un momento dado entrará con su tañir el bronce de las campanas para sumarse a ese feliz encuentro con ese niño, que es perfecto Dios y perfecto hombre. También en Rocafort (Valencia) se celebrará la Navidad. Aquí muchos quieren ver al Niño, amor En Valencia abundan las escenificaciones de Navidad Valencia. Federico Moreno nuestro en la cuna, en un belén escenificado en el que participa todo el pueblo. En Valencia, las calles y las plazas se engalanan y todo se ilumina y las familias se congregan en las mesas para celebrar este acontecimiento. Mientras en las calles los belenes están de moda, numerosas fallas montan sus nacimientos en los clásicos Casáis El pocito de San Vicente es recorrido obligado de familias para admirar el precioso belén en movimiento que todos los años se monta. Especial relieve tiene la celebración en dos templos valencianos, el Real Colegio del Patriarca, fundado por San Juan de Ribera en 1583, en donde tiene lugar una misa del gallo en la que actúa el orfeón universitario. Las presas visten de gala la cárcel de Yeserías Madrid. Santiago Martín- i. Cristo quiere nacer en todos los rincones de la tierra y para todos los hombres. Por eso, en la cárcel madrileña de Yeserías, las presas han organizado también su Navidad. Todo el centro ha sido adornado por las internas con dibujos, posters felicitaciones y estrellas navideñas. En cada dormitorio hay un belén, hechos unos con tela, otros con palillos y otros de cerámica. Esta tarde, a partir de las cinco, una procesión recorrerá las salas del edificio cantando villancicos. A las seis y media se reunirán en la capilla, que va a ser inaugurada hoy con la presencia del vicario episcopal Joaquín López Andújar. La celebración comenzará con varias representaciones de escenas evangélicas, desde la Anunciación a a Natividad. San José y la Virgen estarán representados por dos presas; el Niño será un auténtico niño, nijo de una reclusa y nacido en la orisión, al que han puesto por nomore Jesús. Después, en el ofertorio, recordando que a Belén fueron a adorar al Niño los magos que representacan a todos los pueblos, varios gruDGS, representando las distintas nadonalidades existentes entre las reclusas, llevarán sus regalos ante el altar. Centroeuropeas, iberoamericanas, norteafricanas, nigerianas y tres grupos de españolas, uno de ellos de gitanas, vestidos con trajes típicos, cantarán villancicos en sus propios idiomas. ante el pequeño Jesús que simboliza aquel otro Jesús nacido en Belén. Pastorets y pesebres para honrar al Niño en Cataluña Barcelona. A. Pérez Acaso sean los pastorets los pesebres vivents y la feria de Santa Lucía las tres tradiciones más significativas de las Navidades catalanas, que apenas difieren de las del resto de España, salvo en el hecho de constituir otra peculiar tríada iniciándose la celebración la misma tarde del día de Nochebuena. Precisamente en Nochebuena, y como prólogo a la misa del gallo, nació en el siglo Xifi ¡a ceremonia dramático- popular de ios pastorets conjunto de estampas escénicas siempre girando sn torno al mismo tema: la divertida lucha de dos pastoreaos contra el demonio, quien por todos los medios trata de evitar que lleguen a Belén para adorar al recién nacido. Por prohibición eclesiástica, -os pastorets hubieron de pasar en sí siglo XIX al escenario de teatros y calles hasta que, tras la revolución de septiembre, se autorizaron de nuevo, requiriendo el servicie de pumas como las de Mossen Cinto verdaguer- l a más aJta- o la de Josep María Folch y Torres- i a rr- ás popular- Similar antigüedad y aceptación poseen los pesebres de tan explícito nombra, emparentados a las celebérrimas pasiones de Oiesa y Esparrague? actualmente más de 20 localidades catalanas- d e Amer a Viíadesans- cuentan con estos monurnenta ¡és retablos en los que sueisn temar parte infinitud de vecinos. Por último- pero no en último lugar- la hermosa fsHa de Santa Lucía, que desde s- 13 hasta el 24 de diciembre exüsrrie su manto. Los pueblos de Castilla ofrecen corderos a Jesús Valladolid. José Jesús Arroyo Las celebraciones de la Navidad en Castilla y León adquieren diversas especialidades, de entre las que destacan las denominadas corderada o pastorada según los lugares. Se trata de ritos religiosos que, a través de la tradición y el folclore, entronca lo pagano con lo cristiano en una simbiosis especial de civilizaciones y creencias. De las pastoradas casteHano- leonesas, una de las más rancias y a la vez mejor conservada es la de la villa vallisoletana de Castroponce, al norte de la provincia y en franco peligro de desaparición, salvo que las autoridades locales, civiles o religiosas, realicen un postrer esfuerzo que evite su pérdida. Los pueblos de Castilla, ganaderos de siempre, han sentido la necesidad de realizar su ofrenda de corderos al Salvador. Y son jóvenes corderos, lechazos, lo que se oferta en Castroponce al Dios Niño en homenaje por la salvación de! género humano. Son los pastores del lugar quienes realizan la ofrenda, pero todo el pueblo participa con sus cánticos y coplas. 5