Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 24- 12- 87 LA NAVIDAD EN EL MUNDO A B C 65 ación para olvidar viejos rencores Navidad en Chile: Ansia de una paz que no llega Como país tradicionalmente católico, siempre se celebró la Navidad venerando la figura del Niño Jesús en el pesebre, costumbre que se mantuvo hasta la segunda guerra mundial, en que, por la influencia americana creciente, se introdujo la figura de Santa Claus. De tal manera, que ahora la fiesta de Pascua gira mucho en torno al árbol de Navidad y al trineo lleno de obsequios para los niños. No obstante, los chilenos mantienen la tradición de la cena familiar Los alemanes nohan perdido sus tradiciones Bonn. Carlos Bribián gar por igual en los hogares alemanes de católicos y protestantes. Es el momento más entrañable de la Navidad alemana. En la Nochebuena, y cuando afuera ya se ha hecho la oscuridad, tintinea agitada por mamá una campanilla: todos los miembros de la familia acuden a su llamada al salón o cuarto de estar. Han sido apagadas todas las luces y son las Hamas de las velitas del árbol de Navidad, muy engalanado, las que iluminan la estancia. Es entonces cuando la familia toda, en no pocas ocasiones asidas las manos unos a otros, entona a media voz un villancico de letra profundamente religiosa. Nunca como en ese momento, salvo en la tragedia, está el alemán tan próximo a Dios. Luego se intercambian los regalos navideños que, se supone, ha depositado bajo el abeto o el pino el christkind el niño cristiano como en Alemania llaman al Niño Jesús. Si las tres tradiciones siguen vigentes en el país desde tiempo inmemorial, algo ha cambiado, sin embargo, en las celebraciones religiosas. La tradicional Misa del Gallo ya sólo tiene lugar en contados templos, generalmente en la catedral o en ciudades muy importantes. Las parroquias, adaptándose a los tiempos, han desistido de la Misa del Gallo. En su lugar celebran un oficio para la chiquillería cuando la tarde se hace noche. Otra segunda misa, para los jóvenes, se celebra a las siete de la tarde, y una tercera y última, a las diez de la noche, hora en la que se supone que hasta para los ancianos no es demasiado tardía. Los templos, en las tres oportunidades, están llenos a rebosar. Hay que acudir a ellos mucho antes de la hora si no quiere uno pasarse toda la misa sobre los pies. También son muy típicos, especialmente en Colonia y en la zona del Rhin, pintorescos mercadillos navideños que vendedores ocasionales instalan en las calles y en los que se ofrecen a los curiosos e interesados paseantes productos de artesanía, hechos con madera o con hojas de acebo, y dulces típicos que se colgarán después de tos árboles navideños en los hogares, junto a los regalos de Papá Noel. Santiago de Chile. M. A. Bulnes Tienen por costumbre, pueblos, con intercambio de regalos y la asistencia a la misa de Nochebuena ciudades y gentes alemanas, estre- Misa del Gallo- que se celebra nar con el Adviento el tiempo de en la mayoría de los templos católi- Navidad Signo, exterior de la larga cos del país. En la catedral de San- celebración: las cadenas de muértiago, el día 25 de diciembre, el ar- dago que engalanan las calles, de zobispo preside una misa solemne, balcón a balcón o ventana a ventaseguida con gran devoción por la na. Signo interior: corona vegetal, feligresía católica. Es habitual en- círculo a cuatro velas, que se van contrar en los hogares chilenos en encendiendo por vez primera cada estos días el pesebre que represen- domingo de Adviento. El sentido religioso de la doble ta el nacimiento de Jesús, guirnaldas navideñas y hermosos adornos tradición alcanza su plenitud con una tercera costumbre, que tiene luen los pinos de Pascua. r