Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 ABC LA NAVIDAD EN EL MUNDO JUEVES 24- 12- 87 Todos los pueblos acogen con alegría Argentina: Una Nochebuena con calor y en vacaciones A pesar de que las fiestas navideñas coinciden en la Argentina con el comienzo de los agobiantes calores estivales, la tradición impuesta por la mayoritaria inmigración española e italiana perdura casi inmutable en las costumbres religiosas y familiares de estas fechas. Argentina, país netamente católico pese a contar con una fuerte presencia de otros cultos (aquí reside la mayor colectividad judía después de la de Nueva York) vive la Navidad en forma muy similar a como ocurre en España. La familia se reúne en Nochebuena para recordar los países de origen de los padres y abuelos con la ayuda de una abundante gastronomía de importación. Si el calor no lo impide, se asiste a la tradicional Misa del Gallo, para luego seguir la celebración junto a parientes y amigos. La televisión suele transmitir la misa de Navidad desde Roma, así como las presentaciones de algunos grupos corales locales a base de villancicos y demás repertorio ad hoc Sin embargo, papá Noel ha arrebatado buena parte del protagonismo a los Reyes Magos, posiblemente por Buenos Aires. J. A. Vara una cuestión de calendario. Aunque el 6 de enero es feriado la mayor parte de la población se ha lanzado ya algunos días antes a la incontenible diáspora vacaciónal. Pesebre y árbol recuerdan en el Vaticano la Navidad Las Navidades en el Vaticano tienen un sabor especial. Un monumental pesebre y un enorme árbol de Navidad de 28 metros de altura dan tono navideño a la plaza de C. Vaticano. Miguel Castellví San Pedro, este escaparate de la Santa Sede. También un artístico belén colocado en el interior de la basílica recuerda a los fieles estas fechas. El mismo Papa en sus apartamentos tiene dos pesebres, uno en su capilla privada y otro en el pasillo junto al comedor. Por otra parte, la venida de Jesús a la Tierra se celebra con gran solemnidad por medio de ceremonias litúrgicas, como la Misa del Gallo en la basílica de San Pedro y el Mensaje Pascual y la bedición urbi et orbe del día 25. Pero el Papa tendrá también tiempo para algo excepcional: compartir la mesa con los pobres de Roma. Es posible, que como en otras Navidades, Juan Pablo II vaya unos días a Castelgandolfo entre el 26 de diciembre y el 30. Sin embargo este punto todavía no está confirmado y dependerá del trabajo que tenga. El miércoles 30 estará de vuelta para participar en la audiencia y para recibir en San Pedro a los jóvenes. La mayoría de los cardenales de la Curia romana pasan estas fiestas participando en las ceremonias pontificias. La patria de San Francisco sigue instalando el belén Las tradiciones navideñas más vinculadas con la fe popular se mantienen bien en Italia, a pesar de la presión que ejerce el consumismo paganizante. Patria de San Francisco, Italia mantiene también con gran devoción la costumbre piadosa del nacimiento o belén. El árbol de Navidad, aceptado y difundido en todo el ámbito nacional, no ha desplazado al nacimiento. Los niños, y los adultos que fueron niños, quieren ver a los pastores y a las ovejitas, a San José, a la Virgen y al Niño recostado entre la paja del pesebre, como el propio San Francisco lo reconstruyó por primera vez en una gruta de Greccio, en los Roma. Alejandro Pistolesi Apeninos Centrales, en la Nochebuena de 1223. Los belenes vivientes como aquél, están muy difundidos en toda Italia, incluido el que se sigue organizando en Greccio. Procesiones de pastores camino del portal recorren, antes de la Misa del Gallo, las calles de muchas localidades. En Rocca Priora, junto a Roma, los jóvenes desfilan en Nochebuena con sus acordeones cantando villancicos, algunos muy antiguos y todos muy bonitos. Delante del cortejo, una estrella luminosa indica la ruta a María, a José y a los fieles que van en procesión. Lo mismo sucede en otras regiones. Navidades tristes en el hogar delHyo de Dios Belén. Ariel Roffé La Iglesia de Santa Catalina, adjunta a la basílica de la Natividad en Belén, se encuentra ya preparada para la celebración de la solemne misa de Nochebuena que culminará con una procesión a la gruta donde nació Jesús. Peregrinos provenientes de todo el mundo esperan participar en la misa, que será oficiada por monseñor Beltriti, el patriarca latino de Jerusalén, jefe de la pequeña comunidad católica que vive en Tierra Santa, aproximadamente cien mil almas. Pero pese a los villancicos que se escuchan en las plazas y en las callejuelas se advierte tristeza en el ambiente. Los sucesos de los últimos días acentuaron la gravedad del conflicto del Oriente Medio y el peligro de que estas tierras santas continúen siendo escenario de guerras. La gran basílica de la Natividad, construida por Elena de Bizancio y restaurada posteriormente por Justiniano en el año 531, es el centro de las celebraciones de la Navidad en Belén. En conformidad con el status quo la basílica es compartida por católicos, griegos ortodoxos, armenios, coptos y etíopes. Los protestantes tienen derechos reconocidos sólo en un patio al pie del campanario. El culto católico romano se oficia especialmente en la Iglesia de Santa Catalina, construida por los franciscanos, que son los custodios de los Santos Lugares. Las festividades se inician después del mediodía de hoy, cuando llegan a la plaza del pesebre, frente a la basílica, la procesión encabezada por el patriarca latino. Este es recibido por el alcalde árabe de Belén y por el gobernador civil israelí. Investido con los paramentos el patriarca entra en la basílica donde se oficia la ceremonia de las vísperas. Después se retira a un monasterio para oficiar a medianoche la solem: ne misa del gallo. Japón: El comercio utiliza la Navidad como recurso Tokio. Felipe Carbajo También la Navidad japonesa tiene su colorido. Si usted llega a Japón y encuentra las tiendas de comestibles de todo el país rebosantes del pastel navideño coreado por un enjambre de jovencitas vistiendo los colores de papá Noel, mejor que consultando el calendario sabrá que estamos en vísperas de Navidad. El christmas kake y el árbol navideño por sí solos son capaces de llenar de Navidad la cabeza del japonés y su familia aun sin contacto alguno con el cristianismo. Sin embargo, también dentro de los templos se vive la Navidad. Al millón aproximado de cristianos con que cuenta el Japón se suma otra cifra quizá mayor de los que, sin considerarse católicos ni protestantes, acuden a las celebraciones estrictamente religiosas para conmemorar el nacimiento de Cristo. En Japón, el 25 es un día laboral eomo cualquier otro de la semana. Sin embargo, la Nochebuena tiene en todo el país su sabor característico que la hace diferente de las restantes del año. La escena de los transeúntes que regresan risueños a casa con el pastel navideño salta a la vista en cualquier parte. En las salas de fiesta, restaurantes y hoteles su celebración es muy semejante a la de las grandes ciudades cristianas del mundo occidental. Para los curas católicos, la Nochebuena les ofrece una ocasión única Je ver de nuevo la cara de sus feligreses, que se reservan esta noche para cumplir con todas sus obligaciones del año y depositar su generoso óbolo. La asistencia masiva en esta fecha de creyentes y simpatizantes desborda con frecuencia la capacidad reducida de las iglesias, por lo que se impone en muchos casos la utilización del gimnasio de la escuela vecina para el culto donde, a continuación, se improvisa alguna animada fiesta navideña.