Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
94 A B C RELIGIÓN LU ES 2 -2- 87 El cardenal primado invita a vivir una Navidad que aleje temores y dudas Pide que se supere la división entre progresistas y conservadores Toledo. Luis Moreno Nieto Con motivo de las próximas Navidades y Año Nuevo, el cardenal primado, don Marcelo González Martín, ha dirigido a los fieles una exhortación pastoral en la que les dice, entre otras cosas, que las divisiones entre conservadores y progresistas son estériles, frecuentemente injustas y sólo sirven para sembrar desconcierto. No conducen a nada, pues se trata de saber en qué tenemos que progresar y qué hay que conservar La Iglesia- continuó diciendo e cardenal primado- no tiene miedo al futuro, con tal de que pongan su confianza en el Señor, en Jesucristo, su divino fundador. No en los poderes de este mundo, no en las mediaciones meramente humanas, no en la inercia del peso de su historia. Pero tampoco en el pluralismo que rompe la unidad, en el orgullo intelectual que impide la obediencia, en la mo dernidad de un lenguaje o unos gestos que desfiguren la sustancial identidad del mensaje. Por lo que se refiere a nuestra querida diócesis de Toledo- concluyó- digo lo mismo. No debe asustarnos nada ni nadie en lo que se refiere a nuestra misión de evangelizadores. Pero no debemos desconocer que a todos nuestros pueblos y ciudades está llegando la falsa cultura. Ir a misa EN LA PAZ DEL SEÑOR Afueras de Valencia. Por donde serpentea ya la autopista del Mediterráneo camino de Alicante. Pueblo de Almusafes. Con la Ford vendiendo baratos los humos de su factoría. Con la huerta valenciana amenazada. Con la Albufera pidiendo árnica u oxígeno para poder seguir respirando. Cuatro y media de la tarde. Un entierro llega al templo parroquial. He estado pocas veces en un entierro. Casi nunca en un entierro de pueblo. Donde todavía se lleva a hombros de familiares el féretro de los difuntos. Lo veo venir por la calle que desemboca en la placita de pueblo a la que se asoma el frontón de la iglesia parroquial. Está lleno el templo mucho antes de que el cortejo se acerque. Un policía urbano abre camino y va cortando el tráfico. Tres monaguillas- p o r favor: tres chiquillas del pueblo- llevan alzada la cruz y le dan escolta. Una hermosa corona de flores, alzada por un muchacho, sigue detrás. Y algunas muchachas llevan ramos de flores. Luego, el cura. Y luego, el féretro. Y medio pueblo detrás del sepulcro. Y silencio religioso. Algún transeúnte se santigua. Alguno se quita la boina o inclina la cabeza. Hacia ti, morada santa. La gente, como movida por un resorte, empieza a cantar eso cuando, en el templo, el féretro hace su entrada. Es sencillo este recinto sagrado. Tiene un San Bartolomé en el altar mayor. Y todo el apostolado muy bien pintado en las techinas de la nave central de cañón. El párroco- que se llama Miguel Martínez Ferrer- da el pésame a la familia y le ruega que se sienta acompañada por la piedad cristiana de todo el pueblo. Nos hemos querido sumar a vuestro dolor y a vuestra plegaria. Sentidnos ahora cerca de vosotros. Luego hace la oración. Y lee un texto hermoso de San Pablo sobre aquello de que los que hemos muerto con Cristo sabemos que resucitaremos también con él. Habla el cura de un tiempo nuevo y de una vida nueva. Habla de que el bautismo de los cristianos tiene su complemento en esta muerte que nos rebautiza en ei espíritu y nos incorpora a la vida permanente de Cristo en el seno del Padre. El cura no lee, exactamente. El cura proclama la Palabra. De manera pausada, muy profunda, procurando que llegue al oído y al corazón de los fieles. Luego dice el texto de las bienaventuranzas: felices los que lloran, felices los que han luchado por ia justicia, felices los que han tenido hambre y sed de la llegada del Reino de Dios a ia tierra. Felices los que pueden ser llamados hijos de Dios. Siento a mi alrededor la atmósfera consciente de los grandes momentos interiores. Me digo que esta gente, a lo mejor, no está aquí por compromiso, sino porque cree. Y porque lo espera todo de la misericordia de Dios, que es invocada constantemente. Oigo sonar afuera, en la torre, las campanas. Durante toda la ceremonia. Mujer, ahora, conocer tus días fértiles es muy fácil con OVULATOR, Tan fácil como miran OVULATOR, Autoanálisis de Fertilidad a través de la saliva, te permite saber si estás en un día fértil o estéril. Con sencillez, observando una muestra de saliva a través de OVULATOR, descubrirás el estado de tu fertilidad. Para que dispongas de ella libremente. OVULATOR, un método sencillo y natural. Imagen vista a través de OVULATOR en un día fértil, Imagen vista a través de OVULATOR en un día estéril. VENTA EXCLUSIVA EN FARMACIAS. AUTOANÁLISIS DE FERTILIDAD Ricardo HERRERO