Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- Í 2- á 7 ABC Petróleo A B C 59 Oferta de la OPEP: 20,2 millones de barriles diarios en 1987 La cuenta a corto plazo es sencilla: la oferta de la OPEP durante el último trimestre de 1987 se puede estimar en 20,2 millones de barriles por día. Con los altos inventarios existentes en el momento actual, durante el primer trimestre del próximo 1988, puede pproducirse una puesta en mercado, por efecto de la disminución de esos stock con un potencial de capacidad de un mínimo de cuatro millones de barriles, con lo que la demanda dirigida a la OPEP se podría ver afectada de forma muy importante, situándose en un volumen de no más de 16,2 millones de barriles. La medición de este riesgo, al que cabe asignar una probabilidad alta, significa para la OPEP el imperativo de una reducción drástica de su oferta de crudo, como única vía de contener una caída espectacular de los precios, fenómeno que ya comienza a apuntar con claridad en estos mismos días. No pueden subir los precios del crudo cuando el mercado está sobreabastecido La OPEP debe buscar una situación de equilibrio relativo Todo el complejo entramado y las razones de relación con las que se rige han de tenerse presentes a la hora de tomar posiciones de decisión frente al mercado. Ante la reunión de Viena se especuló con planteamientos que pretendían alcanzar poco menos que la cuadratura del círculo, combinando incrementos de los techos de producción y de crecimiento de los precios. Las palabras del ministro saudí del Petróleo aclaraban las posiciones reales: no es lógico plantear una subida de los precios cuando la oferta sobrepasa a la demanda. Así de simple. Por encima de la continuidad que significa el acuerdo alcanzado en Viena queda la evidencia de que el mantenimiento de los mismos niveles de precios oficiales de referencia significa en la práctica una disminución muy sustantiva del valor real del petróleo en su relación intervienen diversos factores, cuya incidencia redirecta con el curso actual del dólar. Queda tam- sulta ciertamente difícil de evaluar, pero que en bién la conciencia de que la clave está en sentar definitiva significan la expectativa cierta de que las palabras para una futura estabilización más precios contenidos provocan el crecimiento ecorigurosa del mercado. Frente a este proceso en nómico y, de forma asociada, el crecimiento de la evolución la observación ha de concentrarse en demanada de energía. Con niveles de precios lademanda. competitivos y estratégicos los incrementos de El incentivo dominante para provocar un incre- demanda energética se dirigirán de forma priorimento de la demanda de petróleo se concreta en taria al petróleo. el mantenimiento de una política que sea capaz Además de estos mecanismos de elasticidad, de modular la banda de los precios en niveles una política de precios bajos del petróleo supone moderados o bajos. una barrera prácticamente insuperable para las Los mecanismos que entran en juego de ma- opciones de expbración y producción más costonera combinada son fundamentalmente el efecto sas (las llamadas áreas hostiles de producción de la elasticidad- precio y el efecto de la frente a las estrategias de la OPEP) La acción combinada de estos efectos distan elasticidad- renta, en cuyo comportamiento real de ser en sus resultados absolutamente consistentes con los análisis, situándose en la realidad en la banda más pesimista de la estimación. Aún así, su efecto final es importante. En un escenario de precios bajos, y siendo conservador el efecto estimado de los factores que desencadeSE ALQUILA POR PLANTAS nan la recuperación de la demanda de petróleo, 2 puede estimarse como probable que la demanda DESDE 600 m En Méndez Alvaro dirigida a la OPEP en 1989 sea del orden de los a 200 mts. de Atocha, nuevo 22 millones de barriles por día, frente a una deCentro de Comunicación manda media de 17 millones de barriles por día en 1986. de Madrid. En el seno de un mercado en permanente situación de equilibrio relativo, donde las fluctuaciones, algunas de ellas fuertes, seguirán siendo frecuentes, el mantenimiento de unos niveles de precios competitivos frente a dicho equilibrio con bandas de modulación de precios razonables es quizá la única alternativa sensata que respeta y alienta el cumplimiento a medio plazo de los objetivos mencionados. Por ello, hay que interpretar los acuerdos de la OPEP dentro de la precariedad actual de sus posibilidades de actuación, pero también a la luz de consideraciones de futuro, frente a las cuales lo más urgente es el largo ALADE plazo. Información: Precios y volúmenes Es este un panorama que no permite alentar optimismos inmediatos para la OPEP. La discusión aparente de Viena sobre techos de producción y sobre niveles de precios, bien referidos al dólar o deseablemente indexados frente a una cesta de monedas a definir, parece poco menos que una discusión ociosa o incompleta. Gomo ya se ha apuntado antes, los problemas no se remiten únicamente al corto plazo. Cabe pensar que la conferencia haya planteado y discutido también otros aspectos. Que se haya aproximado a la esencia del auténtico problema: la remodelación completa de sus políticas y actuaciones en el ámbito de los precios y de los volúmenes y cuotas individuales de producción, desde perspectivas de mayor alcance, tanto temporal como estratégico, que aparece como la única vía para alcanzar en el futuro objetivos generales de estabilización del mercado y, a l propio tiempo, de recuperación de su papel en el control y la participación en el mismo. Recuperación de mercados Las bases de dicha política están asentadas, en primer término, en el mantenimiento de una moderación conveniente de los precios, modulando en todo lo posible sus bandas de fluctuación, lo que involucra en gran medida un control más efectivo sobre la oferta. Pero estos tiempos difíciles, este sacrificio de la OPEP en su conjunto y de algunos países en particular tienen también algunos efectos positivos que conviene anotar, en tanto que coadyuvan al logro de un objetivo esencial, como es el de la recuperación de los mercados. Así, durante los últimos años se ha producido el fenómeno de la cancelación de los proyectos, inclusive en curso, más importantes en el campo del desarrollo de fuentes alternativas de energía. Igualmente se ha producido una contracción sin precedentes en la actividad de exploración a nivel mundial y, más concretamente, en los Estados Unidos. EDIFICIO DE OFICINAS Tel. 7411903 Carlos SEUOALVAREZ i