Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pag. 54- TRIBUNA ABIERTA -LUNES 21- 12- 87 LUEVE mansamente en París. El otoño proporciona una pátina suave, especial, a sus bulevares. Sosiego, belleza, a r m o n í a Las aceras a p a r e c e n alfombradas de un tenue manto de hojas cobrizas, amarillentas, desprendidas de los árboles cercanos. La gente va y viene, ensimismada en su quehacer diario, ajena a la hermosura e s t a c i o n a l de esta c i u d a d incomparable. La flor y nata de la ingeniería europea se ha dado cita para asistir a la entrega de los primeros diplomas de ingeniero europeo. El acontecimiento, sin que merezca, por supuesto, el pretencioso calificativo de histórico, alcanza cierto relieve y lleva dentro de sí un esperanzador mensaje. L LOS NUEVOS INGENIEROS EUROPEOS No ha resultado fácil la gestación y realización de esta idea. La iniciativa corresponde por entero a la Federación Europea de Asociaciones Nacionales de Ingenieros (FEANI) corporación privada que agrupa a un millón de ingenieros superiores y técnicos de una veintena de países europeos, todos a excepción de los del área socialista. Sus fines primordiales son: promover los intereses profesionales de los ingenieros; asegurar el reconocimiento de los títulos europeos de ingenieros y la defensa de estos títulos; facilitar intercambios culturales y profesionales entre los ingenieros europeos. En 1970, FEANI crea su Comité de Registro, que se ocupa de proponer normas y procedimientos que favorezcan el mutuo reconocimiento de las cualificaciones profesionales, y de potenciar una mayor movilidad internacional de los ingenieros europeos. En mayo de 1987, por fin, FEANI decide crear el título o nominación de Ingeniero Europeo. ¿Qué se pretende con ello? Sencillamente mejorar las posibilidades futuras de los profesionales europeos de la Ingeniería, y contribuir así a dotar a las instituciones europeas de un medio nuevo para hacer frente a la competencia con Estados Unidos, Japón y otros países. Naturalmente, FEANI es sabedora que no se puede establecer un sistema de equivalencia entre titulaciones o diplomas de las distintas especialidades y grados de los estudios académicos de la Ingeniería en los diferentes países. Ello es imposible. Lo que se intenta simplemente es homologar una acreditación profesional, sin la menor validez académica. ropeo a sesenta ingenieros, elegidos entre los mejores, pertenePor Juan José ALZUGARAY cientes a diecinueve países. El presidente del SeA la hora de fijar las pautas y condiciones nado, Alain Poher, de profesión ingeniero, para alcanzar esta acreditación, habida cuen- con su aspecto de senador romano de las ta de la distinta duración de los estudios de la Galias, figura política de excepción en su Ingeniería en sus diversos grados, las dificul- país, clave de arco que va de De Gaulle a tades a sortear resultan considerables. Al fi- Miterrand, honra el solemne acto y recibe el nal, se ha optado por una solución de com- primer galardón de ingeniero europeo. Ocho promisos, de manga ancha, de mujeres son merecedoras asilistón bajo, que exige un mínimo mismo de esta distinción. Un mide cuatro años de estudios de litar, luciendo su impecable uniingeniería y tres años de expeforme y la pechera repleta de riencia reconocida. E incluso el condecoraciones, recoge el dicuarto año de estudios académiploma entre ovaciones. Hay cos puede ser sustituido por emoción contenida, brillo espeprácticas profesionales avaladas cial en los ojos de algunos galarpor el Centro de Enseñanza codonados. Es el momento cumbre rrespondiente. Solución salomódel reconocimiento de una larga nica que no satisface al ingenievida dedicada a su profesión. ro superior ni contenta del todo Cuatro ingenieros españoles al ingeniero técnico. reciben el diploma: Víctor MartíLa responsabilidad principal de nez Segovia, ingeniero de Camiestas acreditaciones corresponnos; Alejandro García Homs, inderá a los Comités Nacionales geniero Agrónomo; Luis Terol de Registro y Control que han de Miller, ingeniero de TelecomuniJ. J. Alzugaray crearse, y en última instancia, al Presidente del Consejo caciones, y Joan Majó Crúzate, Nacional de Ingenieros Comité de Registro de FEANI. ingeniero Industrial. Les cabe el Industríales No se conoce aún bien la futura alto honor de haber sido los priestructura y composición del Comité Español meros entre los ingenieros españoles en hade Registro, pero puede aventurarse que es- cerse acreedores de esta honrosa distinción. tará constituido por representantes de los Ins- La merecen sobradamente. El embajador estitutos de Ingenieros Superiores y Técnicos, pañol en París, Juan Durán- Lóriga, asistente Consejos Generales de Colegios, Universidad al acto, les felicita efusivamente. y Empresas. El tiempo dirá si se acertó con las condiciones estipuladas o habrá que revisarlas al Pero volvamos a París. La Alcaidía de Pa- alza. Mi particular criterio es coincidente con rís recibe en sus elegantes salones a las ca- el que apunta mi colega José Luis Juanbezas pensantes de la ingeniería europea, Aracil en un reciente artículo sobre el mismo comandadas por el sueco Anders Thor, profe- tema. Vemos a los ingenieros europeos del sor del Real Instituto Politécnico de Estocol- siglo XXI con una formación académica de mo. cinco o seis años, que compendie un profunAprovecha unas horas de asueto la delega- do conocimiento físico- matemático, las discición en bloque de la ingeniería española, con plinas de la especialidad requerida, unas nosu presidente Manuel García Gil de Bernabé ciones imprescindibles de economía e inforal frente, para recrearse y saturarse en el mática, la asunción del riesgo empresarial, un Museo de Orsay de las excelencias de la pin- sólido bagaje humanístico y el dominio del tura impresionista de Manet, Degas, Monet, idioma inglés con preferencia a cualquier Pissarro, Cézanne, Renoir, Van Gogh, Tou- otro. La verdadera especialización sólo se da louse Lautrec, Gauguin y otros. Al caer la tar- en el ejercicio de la profesión. Y es que el vade tiene lugar en los históricos salones de la lor real de cualquier título viene siempre en Presidencia del Senado de Francia, testigos función de su cotización práctica en el mercamudos y silentes de tantos aconteceres, la do empresarial. La eterna ley de la oferta y la entrega de los galardones de ingeniero eu- demanda. Como debe ser.