Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 A B C INTERNACIONAL LUNES 21- 12- 87 El integrismo islámico boicotea los esfuerzos democratizadores de Nigeria Abiyán. Ángel Tallón Los disturbios y enfrentamientos registrados durante el transcurso de las pasadas elecciones locales nigerianas muestran las serias dificultades que encuentra el Gobierno del general Babangida para poner en marcha el proceso político que podría llevar a la instauración, en 1992, de un régimen presidencial semejante al de los Estados Unidos. A lo largo de dicha jornada se registraron diversos enfrentamientos y numerosas oficinas electorales no fueron abiertas. Por tal motivo, las autoridades han decidido convocar nuevamente elecciones en algunos Estados del país. Además del desorden ancestral en el que Nigeria se ve sumida, se pueden señalar otros muchos factores que dificultan el proceso de democratización previsto por el presidente Babangida. De un fado, los Gobiernos civiles han dejado un recuerdo de caos económico y corrupción. El nigeriano medio no está muy convencido de las ventajas de un abandono del Poder por parte de los militares. Por otro lado, hay que señalar las convulsiones que sufre esta nación en gestación, con sus 22 Universidades y con más de cien millones de personas. El general Ibrahim B. Babangida, conocido popularmente como Ibb, celebró el 27 de agosto pasado el segundo aniversario de su llegada a Dodan Barracks residencia oficial del presidente. Hombre moderado, ha in- CLUBMASTEÍLEL SABOR (ME VIENE DE LEJOS. Elaborado en Alemania con una selección de los mejores tabacos del mundo. tentado conducir al Estado por la vía del diálogo y la conciliación. Empresa difícil, si se considera la historia reciente de este país: seis golpes de Estado, tres presidentes asesinados y una guerra civil- Biafra- con más de un millón de muertos. A esto hay que añadir el enfrentamiento entre el Norte, musulmán, y el Sur, cristiano. El integrismo islámico es, sin duda, el mayor peligro al que tiene que hacer frente el presidente nigeriano. Los sangrientos sucesos de Kano (4.000 muertos) y los recientes enfrentamientos en el Estado de Kaduna, que se saldaron con once muertos y un gran número de iglesias y mezquitas incendiadas, reflejan la tensión en la que viven las dos comunidades religiosas. Tensión alimentada por la inoportuna decisión del presidente de incluir a Nigeria en la Conferencia Islámica, hecho este que ha provocado una fuerte ola de protesta. Pero si bien el problema religioso está lejos de resolverse, Babangida ha sabido dar pasos decisivos, en los terrenos económico y político. Él culto a la unidad nacional- todo en Nigeria comienza por el make Nigeria great o haced de Nigeria un gran país -con el fin de anular las divisiones tribales; el equilibrio logrado entre los diferentes Estados federales, y la política de saneamiento económico y th itcherización llevada adelante pese a la resistencia de la Confederación Sindical Nigeriana, están ayudando a este país convulsionado a cimentar su desarrollo futuro. Babangida, con gran habilidad, ha llegado a establecer un compromiso con los sectores nacionalistas, reacios a admitir la aplicación de la política económica recomendada por el FMI- e l StructUral Adjustement Prográm sin dejarse tampoco dominar por el Fondo. Así fue reconocido por Barber Conable, presidente del Banco Mundial, que lo definió cómo un hombre de un coraje político considerable Por otra parte, Raymond Barre, ex primer ministro francés y líder de un importante sector de la oposición, fue recibido por el presidente de Costa de Marfil en su residencia oficial de Abiyán. Barre está realjzando una gira electoral de cara a las próximas presidenciales francesas, y en Costa de Marfil se reunió con representantes de la comunidad gala, compuesta por cincuenta mil personas. Barre visitó con anterioridad Dakar, donde mantuvo entrevistas con el presidente senegalés. Dentro de la gira del líder político francés está prevista una última escala en Yaunde, donde se entrevistará con las autoridades del país y con los representantes de la comunidad francesa residentes en Camerún.