Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 21- 12- 87- OPINION -ABC, póg. 27 Lfl CARGA DE LA DEUDA S grave que ante más de un billón de pesetas de déficit, anunciado hace bien pocos días, se haya podido considerar que puede absorberse sin daño. Los mensajes que en su reciente estancia en España ha pretendido transmitir el premio Nobel de Economía y cabeza de la escuela de Virginia, James Buchanan, han tenido poco eco. La vieja expresión de Echegaray sobre el santo temor al déficit pronunciada en 1906, parece cosa vieja, sin sentido. Sin embargo, quienes se han alarmado ante crecimientos espectaculares en el gasto y défictit públicos tienen toda la razón. Cuando nos enfrentamos con el pre. supuesto de gastos del Estado, nos encontramos con que los pagos por finanaciáción de la deuda, consolidados, del Estado y organismos autónomos, ascienden a algo más de 1,6 billones de pesetas, con un crecimiento del 11,6 por 100 sobre la carga del ejercicio de 1987. Esto supone que cada español, como consecuencia de los déficit acumulados en el pasado, ha de contribuir el próximo ejercicio, sólo para las atenciones de la Deuda pública, con 40.000 pesetas. Esto es, que a toda familia española le corresponde una carga de 140.000 pesetas, sin que reciba ninguna posible contraprestación por ello de bienes o servicios públicos. Por supuesto, por este motivo es evidente que la presión tributaria que recae sobre los españoles es fortísima, sobre todo en sus ritmos de crecimiento. En el ejercicio de 1988, con unos gastos consolidados del conjunto del Sector Público de 14,2 billones de pesetas, corresponde a cada ciudadano, sea hombre o mujer, niño o anciano, parado u ocupado, suministrar, si el presupuestos estuviese equilibrado, la s u m a c o l o s a l de 355.000 pesetas. A cada familia se asigna el tremendo peso de 1.242.500. Ante situación tan grave, se ha decidido que cada subdito, de acuerdo con el presupuesto, de ingresos del Estado, sea aliviado, en apariencia, porque el déficit previsto del mismo ascenderá a bastante más de 1,6 billones de pesetas. Esto no debe ser motivo de regocijo, sino de todo lo contrario. Es una especie de letra firmada a plazo cortísi- ARIAS DENUNCIA A ORTEGA L régimen de Ortega en Nicaragua y la Unión Soviética son los principales obstáculos en la aplicación del Plan de Esquipulas II para devolver la paz a Centroamérica. Esta rotunda afirmación la realiza nada menos que el propio autor del plan de Esquipulas; es decir, el presidente de Cosía Rica, don Osear Arias. Y se explica que el presidente costarricense se queje con amargura de los inconvenientes con que anda tropezando su iniciativa de paz, porque ni el dictador Ortega, ni su padrino soviético han comprendido que el Plan Arias no consiste en decretar una amnistía de perdón de las guerrillas, sino de establecer la democracia a través de elecciones, donde las guerrillas operen como partidos políticos libres. Lo malo de Ortega, como nos explica el presidente Arias, es que le resulta difícil, después de ha- E mo, porque la carga antes señalada, y que actualmente soportamos, procede de la acumulación de déficit anteriores. Conviene subrayar algo que se liga a la responsabilidad casi completa del actual Gobierno. En 1981 el déñcit de caja no financiero significó algo menos de 0,5 billones de pesetas. Por supuesto no es chica cifra, pero soportable. Sin embargo, a partir de ahí se dispara, hasta alcanzar las magnitudes alarmantes de casi 1.5 billones con los que se saldó 1986, último año del que, como es lógico, tenemos cifras definitivas. Lo señalado para 1988, con su 6 billones de déficit previsto, indica que la carga va a continuar. Incluso, genera un círculo vicioso, cómo subraya el número del pasado noviembre de Coyuntura económica Esto es tanto como decir que se ha de emitir deuda para pagar la deuda: E CATALUÑA MILENARIA N marzo del año 988, el Conde de Barcelona, Borrell n se niega a seguir siendo vasallo del Rey de Francia Hugo Capeto, y se configura Cataluña con propia entidad histórica. Luego de su unión con Aragón se integra en la Corona de España en tiempo de los Reyes Católicos. Ahora, el presidente de la Generalidad, Jordi Pujol, va a presentar en Barcelona los actos previstos para celebrar el milenario de Cataluña. Es de siempre una de las regiones más cultas y prósperas de España, y ha sabido, también siempre, con su proverbial seny mantener en estable equilibrio la afirmación de su peculiaridad regional- el hecho diferencialcon su consistencia española. Y sin duda por ello, al establecerse constitucionalmente el Estado de las autonomías, sus gTandes líderes contemporáneos, Tarradellas y Pujol, han sabido asimilar esta organización con máxima capacidad de entendimiento y de diálogo. Sin tensiones graves ni problemas de cuenta. El milenario de Cataluña es ocasión así de satisfacción para todos los españoles. E Presidente- Editor Presidente- Edito GUILLERMO LUCA DE TENA Director LUIS MARÍA ANSON Director de ABC de Sevilla Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos ABC Subdirectores Darío Valcárcel, Joaquín Vila, José Javaloyes, Manuel Adrio, Joaquín Amado Jefes de Redacción: J A. Guntíín (Continuidad) J C. Azcue (E. Especiales 8 Berasátegui (ABC Literario) A, Fernández (Economía) J. i G, 3 Garzón (Cultura) A. A, González (Continuidad) R Gutiérrez (Continuidad) L. Lz, Nicolás (Reportajes) C Maribona (Continuidad) J L Martín Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L. I. Parada (Suplementos Económicos) L. Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dominical) Santiago Castelo (Colaboraciones) J, M. Zuioaga (Investigación) Secciones: J. Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rúa (Ciencia) A. Garrido y J. Espejo (Confección) J. C Diez (Deportes) A. Yáñez (Edición Aérea) J, Badía (Educación) E. R. Marchante (Espectáculos) J. Pato (Gráfica) M, A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M, A. Martin (Sanidad) O. Martínez- Luján (Sociedad) R. Domínguez (Sucesos) V, Zabala (Toros) E, Yebra (Vida Social) Director General d e Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I Laguna P. Dalos: V. Peña R. Externas: J. Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escolar. Teléfonos: Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMOE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25. Apartado 43 Prensa Española, S. A. ber conquistado el poder por las armas, aceptar que pueda convertirse al día siguiente de unas elecciones en el líder de la oposición Sobre la mala voluntad democrática del dictador Ortega, cualquier persona medianamente informada, tiene hecha una clara idea, entre otras cosas porque tampoco el dictador nicaragüense ha ocultado nunca sus propósitos totalitarios, tal y como corresponde a un buen comunista alimentado con las armas que Moscú le envía por el canal cubano. Nicaragua ha sido una dictadura, porque no tiene más remedio que serlo, porque la democracia y el comunismo son concepciones básicamente incompatibles. Esquipulas, en cambio, es un programa democrático global donde se trata de conseguir que los guerrilleros centroamericanos de distinto signo puedan competir en elecciones para que sea la voluntad popular quien designe a los nuevos gobernantes, lo cual encierra la posibilidad teórica de que Daniel Ortega y su partido comunista se convirtiesen en minoría parlamentaria. Pero la posibilidad de una alternativa inscrita como regla de oro en todo código democrático resulta insoportable para el dictador de Nicaragua. Lo dice el propio presidente Arias: Ha vivido (Ortega) muchos años con el uniforme verde oliva sobre su cuerpo, y le va a costar mucho deshacerse de él. Daniel Ortega no encaja en un traje de paisano. El testimonio abrumador del hombre que intenta devolver la paz a Centroamérica debería merecer unos minutos de meditación al grupo de desorientados demócratas españoles fascinados ante el dictador de Nicaragua, quizá como último residuo marginal de sueños juveniles que han sabido ser corregidos en otros sectores del comportamiento político. Ni se explica que Nicaragua siga recibiendo un trato de favor presupuestario por parte de España, no sólo por ser un país sin libertades, sino porque además es un pésimo pagador, ni puede ocultarse la realidad que hoy denuncia el hombre con más autoridad para hacerlo, como es el presidente Arias. Nicaragua es el gran obstáculo, y España debería sacar las consecuencias.