Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES- 17- 12- 87 REPORTAJE A B C 79 La mendicidad infantil vuelve a invadir las calles madrileñas en estas fechas Cada niño suele sacar 4.000 pesetas diarias en la zona centro Madrid. Paz de Laorden Aunque está lejos de erradicarse, el problema de la mendicidad infantil parece haber disminuido en algunas grandes ciudades, como Madrid, gracias a las medidas adoptadas por los responsables municipales. No obstante, la proximidad de las Navidades hace que aumente de forma incontrolable el número de estos niños, en muchos casos portugueses, que son utilizados por sus padres como reclamo emotivo para provocar caridad en los ciudadanos. Lourdes tiene diez años, cara de saber de- muestra que el menor es sometido a explotasenvolverse mejor que muchos adultos por ción o malos tratos. También se contempla la las calles de Madrid, además de conocer mil puesta en funcionamiento de los denominay un trucos aprendidos para no irse con las dos pisos tutelados, en donde, aparte de acomanos vacías. Ya sé para qué quieres ha- gerse a personas de la tercera edad, tendrán blar conmigo. Para ganar dinero. A mí ya me cabida mujeres con hijos que se encuentren han entrevistado más veces y siempre sacáis en situación de abandono, precisamente para dinero con nosotros. Así que tienes que dar- que no recurran a la mendicidad callejera me algo, ¿eh? como única fórmula de subsistencia. Seguramente pocos famosos vendan con En cuanto a las dotaciones presupuestarias tanto desparpajo sus exclusivas y, sobre para hacer frente a estos problemas, ya antodo, tengan tan bien aprendida la lección. tes se apuntaba que han aumentado de for Aunque a veces me sale el portugués, soy ma notable durante este año. Concretamente española. He nacido en Madrid. Siempre tengo que decirlo, sobre todo cuando vienen los de la Policía. ¿Que desde cuánderpido? No No se deben dar limosnas, sé. Hace poco: desde que mi padre se quedó ya que, lejos de resolver el sin trabajo. Sin dar tiempo a tomarse un respiro, continúa como una letanía: Sólo pido problema, lo institucionaliun rato por las tardes y no me da miedo ni zan (Milagros Hernández, tengo frío. Me gusta. Si llueve, pues me meto asistenta social) en una boca de Metro. En casa somos catorce, dieciséis con mis padres, y ninguno tiene Aunque lejos de erradicarse, trabajo. Esas dos de ahí son mis hermanas pequeñas. A ellas también les vas a dar algo, su incidencia global ha dismi ¿verdad? nuido este año al aumentar El caso de Lourdes es bastante habitual en los presupuestos (concejala nuestras grandes ciudades y su historia, desde AP) graciadamente, demasiado común. Familias numerosas que viven hacinadas a las afueras de los núcleos urbanos, falta de alternativas han sido 5.000 millones de pesetas los destieconómicas, desempleo, escasa o nula capanados a temas sociales, un aumento muy citación profesional de los padres, trashumanconsiderable- afirma la concejala alianciscia de unas ciudades a otras pidiendo en las ta- pero no excesivo, sobre todo si se comcalles... para con el volumen de dinero que se ha dado a Cultura, por ejemplo. A este área se Menor índice de mendicidad han destinado unos once mil millones de pesetas, de los que mil millones están dirigidos No obstante, distintas personas relacionaa la llamada movida madrileña Por supuesdas con el tema que han sido consultadas to que yo no tengo nada en contra de la culpara la elaboración de este reportaje opinan tura ni de la promoción de actuaciones musique, aunque persiste, el problema de la mencales o de otro tipo. Pero está claro que en dicidad, y concretamente de la relacionada una jerarquía de valores no resulta tan prioricon el mundo infantil, ha mejorado en algutario como el tema que nos ocupa nas ciudades como Madrid. Efectivamente, se está progresando bastante frente a este El nuevo rumbo emprendido por el Ayuntatema- afirma Carmen Díaz Mares, presidenmiento en temas sociales responde, en opita de la Comisión Informativa de Servicios nión de la presidenta de la Comisión de AP, Sociales de Alianza Popular en el Ayuntaa una llamada de alerta, ya que hasta ahora miento de Madrid- Por ejemplo, la ConcejaMadrid ofrecía un aspecto tercermundista y lía de Servicios Sociales ha pasado a deno- era fundamental cambiarlo, sobre todo de minarse área y, por tanto, a contar con cara al noventa y dos, en que puede ser elemayores prestaciones y una más elevada do- gida como capital cultural de Europa tación presupuestaria, tres veces superior a la del pasado año. Y este cambio se ha notaEl gancho de los bebés do de forma efectiva, práctica, en nuestras calles. Personalmente tengo una gran conEsta mayor dotación presupuestaria ha perfianza en el camino emprendido y en los nuemitido también que aumente el número de vos servicios que van a potenciarse. personas contratadas para colaborar en la erradicación de la mendicidad y que los resulEntre estos nuevos servicios a los que alude Carmen Díaz se encuentra, por ejemplo, tados de algunos de los centros dedicados a estos temas tengan unos resultados más poel acogimiento familiar para aquellos menores sitivos. Efectivamente, durante este año heque lo precisen, llegándose incluso a suspender temporalmente la tutela paterna si se de- mos podido intervenir de forma más contun- Muchos pertenecen a familias portuguesas que regresan a sus hogares tras las fiestas dente en el problema- afirma Milagros Hernández, asistenta social del Centro de Acogida al Menor, de Madrid- Durante nuestro primer año de andadura, más que nada asustábamos intentando evitar en lo posible casos de reincidencia. Teníamos una labor más coercitiva. Pero a partir de 1985 hemos conseguido dar soluciones prácticas, prestar apoyo a mucha de estas familias. Este centro, que lleva funcionando desde 1984, ha atendido un total de 1.094 casos no sólo o exclusivamente relacionados con la mendicidad, sino también, desde este año, con problemas de malos tratos, a menores. Cambio de mentalidad Algo que es importante señalar a este respecto, en opinión de los responsables y especialistas en el tema, es que resulta necesario un cambio de actitud frente a la mendicidad por parte de los ciudadanos. En primer lugar. no debe darse limosna, ya que, lejos de solucionar el problema, lo institucionalizan Asimismo se señala que la mejor forma de colaborar cuando uno se enfrenta a estos casos es llamando a la Policía Municipal, que no encarcela a estos niños, sino que los lleva a centros donde buscan una salida a su problema. Hace poco fui testigo presencial de cómo unos viandantes se oponían a que la Policía recogiera a algunos de estos menores en un paso subterráneo- comenta Carmen Díaz Mares- Y precisamente esa actitud es la que conviene transformar Pero centrándonos en estas fechas, al parecer, el número de niños- -en un 75 por 100 de los casos de nacionalidad portuguesaque son utilizados por sus padres o tutores e incluso alquilados para servir de reclamo a la caridad de los viandantes aumenta considerablemente respecto a otros meses del año. Es un fenómeno incontrolable- afirma Milagros Hernández- En la mayoría de los easos se trata de personas, de familias enteras, que vienen para pasar las Navidades y mendigar en Madrid y que regresan a sus lugares de procedencia tras las fiestas. Pensamos incluso en hacer una campaña especial durante estos días, pero lo desestimamos porque, considerando los pros y los contras, llegamos a la conclusión de que resultaría inoperante. Y precisamente por este tristemente previsto y ya tradicional aumento de mendicidad navideña se ha habilitado un pabellón de la Casa de Campo con cien camas para recoger a estos transeúntes, aparte de las que ya cuentati los distintos albergues de la ciudad. En un alto porcentaje de los casos se trata de portugueses, a los que se acoge y atiende en las mismas condiciones que a! os españoles, pero que luego pasan a disposición de los órganos competentes del Gobierno, ya que la gestión municipal acaba aquí afirma Carmen Díaz. Seguramente, Lourdes, la pequeña mendiga portuguesa, conoce de sobra que estos órganos competentes pueden anticipar el regreso a su país, y jura y perjura su supuesta nacionalidad española porque en Madrid, en estos días, con un poco de, suerte saca 4.000 pesetas diarias. O quizá, si se le presenta otro periodista, acabe por subir el precio, redondeando ganancias.