Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 A B C REPOROTAJE JUEVES 17- 12- 87 El juego de azar mueve legalmente en España más de dos billones de pesetas ai año. Desde su despenalización, en 1977, hasta hoy, el sector del juego ha visto cómo se incrementaba su oferta con bingos, casinos y máquinas recreativas, pero también cómo empezaban a proliferar las ilegalidades y las estafas. Desde las tragaperras sin licencia hasta los mmicasinos, donde es habitual que se time a! jugador, las irreEn 1986 los españoles nos gastamos en juegos de azar más de dos billones de pesetas, por las que el Estado recaudó 256.860 millones. Pero la cifra jugada puede ser mucho más elevada sí tenemos en cuenta que es prácticamente imposible determinar los miles de millones que se mueven ilegalmente en este sector. Con excepción de la Lotería Nacional, de la Primitiva y de las quinielas, juegos protegidos por el Estado, el resto se encuentra en una situación proclive a las falsificaciones, fraudes fiscales o, sencillamente, estafas. En! a mayoría de los casos el principal problema es detectar dónde se producen estas ilegalidades, aunque a juicio de José Ignacio Cases, jefe del Gabinete Técnico de la Comisión Nacional del Juego, la Administración contará en breves días con una ley sancionadora en materia de juegos de suerte, envite o azar, con lo que tendremos posibilidades de atajar con mayor eficacia todos estos juegos ¡legales gularidades se siguen produciendo pese al empeño de la Comisión Nacional del Juego por erradicarlas. Probablemente, el caso más conocido sea el de Prodiecu, una sociedad anónima ilegal que, en sus tres años de existencia y bajo la pantalla de emplear a minusválidos, ha proporcionado unos beneficios limpios de diez mil millones de pesetas a sus accionistas ante Pero con la desarticulación de Prola aparente pasividad de la Administración. diecu viene el problema de los miN a c i o n a l de C i e g o s de E s p a ñ a (ONCE) y utilizando como pantalla a minusválidos, han montado una estructura de cupones ilegales que han movido en los últimos tres años, a juicio de Miguel Duran, director general de la ONCE, no menos de setenta u ochenta mil millones de pesetas: El caso de Prodiecu es el más conocido porque ha sido el que ha tenido una mayor repecusión, pero durante tres largos años han venido parasitando sobre nuestra estructura, sobre nuestro sorteo, una gran cantidad de rifas ilegales llevadas a cabo por sociedades anónimas que buscan una tapadera social aprovechándose de la despenalización del juego En breve saldrá una le con eficaoia este técnico de la Comisi jugar en las salas de bingo; al blackjack sólo en ios casinos, etcétera. 3- Empresas autorizadas a expío- tar mercantilmente esos juegos: Con excepción de la Lotería Nacional y de ias quinielas, los otros juegos se ponen en principio en manos de la actividad privada, y, por tanto, estas empresas deben aceptar las condiciones que les imponga la Comisión Nacional del Juego. Según José Ignacio Cases, estas tres reglas son las coordenadas que acotan la posibilidad de autorización de unos determinados juegos, porque hay otros, por ejemplo, el póquer, las chapas, etcétera, que no se autorizan. Cuando hablamos de jue- Las reglas del juego Desde que en 1977 se estableció! a posibilidad de jugar legalmente en España, se acotó un marco de juego: por un lado, -se estipula que una serie de juegos tienen la posibilidad de ser autorizados, y, por el otro, hay otros juegos totalmente alejados de esa posibilidad. Ahora bien, el hecho de que un juego sea susceptible de ser autorizado no quiere decir gos ilegales nos podemos referir, que desde ese momento ya se pue- pues, a dos grupos: unos, aquellos da explotar mercantilmente por cual- autorizados en principio que son dequier empresa y de cualquier mane- sarrollados o explotados fuera de lo ra, sino que se tienen que someter a que la ley marca, o referirnos a otros una serie de requisitos. Las tres re- juegos que no están autorizados en glas fundamentales que tienen que absoluto, como el póquer. Conviene cubrir son: aclarar que cuando digo que el pó quer no está autorizado, no me refie 1- Cómo debe jugarse: Se estipu- ro a que cuatro amigos se reúnan la el porcentaje de premios que se para jugar, sino a que haya alguien deben dar a los jugadores y al Esta- que explote mercantilmente este juedo, así como otras normas, como go, que cobre a unas personas por por ejemplo, que los cartones del sentarse a jugar bingo deben estar impresos por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre o que las máquinas deben cumplir una serie de requisitos. Dentro del juego ilegal, la mayor 2- Locales donde se puede jugar: estafa hasta el momento ha sido lleAsí, las máquinas recreativas deben vada a cabo por unas sociedades estar instaladas en establecimientos anónimas que, aprovechándose del de hostelería; al bingo sólo se puede sorteo del cupón de la Organización Detrás de Prodiecu hay una sociedad anónima con unos beneficios limpios de diez mil millones de pesetas (director de lá ONCE) Un grave problema es el de los casinos clandestinos, que no sólo son ilegales, sino que además suelen estafar al jugador Las máquinas recreativas mueven en España más de un billón de pesetas, casi lo mismo que los demás juegos de azar nusválidos que se van a quedar sin trabajo. En este sentido, la ONCE, a la vista de que! a reforma de su cupón permitía ampliar el abanico de posibilidades de puestos de trabajo que se generaban, ha ofrecido a los poderes pubiicos la posibilidad de que le autoricen a dar cabida en estos puestos a minusválidos no ciegos. Hay gente que con este tema cae en un simplismo- afirma Miguel Duran- Creen que si se incorporan minusválidos a ia ONCE ésta va a dejar de ser una institución. de ciegos, y esto no es así. Primero, porque desde su fundación contamos con minusválidos no ciegos trabajando (en estos momentos son unos ocho mil) y segundo porque una cosa es la ONCE como institución, como corporación de derecho público que está orientada a resolver los problemas de los deficientes visuales y otra cosa distinta es la ONCE como dadora de puestos de trabajo. Salvaguardar el empleo Cupones ilegales La pregunta que ahora se plantea Miguel Duran es ¿cómo es posible que con el conocimiento que la Administración de Justicia ha tenido sobre este tema no ha actuado antes? ¿Qué poderes ocultos, qué manos, qué resortes inexplicables no habrán estado realmente detrás de todo eso para que el propio Ministerio del Interior haya tenido serias dificultades en y dicen que dan empleo y servicios intentar desmantelar todo esto? sociales cuando lo que hay detrás és A este respecto, José Ignacio Cauna sociedad anónima cuyos accio- ses afirma que hemos querido disnistas se han embolsado diez mil mi- tinguir las dos partes: de un lado, llones de pesetas limpios perseguir hasta erradicar totalmente La historia de los cupones ilegales la explotación ilegal de estos juegos, comenzó en 1984. Con anterioridad, y dé otro, separar la actividad de los nadie se había preocupado del sor- minusválidos que han sido contratateo de la ONCE puesto que desde la dos. Hemos tardado tanto en descreación de este o r g a n i s m o e n mantelarlo por querer salvaguardar 1938, fueron necesarios muchos es- estos puestos de trabajo y porque fuerzos para que el cupón de los cie- estamos en un Estado de Derecho gos alcanzara la repercusión social en el que la Justicia, desgraciadaque hoy tiene. Fueron años muy di- mente, no actúa con la celeridad que fíciles para la ONCE- sigue su di- todos desearíamos rector general- en los que nadie quería vender cupones y en los que se sentaron las bases de lo que hoy es esta organización. Sin embargo, En 1986, las máquinas recreativas una vez que hemos conseguido el movieron en España más de. un bidespegue, han florecido los imitado- llón de pesetas, es decir, prácticares. mente lo mismo que la suma total Máquinas tragaperras