Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 17- 12- 87- INTERNACIONAL -ABC, pág. 43 Extrema cautela de Washington ante las elecciones coreanas Nueva York. J. M. Carrascal Dos son los grandes temores de Washington ante las elecciones surcoreanas: que haya manipulación, lo que echaría a la calle a los que no están dispuestos a tolerarla, y que sean honestas, pero quienes pierdan no acepten los resultados. En ambos casos se abre un panorama de disturbios en un país clave en la defensa occidental, al encontrarse en primera línea ante el bloque comunista. En tan delicada situación, lo mejor es hacer el menor ruido posible, y esta es la actitud adoptada por la Administración Reagan durante la campaña electoral surcoreana, respaldando el proceso democratizador, insistiendo en la necesidad de unas elecciones honestas y prometiendo el apoyo al vencedor que salga de ello. Pero esto, tan simple ante los países con una democracia consolidada, es muy difícil en otros como Corea, sin esa tradición, sin elecciones auténticas desde 1971 y con una escena política tan dividida que incluso los candidatos de la oposición se odian entre sí a muerte. Por orden de gravedad, los problemas para Washington son que el vencedor sea Kim Dae Jung, el líder del partido para paz y democracia, que aunque no antinorteamericano, su larga batalla contra los gobiernos autoritarios le convierten en una inquietante incógnita. El segundo problema podría surgir si el ganador es el candidato gubernamental, Ron Tae Woo, pero se impone el consenso de que fue por fraude, lo que dispararía a su oponentes, muy es especial a Roh, que ya ha anunciado que si no gana es porque le roban la elección. Y sus partidarios, los más militantes de todos, parecen estar convencidos de ello. Lo que daría lugar a disturbios de tal calibre que tal vez indujese a tos militares a intervenir. Con lo que todo el penoso proceso electoral habría sido en vano. El problema de la percepción es fundamental, advierten estos analistas. Tiene que calar la idea de que las elecciones han sido honestas. El problema es: ¿cómo se consigue esto en un país donde apenas ha habido elecciones y con la temperatura pública hirviendo? Ventaja del candidato gubernamental en los comicios presidenciales de Corea del Sur La oposición clama contra lo que califica de mayor fraude electoral Seúl. Afp, Ap, Dpa, Efe, Reuter, Upi El candidato por el gubernamental Partido de Justicia Democrática, Roh Tae Woo, se mantenía en cabeza del escrutinio a la hora del cierre de esta edición, logrando conseguir una ventaja Según las informaciones difundidas por la televisión- los datos oficiales son facilitados con varias horas de retraso- Roh reunía 5.500.000 votos (38,4 por 100) de los 12.128.000 escrutados por el momento. Más de diez horas después de cerrarse las urnas, el líder del opositor Partido para la Reunificación Democrática, Kim Young Sam, figuraba en segunda posición de la carrera presidencial, con 3.113.000 votos (26,2 por 100) El tercer serio aspirante a la sucesión de Chun Doo Hwan, y presidente del Partido para la Paz y la Democracia, Kim Dae Jung, era tercero según los dat o s de la t e l e v i s i ó n con 2: 844.000 votos a su favor (24,8 por 100) El número oficial de votantes, según el Ministerio del Interior, fue de 23.028.330, lo que representa el 89 por 100 del censo electoral surcoreano. El ambiente en las calles de Seúl, a medida que aumenta la ventaja de Roh, se hace más tenso, y algunos centros de recuento de votos se hallan rodeados de partidarios de la oposición, que protestan por lo que consideran fraude en los comicios. El portavoz de la Coalición Nade casi dos millones de votos sobre su inmediato seguidor- e l centrista del Partido para la Reunificación Democrática, Kim Young S a m en las elecciones presidenciales surcoreanas, una vez escrutado el 64 por 100 de los votos. Los manifestantes fueron rodeados inmediatamente por las Fuerzas de Seguridad, desplegadas en la capital con motivo de los comicios, y la situación permanecía tensa con los dos campos frente a frente, al tiempo que las votaciones seguían su curso. En Pusan, la segunda ciudad del país, según informaciones no confirmadas, diez observadores voluntarios fueron golpeados por una veintena de personas nó identificadas, resultando tres de ellos heridos. También se ha informado de que en la zona sur de Seúl tres estudiantes fueron atacados por miembros del partido d- e Roh Tae Woo, y- según el diario de Seúl, Donga libo -miembros del partido gobernante expulsaron por la fuerza a observadores de la oposición de los colegios electorales. Los votantes más madrugado res fueron aquellos de as? r vincias de Chollanam, feudo del opositor Kim Dae Jung, y los de Kyongbuk, región natal del candidato gubernamental Roh Tae Woo. La Coalición Nacional para (a Democracia (CND) que reúne a diversas asociaciones religiosas, estudiantiles y grupos intelectuales, denunció la existencia de más de 3.000 casos de fraude en los colegios electorales de Seúl. Según varios portavoces de la CND, se esperaba fraude de parte del Gobierno y el partido de Roh, pero las noticias que nos llegan sobrepasan estas expectativas Por su parte, el oficialista Partido de Justicia Democrática (PJD) acusó a su vez a la oposición de haber atacado a funcionarios y observadores de esta fuerza política y de haber secuestrado a cuatro de sus responsables regionales. El líder del PJD, Roh Tae Woo, tras emitir su voto, se declaró contento por la gran afluencia de votantes, que a la una de la tarde superaba la registrada en el referéndum sobre, la nueva Constitución, celebrado ei 27 de octubre. Resultados provisionale Candidato RohTae Woo (1) Kim Younq Sam (2) Kim Dae Jung (3) N. votos 5.500.000 3.113.000 2.844.000 38,4 26,2 24,8 (1) Partido de Justicia Democrática. Gubernamental. (2) Partido para la Reunificacion Democrática. Centrista. (3) Partido para la Paz y la Democracia. Centro izquierda. cional para la Democracia, que está formada por religiosos, intelectuales, estudiantes y trabajadores, declaró al poco tiempo de iniciarse el recuento que éstas son las elecciones más fraudulentas de la historia de Corea Durante la campaña, el partido de Kim Dae Jung había reiterado que un triunfo de Roh demostraría el fraude, y produciría disturbios callejeros aún más graves que los registrados el pasado mes de junio. Los primeros incidentes de importancia se produjeron hoy en Seúl en el barrio de Tongdaemon, en el centro de la capital, cuando más de 10.000 personas, en su mayoría estudiantes, se concentraron para protestar por lo que calificaban de fraude electoral de parte del Gobierno y su partido de la Justicia Democrática. EL RIESGO DE LA CONTINUIDAD De confirmarse oficialmente la victoria del candidato gubernamental, Roh Tae Woo, en las elecciones celebradas en Corea del Sur, la primera conclusión a extraer de estos difíciles comicios es que ganó una amenazadora continuidad. A sólo nueve meses de la apertura de los Juegos Olímpicos de Seúl, los resultados de estas elecciones, que nacieron como un triunfo de las fuerzas políticas que presionaban al Gobierno en favor del cambio, aparecen hipotecadas por las denuncias de fraude electoral. El ex general Roh es, de todos los candidatos, el único que representa la línea gubernamental que, aunque se quiera vestir con galas democráticas, sigue siendo considerada en Corea tan autoritaria como la del actual presidente, el también general Chun Ooo Hwan, amigo personal y compañero de armas de Roh. Una agitada campaña electoral en la que los dos Kim de la oposición (Kim Young Sam y Kim Dae Jung) no supieron presentar una candidatura unida ha desembocado en una tensa jornada electoral que hace presagiar un futuro próximo cargado de violencia.