Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
JUEVES 17- 12- 87- OPINION -ABC, póg. 31 AFAEL de la Cruz, secretario general de Presupuestos, ha ofrecido una serie de informaciones sobre la evolución del sector público en 1987 hasta el pasado mes de noviembre. Ha hecho bien este alto funcionario al no pronosticar que el déficit, una vez concluido el ejercicio de 1987, vaya a comporta. rse como hasta ahora. El mes de diciembre es típico en grandes movimientos de ingresos y pagos. Y, como todos sabemos por lo sucedido no más allá de finales del año pasado, también de grandes maniobras, en forma de fuertes retrasos en los pagos para mejorar, de momento, la cifra que se ofrece a la opinión. prende una perturbación O sería justo tildar de adicional. Las letras del Tevisionario a Carlos Solchaga, ministro de Ecosoro y demás instrumentos nomía y Hacienda, por los de financiación de este huetérminos de su réplica al co entre gastos e ingresos presidente de la Asociación han de amortizarse y pagar Española de Banca (AEB) intereses. Su carga signifiRafael Termes, quien desde ca, como señalaba en febrero las páginas de ABC, Diario de 1987 el Boletín Econóde Economía, había salido al mico del Banco de España, paso, a su vez, de afirmacioal estudiar el período 1977 nes hechas por el ministro 85, un importantísimo cresobre las fusiones bancarias. cimiento pues se pasó de No se puede pedir a todas 34.000 millones de pesetas las personas que tengan de carga financiera el priuna visión histórica de tom e r o de e s t o s a ñ o s a dos los procesos y situaeio 1.167.300 millones en el úlnes había manifestado el timo. El proceso continúa y señor Solchaga el pasado luno se adivina su fin. Claro que para aliviarlo es preciso nes. La afirmación del miarrojar nuevas paletadas de nistro no implica necesariamente el aserto de que las carga tributaria. visiones sobre el devenir Mientras tanto, ¿alguien histórico le corresponden en Pero donde sí cabe verifirepara en el lado del gasto carlo es en otro terreno. La público? ¿Se demandan en él exclusiva a él en particular, recaudación tributaria sigue orden y concierto? La solu- o a él mismo y a sus compasu marcha acelerada de asción la halla el Estado por el ñeros de Gobierno. Por eso censo y 1987 será, sin duda, mismo sendero: agobio tri- reconocemos que no sería un ejercicio presupuestario butario y letras del Tesoro justo tildarlo de visionario. más en el que crezca, de maNi sería ello justo ni se coque, como es lógico, tamnera muy fuerte, la presión bién con presteza se trans- rrespondería, tampoco, con sobre los españoles. forman en nuevos agobios la perspectiva desde la que Podría decirse que este esde la presión fiscal. La figu- se debe m i r a r el a s u n t o fuerzo recaudador es sano y ra del pechero se conoce ya planteado en la discusión: el de si la Banca española será bueno. Sin embargo, el credesde la Edad Media. cimiento de los ingresos acumulados del sector público en un 23,1 por 100 respecto a 1986 significa que ese incremento se sitúa muy por encima del que ha tenido el conjunto de la producE confirmarse la versión de que parte de los trabajadores ción. Lo que subyace es fáde Alúmina han parado los hornos, estaríamos ante un cilmente comprensible. Suhecho de gravísima responsabilidad, por los daños ocasionamas crecientes de rentas se dos con ello, a la economía de la empresa, que deberá hacer sustraen a la iniciativa pride nueva planta el sistema, y por las consecuencias de todo vada y se transfieren al ello en la economía nacional. El gasto público en que se trasiempre mucho más ineficaz ducirán los subsidios salariales, durante el tiempo que persector público. Además, el manezca paralizada la factoría, se habrá de sumar a los miles ciudadano no percibe de de millones de pesetas que costará poner ésta nuevamente en modo convincente las con- marcha. Las medidas disciplinarias aplicadas por la Directrapartidas de su sacrificio ción de Alúmina nos parecen, de confirmarse el mal causado, fiscal. Cuatro órdenes de ne- justas. Todos los abusos son intolerables y merecen sanción. cesidades ansian los españoles que sean cubiertos, de modo preferente, por los desembolsos públicos: el orden Presidente- Editor público, la sanidad, la eduGUILLERMO LUCA DE TENA cación y la infraestructura Director viaria. He ahí precisamente LUIS MARÍA ANSON cuatro sectores, en los que la degradación es patenté. Director de ABC de Sevilla Subdirectores R 10 TRIBUTARIO SOLCHAGA Y TERMES competitiva en el momento en que sobrevenga, el año de 1992, el mercado único europeo. El tema no radica en si esa misma Banca dispone de la capacidad de previsión para prepararse debidamente ante este evento, de consecuencias copernicanas. La cuestión que se discute es la de si ese cambio es necesario o no de ahora en adelante- p o r haberse ya cumplido, o por encontrarse pendiente- y, en cualquier caso, si es al Gobierno, y al sector público o a la Banca, y en general al mercado, a quien corresponde decir qué conviene hacer ante el futuro. O sea, lo que subyace a la contraposición de puntos de vista entre Garlos Solchaga y Rafael Termes es la cuestión del modelo económico antes que la del modelo o tipo bancario. Es un pleito entre el principio de libertad y el principio de intervención; entre la autonomía de los agentes económicos y sociales, y la injerencia propia de un intervencionismo residual, que ni los propios intervencionistas son, a estas alturas, capaces de reconocer y defender de modo explícito y razonable. Creemos que es el señor Termes quien tiene a su favor el mayor número de puntos en la polémica. Habría de plantearse el Gobierno que preside Felipe González la cuestión de su modelo intervencionista (coeficientes de Deuda del Tesoro que la Banca debe cubrir y nivel de coeficiente de caja) antes que insistir en el asunto de si el perfil de nuestra Banca se adecúa o no a las necesidades del 92. Hay además otro hecho incuestionable: donde los sectores económicos han conservado rentabilidad suficiente, la conversión se ha hecho día a día, sin traumas empresariales y sin costes públicos. Y donde no se permitió, por variadas razones, que los sectores fueran rentables, las reconversiones han sido traumáticas y dolorosas. Déjese, pues, a la Banca que concluya su reconversión quitándole las manos de encima, pues son muchas las maneras de ponerlas. El Gobierno tiene en esto dos obligaciones: no inmis cuirse en la relación ínterbancaria y evitar, toda costa, el dar la sensación de que se inmiscuye e injiere DAÑO A LA ECONOMÍA NACIONAL D ABC Crece así el descontento social. El contribuyente jamás se alegrará por la exacción que soporta, pero una vez satisfecha, pasará a sentirse un partícipe conforme si ve que es eficaz el conjunto de los pagos del Estado. No es éste, por desgracia, el caso español. Por si esto fuera poco, el déficit, a pesar de esta sangría fiscal, sigue siendo enorme. Se cerró noviembre con 1,1 billones de pesetas. De esta situación se des- Francisco Giménez- Alemán Subdirector: Antonio Burgos Daño Vakárcel. Joaquín Vila. José Javabyes. Manuel Adrio. Joaquín Amado Jefes de Redacción: J A Gundin (Continuidad) J. C. Azcue (E. Especiales) 6 Berasategui (ABC Literario) A Fernández (Economía) J I. G. a Garzón (Cultura) A. A. González (Continuidad) H. Gutiérrez (Continuidad) L. Lz. Nicolás (Reportajes) C. Maribona (Continuidad) J. L. Martin Descalzo (Sociedad) J. Olmo (Edición) L. I. Parada (Suplementos Económicos) L. Prados de la Plaza (Continuidad) C. Prat (Dominical) Santiago Castelo (Colaboraciones) J M. Zuloaga (Investigación) Secciones: J Rubio (Arte) J. M. Fdez. -Rúa (Ciencia) A. Garrido y J Espejo (Confección) J C Diez (Deportes) A. Yártez (Edición Aérea) J. Sadia (Educación) E. R. Marchante (Es pectáculos) J Pato (Geáfica) M. A. Flores (Huecograbado) F. Rubio (Ilustración) M. Salvatierra (Internacional) C. Navascués (Madrid) J. A. Sentís (Nacional) M. A. Martin (Sanidad) D. Martinez- Luján (Sociedad) fl Domínguez (Sucesos) V. Zabala (Toros) E vebra (Vida Social) Director General de Prensa Española, S. A. JUAN MANUEL GONZALEZ- UBEDA Producción: S. Barreno. Personal: C. Conde. Financiero: I. Laguna P. Datos: V Peña. R. Externas: J Saiz. Comercial y Distribución: Enrique Gil- Casares. Publicidad: L. Escotar Teléfonos- Centralita (todos los servicios) 435 84 45. 435 60 25 y 435 31 00 Télex: 27682 ABCMDE. Publicidad: 435 18 90. Suscripciones: 435 02 25 Apartado 43 Prensa Española, S. A.