Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 14- 12- 87 CARTAS A PEDRO SAINZ RODRÍGUEZ A B C 43 Eugenio D Ors Dibujo: Sol ECIJA Ecija, al sol, Venecia en llena luna, Fábrica parangonan soberana: Mitral canal, la calle asigitana Si en el zenit azul su Gran Laguna. Civ ñas Solis vocabitur Una Ecija archiva sol cada mañana, Como la crisolinfa paladiana, En su apretada carne, la aceituna. Que, bien Titán, bien Hércules divino, Frutal Ciudad, llevaránte a molino Por holgarse en tu aceite y su derroche Y saltar vieran de tu entraña pía, Tanto sol, que la tierra anegaría Hasta llenar de luz la misma noche. Eugenio D ORS Miguel de Unamuno Señor Don Pedro Sainz Rodríguez Madrid Permítame, compañero y desde luego creo poder y deber llamarle amigo, que le felicite y le dé las gracias por el discurso que ha leído en la apertura del curso y del que acabo de leer un extracto. Y me ha causado tanta mejor impresión cuanto que me ha permitido acabar de rectificar una falsa idea que de usted me habían hecho concebir. Veo que es usted lo que yo llamo un hombre que sabe, pero no un sabio. ¡Y qué alegría produce poder encontrar un hombre más y poder rectificar un juicio equivocado desfavorable a una persona! ¡Gracias por la mención que de mí hizo, gracias! Lo de que Jesús si predicase hoy le someterían a la policía correccional lo cual es peor que crucificarle, ¡muy bien! Cualquier somatenista u otro vil esbirro de la Inquisición se metería en sus conversaciones con los apóstoles y denunciaría sus invectivas contra los escribas y fariseos, invectivas que un general Vallespinosa llamaría insultos. Ese general parece ignorar que a Juan el Bautista le decapitaron porque denunció públicamente la conducta del rey Herodes y que al Cristo le crucificaron por antipatriota, según se lee en el evangelio según san Juan. Ese general- y le agradecería a usted que se lo hiciese saber- llama insidias e insultos a lo que en todos tiempos ha sido la natural expansión de una conciencia cristiana y civil herida por la arbitrariedad tiránica del poder público. Ese general parece ignorar que no puede haber hombre de conciencia sencillamente honrada- con honra, dejando el honor que es cosa caballeresca- que pueda prestar ninguna clase de concurso a un poder que encarcela a un hombre por una carta privada que contra toda ley divina y humana, se abre, y dígase lo que se dijere en esa carta. Yo os aseguro que el Poder tiene tristeza profunda cuando es combatido con armas bajas... Así parece que dijo el general Vallespinosa. Pero haga saber a ese general que no es arma baja llamar a las cosas por su nombre y que en bajeza nadie ha llegado al punto de ese poder que consiente a un par de locos atrepellar toda ley y toda justicia. Se quiere distinguir entre el Directorio y el Dictador, pero un Directorio que nada dirige y que consiente al supuesto Dictador cometer todo género de tropelías, insultar- porque él es el que insulta- desde el poder, mentir y poner en degradante ridículo el nombre de España con sus sandeces, ese Directorio merece cualquier calificativo. No sé lo que ese general llama las serenas regiones de la doctrina ni él lo sabe. Ni lo saben los analfabetos que ejercen la censura con el más lamentable espíritu de esclavos. Después de lo que han hecho con Ossorio, con el hijo de Sánchez Guerra, con los corresponsales de La Nación y La Prensa y con otros cien- hoy aquí desterrado por repartir hojas contra el Directorio- después de eso los españoles dignos deben ponerse en condiciones de correr igual suerte. Lo cual es peor qué crucificarle. Tiene usted razón. Más grave que ahorcarle a uno porque le sacó a otro Un ojo o le robó un par de gallinas es meterle a uno en la cárcel, si- Membrete Eugenio D Ors Biarritz, 28- IX- 37 Excelentísimo señor Don Pedro Sáinz Rodríguez Salamanca Mi ilustre amigo: Estuve en Burgos el miércoles pasado y, después de ver al General, el cual amablemente me dio satisfacción en aquel asunto paternal, le busqué a usted. Supe entonces que acababa usted de salir para Salamanca, pero se me confirmó que, esa misma mañana del miércoles, su secretario había recibido la plica que le dirijí desde Pamplona y donde iban las notas sobre los dos proyectos académicos a ios cuales se atribuía una convocatoria el próximo día 12 y se le devolvían además los otros dos proyectos prestados como modelo. Salí ayer de España y me encamino a París para buscar el manuscrito español del Fernando e Isabel amén de alguna ropa de invierno. Pero cuento entre el 5 y el 6 próximos, encontrarme de nuevo en Pamplona, y desde luego a su disposición y atento a cualquier llamada o aviso suyo. He pedido que se le remita a Salamanca, y así se ha hecho hoy mismo, un ejemplar del Almanach des Arts que, con un joven colaborador, he empezado a publicar y que le ruego acepte, mientras llega la ocasión de que le ponga la dedicatoria en la guarda. Ya me sabe adicto y devoto Eugenio D ORS Dirección en París: 4 Square Emmanuet Chabrin XVII. En Pamplona: Hotel La Perla España por Franco Membrete EUGENIO D ORS 4. Square Emmanuel Chabrin. París XVIIa 9 diciembre 37 Mi ilustre amigo: He visto en Le Temps de anoche que acaba de ser publicado, en la fecha prevista, el Decreto de restauración nacional de las Academias. Aunque la información se refería únicamente a dos o tres puntos, me figuro que la totalidad de aquél se ajustará a los términos acordados. En ellos se prevé para el día 15 el comienzo de los trabajos de reorganización y convocatoria. Pero, como en esta fecha precisa quizá me será imposible haber ya llegado a España, acabo de escribir a nuestro amigo José María Pemán, que según aquellos debe presidir la Comisión preparatoria que convoque la primera reunión de ésta para el 17, día en que espero haber ya regresado. A usted como a él vuelvo a pedir el servicio de toda atención y presencia en un asunto de tan alta importancia como delicada gestión. Me atrevo a decir que, si bien se mira, del acierto y eficacia con que lo llevemos depende todo el porvenir de la cultura española. Anteanoche regresé de Suiza, tras de haber dado, en Ginebra y en Lausanne, las dos anunciadas conferencias. Creo haber hecho buen trabajo. Ya le contaré. Con mi admiración y afecto de siempre Eugenio D ORS íl í r I C- Autógrafo del poema de Eugenio d Ors