Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
HUMOR AL LORO El observador entrometido COMO VÑ ¡KKBFK. mdl P EO PE SU lK. EL JomL í OBREROS y PE KEPUCiRLEÍ LAÍ mm LA RABLEi. NORTE UNCA entendí re muy bien como siendo la derechu españohsia una minoría ínfima en el Pais Vasco (salvo, cloro estA, entre sectores de la población destinada piir el Gobierno central) frente al españolismo no derechista (iiglutinaJo en torno al PSOEI. la derecha nacionalista í P N V) el centro separatista (EAI. la izquierda de conciliación Í E E) y los s o c í ó p a l a s en azi- boíchevíques- (HH pretende esa derecha llevar la vo cantante sobie el problema de esa Comunidad: a no ser. claro, qut: vea a dicha Comunidad como un ente colonial díscolo y zanpolotinov donde la opinión de sus habitantes ílos oue viven ahí de siempre, no los destinados eventualmentej se considera algo secundario frente a la voluntad de la Metrópoli- o sea. Madrid) N me or ignorar el componente inEimsecamenle nafiunalK de los alevines filoctarras. Api stilla íobre lo anterior; los únicos sectores políticos de este país que tienen una especial afición por las águilas en sus emblemas v pendones son ios franquistas acérrimos (apegados aJ escudo del pasado récimcn) los neona is y. H e m Batas una. Como coincidencia, tiene su miga. Ver las calles de Pamplona este o t o ñ o empapeladas con carteles nodiendo homenaje a Yoyes fue un espectáculo csticnulante para todos los que nos sentimos más cerca de los valores de empalia que de los tícs predadores. Obviaminie. el homenaje lo firmaba un partido: Euskadiko Eíkerra. Sí un partido esiatalista (por ejemplo, el CDS) hubiese puesto también su rubrica en este reconocimiemo a una máríir de la reinserción, hi concienci; i de España como unión libre y solidaria de l s Comunidades que la forman habría sido mayor, y m a y o r t a m b i é n el c o r t e de mangas a quienes Odian a España y a sub oponentes en el espejo, aquellos que confunden el problema del No te con- la guerra de África y añoran un Mitlán Astray que pacifique la ¿ona. Femando MÁRQUEZ Síí E- á La columna de Isidoro Por Jsidoro Loi CUADROS Cuando en 1911 robaron la Monnn Lisj- del Louvrc, de Paris. el número de personas que acudieron a ccintcmplar lü pared desnuda duranítr lo5 dos ñoi que e. sluvo pi tdido lúe muyor que el de IÜÍ uue adniírarón la obra t u los a ce años inte ñores. B, C. Ciertü periódico organUó un L- oncurfíO pyra la mejür resue íia ¡1 U pregunta: s el lusíu de Arte de Nuevu York Cümeníjra a iníiendiaise y usled pudiera salvar un yjlo cuadra, ¿cual sacaría usled? El pan di r fue el celebre comediógrafo Tristáti Bi tnard con la sigüienTe respuesta: El más cerc nu a la salida El pncgo Zeuííis pintaba un LUiidro que representaba un muchacho con un tanüslillo de uvas, t- ra tal el realismo que iban hís pájaros a picar el friíto. El pinlur, muy ufano, dijo a un amigo: ¿Que le parece mí cuadro? Hasta loi pájaros se engañan crcvendo que son uvas de verdad, ¿C ó m o lo sabeí 7- preguntó el amigo. -p o r q u e vienen a picarlas. -E n t o n c e s el m u c h a c h o debe estar mal piniado- ¿PoT quú? -Piirque los pájaros no se asusiiin ai verlo l a derecha cspanolisia se obstina en ver a Herri Batasuna exclusivaniente como un conglomerado leninista, casposo y bitrbudo, cuando las Jarrai (Juventudes de H b) no han leído una línea Toja en su vida. Elevan al rape hasta las ideas creo que nunca mejor dicho) y usan la misma diakcUea (sólo que con acento euskaiol de los más enaltados fieles al 0- N. Claro que este careo de dialécticas mellizas pondría a la derecha españoliiita en un biete: es E Jcan Nohain- OUna ieñora. a las demás uri ta quu l ¿i acompífEiab n pnr las gjk nüs del Museo dt Prado: -Ahorü, mientras yn voy leyendo d t ilálogo usledci miran. Así ermmaremo mucho más pronto, íp R. L. -O- P n un incendio, entre un RcnihT. imií V un gato, salviir i el galo. -Giacomcllj. tamos pintor su ¡7 Hl 90l- 966 -O- D o n Isidoro, ¿usfcd i aivaría v l Rcmbnmdl o el gaío? -D e p e n d e de si fuera mió el gato o el Rcnibr. -indi. 47