Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
le fliií s. h tH que de La noche a b mañana te tonvicrlc en una pcnofia que diwfla ctnila v la vende además muy bien. Sipucn Jos pedidos y continiu llegando el diiicnj, baslantc dinero. Nianue! Pin 4 v u p a ludia y a Faib, y se entera que Juy unos de füc paraidos a L. h ferias v se cuela par i a ver maicnalcs, colores, ideas. Pero una noche en BarccLona ve un desfile de Trancis Montesinos y enloqueccj que aspiro, a comepuir ermjcíonar a nueve millor es de mujeres. ¡Nueve millones... -S í pero los nueve millones de mujeres más c: qui tas del mundo- Espíritu Ealenciaga -Y conjicn a su carrera de ¿ritos en mil novecteotos setenta y nueve a presentar colecci 6 n en el Liceo de Uarcelona ¿Oué le enseñú aquella pasarela -Yo tcnJa un taller de punto; y présenle mi colección, natunlmente de punto, pero al íinal vestí a vemtisieie mujeres de ncRro, en falla y encaje. Aquello entusiasmó al público V a la crflica. Fue precisamente en ABC, Piedad Moiemí quien dmi que yo tenía el espíritu de Balcnciaga. Nunca había visto nada de Balcnaajía y me mosqueó. Aquello había sido una locura, una mconsa e n d a por mi parle, pero me sahó bien. Tal vez su vida esld marcada por esa inconsciencia con que a veces hace las cosas, porque sin tener una preparación de diseñador, sin haber cogido un lápiz, se mete de lleno en esta iveniurií. -N a o un veintiuno de mayo y estoy en medio de Tauro y Oémtnis. Desde niño soy Tauro, pero mi gran ilusión es ser Gérmnis. ¿Que es lo que ocurre? Qite por muy toro que tu me veas, por muy sólido que me encuentres. en cuanto te descuida, y sm quitar los pies del suelo, intento hacer una pirueta. Claro que me ha mareado la incouseiencia. pero también mi tesón, mi afán por querer a la mujer y el deseo de mi ropa esté 3 UCsusn emociones. solo cu función c- E mi noveaenios ochenta y lies funda la Federación del Prctá- Porter con oíros sos diseñadores, ¿A üué aspiraban -Fue la Administración la que nos dijo que si nos reuníamos v éramos hombres y trabajadores nos ayudarían, l a s reuniones se bacían en mi casa cada quince días. Al principio bubo mucb. i emoción, pero ¿qué pasó? que al cabo de año y medio la Admitusiración no hacia nada con nosotros y Vimos que no tenia sentido continuar. Se pctdiO el tiempo. Llora de emoción -A l ver eJ desfile Jloro d e cmijción. Me doy enema que un español tiene m 3 vida que lodo lo que he visto en París v en aUd, V eui mni en Parí acudía a los desfilen de TTiieny MU; EICI y en li ia a los de Is: ey Míyake; pero creo que hdstd eie día no había vistu uno tan maravilloso como el de Montesinos, Tenía una pasKVn por el Ne go, por vivir, por dar... Ein ese momento sufrí una decepción conmigo mismo y pense que no era diseñador. Me empichan las dudas. as ancuítias y me quedo en blanco, p o de áhi y me doy cuenta que si BaleiKiíga es Amerita, Jas tres carahehs para llegar son Montesinos, Miyak. e y Mug er. -E s cuandt mienta construir un mundo propio y dotaiLo de una rilosufia. ¿Cuál? -F. Mamcrs en mi novecientos setenta y cuutro y empiezo a diseñar- Siempre h hia pensado en llecar a los cuarenta siendo rico y m i l l o n a r i o y luego r e t i r a r m e pero a los treinta y tres anos me quedo en blanco. Me doy cuenta que estoy conhindido, que realmente el dinero, por niuchti que esté g a n a n d o no me interesa, porque no me hace feliz. Rníonees decido sublimar mi irahajo diario, pensar V entender que la ran diferencia entre moda y diseño es que la moda se lleva y el diseño se sienle. A parUr de ahí prendo a poner mi alma y mis eituxiones en cada trazo del lápiz. Tuve mucho miedo cuando emprendí esta aventura porque aunque siempre me habían salido bien lodds en las que me había metido, me di euenta que el dtseñar no es una aventura cualquiera, siiHt muv Sicría. y yo no sabí diseñar j g c S b m EL color n e g r o me parece de im erotismo sublime y no le sienta mal a n i n g u n a mujer -Y a anles usicd quiso poner una- pic- d- en Nueva York- -Y SI no sabia, si no habí co- -Es la primera historia fuerte gido nunca un ISpiz, si no tem que h! ip -Me laikzo a ía aventura una formación, ¿cómo se metió de poner tienda en Nueva ork. en éi diseño? y. por muy bien respaldad i que- -Porque desde los nueve anos iba de abogados, como no estaba estoy lrab, i) ando en el mundo deL preparado, me sale mal. Me rodiseño, en deudas de tejidos. Ahí baron dieciocho millones y casi empece a conocer J moda, Us me voy al júrate. Llegue a deber reacciones y his necesidades de la cuarent- j millones de pesetas. mujer hacia la lopa- M e n o s mal que Galerías Pre- P e r o el diseñar es nluy se- ciados se ñjó en usled rio, -Y o ya vendjd a c i n c u e n t a- C l a r o ijue lo C. N Omero que iienda H pero un dia llcf iuon do el centro de mi vida sea mi iraba- Galenas, me hicieron una oferta, jo para Ja mujer Hs a lo ünieo la estudié y acepte. Es cuando 34