Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
grupo de a r t i s u s que luchan a üoniellada! contra u prupia facilidad de dibujar perícnccc Aivaro Ek- lgiidn, cuya u l l i m í expí sidón en ¿galcrúi Biosca c una TIUCVÜ y eüpItndiJj kccíün de madure de íuLTía y de capacidad crcadoía. Pai njcs. biídcgones, figuras y retratos componen t- sia mueslra laTRO tiempo esperada por todí s los que amamos u pintur r Paisajes luminosos, disfrazados de ingenuos, donde la Ikciea cania liberladcs y el pirilOT ¡nterprcia con enorme ternura montanas y i amin s ensoñados, dejando íin embargo, cjue A paleta estalle con la antigua v j o k n e i a de lo f a u v e- B degones poéticos en los que la agresiva a dtiencia del ct netípto se equilibra de gracia y llena de fre? ícura el arriesgado uso iie L- spaeio pictórico. Campesinos de Navia y de L Ü Olmed- i, requenidilos de sol, míe parecen mirarnos desde el fondo dei tiempo con un aire d t buila y un exTrano matiz de acusaeiün, y aue el artista h; icc SUIJ; IT en mucna ocasiones sobre un lien- o borracho Jo coloT, empapüdo de rojos o de grises, en un reto mdudable a MI propio magisterio, y en los que se adivina un cit rTo simbolismo al hacer imposible separar la figura de ese entorno acobiante ijue funde en el coloi el nombre, el honzonle y el paisaje. Retratista dramáticD y veraz Magníficos retratos, entre el tos tos de Mercedes G a l Borges y R a f a e l A l b e r t i e n r i q u e c e n la muesTra. Son retratos veraces y dramáticos, a medio camino entre la caricatura y la vivisección, que descubren verdades escondidas C intuyen oscuras zonas del misterio inieiior. E l pnitor profundiza en sus m o d e l o s D e s t r u y e su compuesta aimonia, rejnventa su esqueleto, descompone la compuesta serenidad de los rasgos. El pincel cae como una pedr; ida si bie el agua. Los rostros tiemblan Síjbre la tela y de ese movirtiicnin de i; cslos y de líneas, de í o i m s y c o l o r nace herida y marcada cL a l m a del m o d e l o Toda la vida patpit en esos rotitros. en los que Alvaro Delgado, convertido en un CMrano quiromán tico H parece descubrir cada destino. Retratos esperpéuticos, deformados y v i v o s i m i g e n e s buscadas en el espejo cóncavo q u e i n v e n t ó don R a m ó n E l pintor jueca fucTte, distorsiona y somete el r i t m o y la m e d i d a agiañd; i o disminuye dimensiones, da sentido al color. L a estética se somete a la etica. Se hace forma el espíritu y el retrato se agita y se retuerce como una llama Viva. En cada obra está el aver, el hoy y hast el maiíana. No hüv concesiones, ni adulación. flafael Alberll. azules y blancos en un pulso marino Jorge Luís Borges el ojo atento a To que pasa, en colores quebrados 27