Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
coJ. V se que mo hubiera Ikvadn mil milloni: df las rtv líi ilcl mundi c n i í r o pcru no quicro CdiCL l. Li UL z h: i Icnidí IJI ddicade it JL tícjiímn: en liheriiid sin fínnja. Me podía híibei iraiado mejor un IJI pero m ha I miado bien. -Alguien re ha iraiado myl? -Algunos Eiiedios de cüniunieaciúii nic han querido apl 3 tar. un xvti el símbolo do la Esp: iña a n fe ñor? -Seiiún aljiíiniís, Lola Flores h. L Mdo 1,1 linita que ha vi tüu bien eon cf íraniiujsmo. Y quiero deiar d a r o que yn no soy pollit a Y yn il señor Fr- mcisco Friineo nunca le he molestado para nada. -SoLaniente fui a hailaTle como si me hubiera llamatlo Felipe González a la BiKleguilla. ¡lUti- no quenan vd er riada de España. V I J 5 emhaiíidores españolea decían que ella íiHCÍa má en un. i noche, cenando con un primer mmistro. que ellus en tres años. O u é época recuerdas con mas cariño? -Mis primeros iños de ca -ida, cuando tuve a nii pnmerii hija, ¿í- sos aiíos cmán hgatlos al pjso de María líc Molin; Me duele que las máquinas de Hacienda sepan tanto de u n a s personas y tan poco de otras Yo he servido de ejemplo p a r a meter miedo a la gente con los impuestos pero la Lola csiíi liva y núeniras tenga vida e n í o energía para acabar, sülu con la m c n i e eon varias personas. Mitdo No habla con reíeniimK nio, j ero tíslá enfuredtla, Le duele haber leniJo que vender la Lasa de M: iría de Molina. Nada bubícra icnido que dejar si hubiesen caminado conniigo con el respeLo y la dignidad que yo ereu que merezco por ser una currania dice, ¿Tienes miedo? ¿A qu -A la siiuadón. -Miedo siempre ít licnc- Peio lampocü (entü veinle años v no vuy a vivir demasiado como pjríi nucesilar laníos millones. No v ambiciosa v ton vivir como vivb me conformo, Y con lener trabajo hast. i que me relire. l i a s perdido alegria? t n algunos momentos, si. Y depresiones, que irán contadas en el libro de mi vida que está escribiendo Tico Medina, Y noche Iras noche pienso en que estoy perdiendo un tiempo prccioson meses que no volverán, por culpa de esia situación, ¿Otilas? -N u n c a he o d i a d o ni odio ahora. Como creo en Du s digo que El d ¿a cada uno lo que se merece. Y ahora lambiera le pido eon un poco de egoísmo que no quiero cerrar mis ojos hasla no ver algo que quiero ver. ¿S e puede saber d qué? -No- ¿Has hablado con Solchaga? -í o. No be molestado a nadie. Aunque bien es verdad que esperaba reacciones de nmchoíi amigos que no se les ha ocurrido llamarme para decirme si necesitaba ali; o. bAO lo len o clavado en el corazón. Pero no importa. La verdad siempre sale a flote eomo la gota de aceite en el vaso de agua, ¿N o piensas que este palo te hava ptJdido venir porque tú eras voy patfi a r i i b j Cuando estoy eoíi los nn os soy más íelií Y hay momentos en que sola me dioo: Pcro. Litla. cómo es posible que después de lanía lucha, de tanloí aplau ts, de lamo cogerme la gente por la calle v tit. irme del vesiídsi, me pueden ahora tirar tünio poí el suelo ciertas personas? Te han fallado amigos? -U n o s cuantc) S. H ¡K lli radí -M u c h o m u c h l i i m o Y al principio mucho más, l- uego me compenetré tonmi o misma v vi que no soy niiila persona. Y viendo la salud de l ¡i faniiha dejé de llorar. Y J lloran; cuando me falte mi madre. ¿lh; s engañado ali una veí? -No. ¿T e han engañado? -E n ci sas de poca monta. ¿Oue picns. is de la muelle? -Que ahora no me gustaría morirme. Antes no me miportabd, peto es que yo no creí que se quisiera lanlo a los nietos. Y mi nieta me quita las penas, ¿Pedirás ayuda a alguien? N o No he podido ayuda. No quiero nada de nadie. Ni quiero homenajes. El homenaje cuando esté con el bailón. Tuni- o mucho orgullo porque me ha costado mucho llegar. No q u i e r o más ayuda que mi trabajo v espero que los empresarios no me cierren las puertas pensando oue les van a mirar los libros de llacienda. ¿Te queda aleun resquemor? -S i sin duda, Cíue se hhi podido tener algo niás de amor a esta española o admiración a esta artista. Y SI a mi el ministro me ííLola está viva y tengo energía p a r a acabar, sólo con la mente, con varias personas tíLa verdad siempre sale a flote como la gota de aceite en el vaso de agua -U n poco después. Estaba yo embarazada de Rosario. Me llevó Ed at NcviJle y me dijo que allí- ¿E s éste el n; omento más di- vivian Marisol e Isabelita Ciarcés. Y lo compré. fícil de tu vida? ¿Te va a copiar dejarlo? -P a r a mí los momentos difíci- -Mucho, Pero Antonio eslíi les son cuando ten o enfermedades en la familia. La niuene de peor que yo. En ese piso ha habimi padre, de mi hermano, enfer- do alegrias v Tristezas. Más alemeoadcs de los hijos... Esto es grías que lrislc? as. Y la uitarrJi ransitorio y. además, no creo de Antonio sesuirá sonando por que llegue la sangre al rio. Si Sol- los rincones de 1 a casa. chaga lienc un poquito de cora- ¿Envidias a alguien? zón espero que arregle los im- N o Envidiar, no, porque a puestos para todo! las personas que se puede envidiar les falta mucha mor: il v mucho sentimienio que a nji nie M Recuerdos bra. Ha canitido cxt todos los teatros- Eres feliz? del mundo. Ha comxido a Chur- -Tengo m u m e n i o s q u e me chill y a ministros de países gue vengo iibajn A rnomenlt que me ue por si me a lo no voy. Samaahora, mejor supuesto, No soy política. Soy arlista. Reponajo gráfico; Juanjo GuJllín dice- pa ue esto que debe yo hago asi V lo pago. Porque yo no he querido defraudar. jComo voy a defraudar si vo no me voy a ir jam ¿s de este pdis! ¿Cambiara! en algo a parTir de aliota? -He sido demüsiüda buena gente. Ya se lo dije a la jue que j partir de ahorü iba a ser mis mala gente. Hav que ser peor en la vida. Hay un cierto rcpusto amargo en las uhimas Pero ya estoy seguro que Lol. i seguirá siendo demasiada huenj tícnte Cuando le vuelva la alegría y se le escape del eori on la pena, penita, pena, que le ahot; a. Germán L 0 PE 2 ARIAS