Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 A B C (OPINIÓN! -Comentarios liberales- El recuadroRQBABLEMENTE le han jugado una mala pasada los socorridos duendes de las imprentas; de otra forma no me explico que don Joaquín Leguina, hombre juicioso y de recto criterio, haya afirmado lo que se le atribuye: El que quiera hacer dinero, que se vaya del PSOE. Hombre, eso es justamente lo contrario de lo que- según parece y cuentan- -hay que hacer para juntar un capitalito muy curioso en España hoy. El que quiera hacer dinero, don Joaquín, no solamente no es conveniente que se vaya del PSOE, sino que debe afianzarse bajo su sombrilla protectora. Si se van del PSOE, como usted dice, don Joaquín, ¿qué va a ser de ellos? Un traficante de influencias fuera del PSOE tiene menos porvenir que un vendedor de catecismos en Rusia, aunque no sé tras el viaje de don Miguel Gorbachov qué puede ocurrir, porque no me he leído el capítulo sobre los ripaldas en su best seller de la perestroika Además, que ya lo dijo el propio don Felipe González en memorable noche toledana, a la salida de la Bodeguilla: Fuera del PSOE hace frío. DOMINGO 13- 12 r 87 LOS DESANIMADOS E S posible que cualquier otro Gobierno hubiera fracasado, como éste, en la lucha contra el paro. Lo seguro es que no hubiera sido capaz de inventar más argucias, trucos, triquiñuelas y artificios para enmascarar su fracaso. Aquí, cuando los números desmienten los vítores de la prosa triunfal, se los maquilla, se los engorda, se los adelgaza y, si es menester, se los secuestra. Lo que todavía no habían osado las brigadas de rebautismo de TSs cosas era llamar a los parados otra cosa que parados. Pues bien, en la lucha contra este azote social, el Instituto Nacional de Estadística ha dado con un insospechado bálsamo nominal: ahora a un grupo escogido de parados ya no se les considera oficialmente tales, sino simplemente desanimados. Han pasado de la afección económica a la espiritual, de las frías colas del INEM al íntimo y delicado spleen. Ya no necesitan empleo, sino comprensión. El señor Ruiz Castillo, director general del INE, hizo anteayer este descubrimiento ontológico ante la estupefacción de los periodistas económicos. Andaban éstos algo mosqueados por el retraso de Ruiz Castillo en dar sus números a la opinión, pero se relajaron cuando don Enrique advirtió que su retraso se debía al puente de la Inmaculada y a las riadas de Levante. Lógico: la Inmaculada Concepción cogió de improviso al INE, abstraído como estaba en otro tipo de alumbramiento menos puro, y las riadas de: Levante debieron de mojarles los papeles. Menos mal que durante un par de días salió el sol y pudieron secarse. Si no, habría desaparecido de España la estadística hasta la próxima primavera. Los desanimados, que no parados, aunque se apunten al INEM, son ochenta mil ochocientos ciudadanos. Redondo número, por cierto: siendo su condición de orden espiritual sorprende tanta precisión en los ceros y los ochos. ¿No serán, por ventura, ochenta milsetecientos noventa y ocho? ¿Se han puesto de acuerdo los desanimados de España para facilitarle el trabajo al señor Ruiz Castillo? Probablemente. Un funcionario que padece de ese modo lluvias, fiestas y riadas, i n v i t a a la compasión. Pero ¿cómo sabemos que ese número redondo de gentes sin empleo no es de parados sino de desanimados? Don Enrique nos revela la clave: sucede que estas personas creen que no encontrarán trabajo y, por tanto, no buscan empleo. Hay que ver. Hasta hace poco se consideraba que decir que quien no trabaja es porque no quiere era una expresión reaccionaria; ahora, decir que el que no encuentra empleo es porque no se empeña en buscarlo, no sólo es progresista, sino todo un concepto estadístico. Otro concepto sociolaboral añadió el amo del INE a su brillante exposición; el del activo potencial Llámase así al parado que lo es por falta de ocasión trabajadora inmediata, pero que espera encontrar alguna actividad propia como autónomo Hermosa forma tecnocrática de decir que espera que le salga alguna chapucilla. Estos activos potenciales -treinta mil quinientos exacta- mente- son, como puede ver- 1 se, la otra cara de los desani- mados. Mientras éstos yacen en la abulia vespertina leyendo a Baudelaire, los AP, con perdón, o sea, los activos potenciales, no eludan de su carácter de empleados, aunque en ese momento no cobren son, por así decirlo, los parados animados. Gracias a su entusiasmo no alcanza el haber gubernamental la tenebrosa cifra de tres millones largos de parados. Si el señor Ruiz Castillo sigue animando el censo pronto trabajará toda España. Y el que no lo haga será un simple desanimado. Lo que antiguamente llamaban u n ¡vago. ¡Bendita sea la estadística! Federico JIMÉNEZ LOSANTOS P LA CIGARRA SI fuera del PSOE hace frío, como quedó sentado por la jurisprudencia felipista, ¿qué de ilógico hay que muchos, dentro de él, se estén forrando, y no precisamente con abrigos como el de doña Raisa Gorbachova? Hay que abrigarse ahora que están los sobretodos a mano, porque después vienen unas elecciones y quién sabe qué puede ocurrir. Y otro además más, otrosí que se escribiría con letra procesal. Después de todo, lo que están haciendo estos señores es de lo más burgués y conservador que se estilar pueda. Están volviendo a escribir la fábula de la cigarra y la hormiga. Probablemente, en esta fábula, don Joaquín Leguina cae en la parte de la cigarra. Mientras el señor Leguina está poniéndole paño al pulpito de cara al próximo Congreso, cantando la vieja canción de las verdades del barquero, al uso de don Pablo Castellanos, otros se dejan de cantos celestiales y siguen la moraleja de la hormiga. En la fábula de la cigarra y la hormiga, las ci- ZIGZAG Años y cargos Nadie podrá negar el esfuerzo realizado por don Joaquín RuizGiménez como Defensor del Pueblo, su laboriosidad y su rectitud. Pero sus manifestaciones revelan una incansable disposición de seguir trabajando, a pesar de los muy corridos setenta años, y traen a la memoria del lector el deseo no menos vehemente de los catedráticos que han sido forzadamente jubilados con una data de nacimiento posterior al menos en diez años a la del Defensor del Pueblo. Dietética La lucha contra la obesidad es típica de los países desarrollados. En los Estados Unidos se ha convertido en una obsesión, hasta el punto de introducir una variedad en la bebida nacional por excelencia: la Coca- Cola light. A juzgar por los anuncios de edulcorantes sin calorías y de planes de adelgazamiento, España ha entrado en pleno desarrollo. Aunque guardar la línea es expresión que tiene bastantes años en castellano. Pero sin duda no se aireaba tanto. EstaNavidad. todosbsptóHos cohrdobleregafoT 1. Su precio y condiciones Sin entrada Primer pago en febrero Cuatro años de financiación Clases gratis hasta junio 2. Y una excepcional Cesta de Navidad con cada piano. Para que le suene muy dulce No deje escapar esta oportunidad sólo válida hasta el 30 de Diciembre No admitimos reservas por teléfono MUSIEAL AUDIT 0 RIUM Orellana, 3 (Metro Alonso Martínez) Tel. 410 07 27 410 05 33 MADRID La mayor exposición de pianos nuevos y de ocasión Abrimos sábados tarde