Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Entrevista tivamente ei peligro de una guerra nuclear. De ello dependen cuestiones tan importantes como el diálogo Norte- Sur y una ayuda eficaz al Tercer Mundo para acabar con el hambre, la enfermedad y la ignorancia. -L a defensa de Europa es una cuestión que toma un especial relieve con estos acuerdos. Bajo ese prisma ¿piensa que es importante la integración de España y Portugal en la Unión Europea Occidental? -Pienso que sí, siempre que no suponga algún tipo de merma en la estructura y prestigio de la Alianza Atlántica. Portugal fue miembro fundador de la OTAN y sigue considerando tener un gran papel en su juego de intereses. Amigo de España ¿Aprovechará la visita a España para tratar con el presidente del Gobierno temas de la Internacional Socialista? -Visito España como jefe del Estado portugués. Nada más. Después de ser elegido presidente de la República olvidé mis preocupaciones de partido, tanto en el plano nacional como en el internacional, pero no dejé de ser socialista por eso. Y, por otra parte, no dejé de ser amigo y de considerarme camarada de Felipe González, con quien tengo buenas relaciones, nos entendemos muy bien. Aunque no está marcado, voy a mantener dos largas entrevistas con él y es natural que entre todos los temas que tratemos aparezca también el de la Internacional Socialista. ¿Qué espera obtener de esta visita? -Fundamentalmente lo que deseo es que en esta visita, que responde a una invitación hecha por su Majestad el Rey el día en que asumí la presidencia de la República- e l Rey y la Familia Real española despiertan en mí una gran admiración- es ofrecer en España la imagen de un nuevo Portugal moderno, abierto, que quiere ser amigo de España en el marco de la Comunidad Europea. Desearía que la delegación que me acompaña entrase en contacto con el pueblo español y que éste tomase verdadera conciencia de la nueva realidad; portuguesa. ¿No le parece que además de modificar la opinión de los españoles con relación a Portugal, habría también que hacer alguna cosa para modificar la mentalidad de algunos portugueses en relación con España? -Pienso que sí. Pienso que tiene toda la razón, y yo más que nadie he luchado en este sentido en Portugal porque siempre me he considerado amigo de España, y lo he dicho en todas las circunstancias, que haré una continua defensa de la necesidad de que todos los portugueses deben tener con España una relación sin complejos. Antonio ROMERO A B C 27 El presidente de Portugal distinguió en 1986 a Don Juan con la Orden de Cristo, la más alta condecoración lusitana que éstas, por lo general, son más dignas. ¿Qué puede decir sobre esto? -Veo la cosa de otro modo. En primer lugar siempre insistí en que el Gobierno portugués estaría presente en la conmemoración de 1992 en la que se evoca la llegada a América de Cristóbal Colón. Ya hay nombrado un comisario, el ingeniero Rogerio Martins, antiguo miembro del Gobierno, para representar a Portugal en esas conmemoraciones. Estaremos presentes de una forma digna. Por lo que se refiere a España, no hay duda de que acompañaremos lo que se haga allí, pero hay que tener en cuenta que nuestras conmemoraciones son diferentes porque mientras España celebra la llegada de Colón a América, en Portugal se celebra la navegación por África, el paso det cabo de Buena Esperanza, la llegada a la India, a China y a Japón- l o s portugueses fueron los primeros en llegar a Japón- y, además, por parte portuguesa está también la colonización de Brasil. Estos acontecimientos sontosque celebramos nosotros y claramente no coinciden con los españoles. No tenemos por qué emular nada. Somos diferentes y nuestra riqueza DOMINGO 13- 12- 87 No hay duda de que secundaremos los actos conmemorativos que España realice en 1992 Los temores de algunos portugueses, traducen un cierto complejo de inferioridad en relación con España está en mostrar esa diferencia. Es más. Me gustaría que los españoles participasen en nuestros actos conmemorativos como nostros participaremos de los españoles. ¿Q u é repercusiones piensa que va a tener para las relaciones internacionales en general, y para Portugal en particular, el reciente acuerdo firmado en Washington por Reagan y Gorbachov? -Saludé con mucha alegría esta cumbre, pues me parece que psicológicamente tiene una gran importancia y va a dar un fuerte impulso a la distensión. Soy partidario de la paz. Pienso que el mundo debe verse libre de la pesadilla de una catástrofe nuclear. Los misiles que van a ser desmantelados representan apenas el cuatro por ciento del total de armamento atómico. Es muy poca cosa y se hace necesario avanzar en esta línea. Pero con ello se ha sentado un precedente histórico que ha cambiado el panorama de las relaciones intemacionates. Tengo esperanza de que, hasta el final del milenio, el mundo pueda dar pasos concretos en este terreno para conseguir la paz y desterrar defini-