Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
GENTE UENO, pues si Ana Obregón nos enseñó las piernas en el primer anuncio, en este segundo lo que nos muestra son besos, besos de amor de parejas famosas, besos de amor de ella misma lanzados a la cámara, o sea, a nosotros. Todo un cursillo del ósculo. ¿Y usted cree que la Obregón cuando besa, es que besa de verdad? -Soy un convencido. A ella no le interesa nada besar por frivolidad. Sobre todo cuando ha cobrado diez millones por el anuncio. Marilyn Monroe, que en sus buenos ratos solía exhibir un magnífico sentido del humor, contaba que sus mejores besos los había dado una noche que sufría un inoportuno ataque de hipo: -Suspiraba tan profundamente para evitar el hipo, que a mi compañero casi se le saltaron las lágrimas... de pura emoción. Es que besar bien es muy importante. Cuando a María Luisa Merlo le preguntan que a qué se debe su inestabilidad sentimental, su casi constante cambio de pareja, no lo achaca a los besos dados o recibidos: -Es que siempre he buscado un padre y siempre me he encontrado un niño. Puede que el día que busque un marido, acierte. Claro que a lo peor la culpa de todo lo que le pasa a la Merlo la tiene el mismísimo Adolfo Marsillach, que salió con ella cuando María Luisa tenía dieciocho años y la marcó para toda la vida, según confiesa la actriz a nada que la tiren de la lengua un poco. ¿Fue Adolfo el que la enseñó a besar con el método Stanislawski? De cualquier forma, tengo la impresión de que Adolfo jugaba con ventaja, porque las leía cualquier cosita de Pinter y las dejaba con la boca abierta... Ventajas de los intectuales de entonces. Volviendo a Ana Obregón, que es la fuente inagotable a la que siempre hay que volver, contarles también que en el susodicho anuncio saca joyas por valor de unos seis millones de pesetas. -Oiga, qué alarde de poderío... -S í sobre todo en estos tiempos de desjoyás Las tuvo que devolver nada más terminar el rodaje del anuncio, porque eran joyas prestadas. Los que ya han visto el trabajo de Ana, dicen, con cierto tono malicioso, que la encuentran como al Atlético de Madrid. ¿Qué quiere decir eso? B Plácido Domingo: canciones de Lara con arreglos de Luis Cobos -Que cada día tiene más de- proyecto con Plácido Domingo: lantera. -T e n g o que hacer con él- Ah. -me cuenta Luis- un elepé Es que, en realidad, Ana es que titularemos Suite española un polo de desarrollo, como de Agustín Lara en el que aquellos de cuando los planes, Plácido cantará a todas las ciudades españolas para las que ¿recuerdan? compuso Lara. Eso, por un lado. El caso es que Paloma Pi- Por otro, me gustaría hacer con casso lleva siempre en la male- Plácido un disco que recogiera ta un vídeo para aprender a bai- los fragmentos instrumentales lar bien las sevillanas. Y Luis más conocidos de las más poCobos, que ya lleva vendidos pulares óperas, fragmentos que tres millones y pico de discos nunca fueron cantados y que con sus pasodobles, zarzuelas, cantaría por vez primera Plácietcétera, tiene un muy serio do... Hermosos proyectos. Ahora mismo, Luis está dedicado a la promoción de su último trabajo: Tempo d ltalia ¿Y si Verdi y los demás levantaran la cabeza, Luis? -Y o creo que se quedarían encantados al oír sus temas interpretados por una gran orquesta y al ver cómo llegan, merced a las nuevas orquestaciones, a un público popular, a millones de personas que a lo mejor antes no les escucharon nunca. -Jesús López Cobos ha dicho que eso es asesinar la música... -S i López Cobos ha dicho eso, es una estupidez. Que pregunte a los profesores de las grandes orquestas de todo el mundo que han grabado conmigo si lo que yo hago es asesinar la música, que pregunte al público... ¡Ay! recuerdo aquellos tiempos en los que me encantaba la polémica. En fin, que Luis Cobos también me dice que el año próximo se casará con Ángel. No, no piensen lo que no es. Ángel es una cantante rubia y alemana, un ángel que cuando besa a Luis lo transporta al cielo. Eso confiesa el propio enamorado. Luego también hay besos celestiales. A ver si Ana nos muestra alguno en la tele Por cierto, ¿saben ustedes qué dos únicas estrellas internacionales se negaron, pese a la oferta millonaria, a hacer el spot del cava de las burbujas de oro? Solamente Michael Jackson, que ha jurado no anunciar jamás alcohol, y Julie Andrews, que prometió hace ya tiempo no hacer nunca publicidad. -Siendo rico se puede uno negar a casi todo. -Eso también es verdad. Shirley MacLaine protagonizó una curiosa anécdota cuando estuvo rodando el anuncio del cava en Barcelona. Visitaba el barrio gótico en compañía de José Ferrer, propietario de las bodegas, cuando comenzó a exclamar una y otra vez: ¡Esto es fantástico, fantástico! Tantas veces lo dijo que Ferrer le comentó en un aparte: Sí, esta muy bien, pero no es para tanto... Fue entonces cuando Shirley le explicó que lo fantástico era que acababa de descubrir que fue catalana en la Edad Media y que la Inquisición la quemó en la hoguera por aquellos lugares... AMILIBIA MARTES 8- 12- 87 ABC 109