Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MARTES 8- 12- 87 INTERNACIONAt- Ust cumbre de WashingtQn- A Bc ai Arredan las críticas en Estados Unidos contra el entregoismo de Reagan Pese a las ventajas del acuerdo, se insiste en su riesgo político Nueva York. José María Carrascal Es una cumbre distinta a todas las anteriores. Sin fanfarria, sin turismo, sin color, sin calor. Ronald Reagan y Mijail Gorbachov van a firmar él tratado mes importante entre ambas superpotencias en la posguerra, pero más altos que los elogios, oyen las críticas. Los que aplauden son los enemigos del presidente, mientras ¡os seguidores de éste, silban. Más que optimismo tenemos recelos, y más que satisfacción, enormes dudas. ¿Cómo se explica este desasosiego, tan decidió emplazar otros cohetes semejantes, distinto de la atmósfera que reinaba en otras los Pershing- 2, al tiempo que hacía una ofercumbres? En primer lugar, por los protagonis- ta: estaremos siempre dispuestos a retirarlos, tas. Ronald Reagan es un anticomünista con- si se retiran también los SS- 20. La respuesta vencido, que ha terminado firmando un im- de Moscú fue airada: interrumpir las negociaportantísimo acuerdo con Moscú. Mientras ciones de desarme en Ginebra y apoyar una Gorbachov es un comunista que trata de sal- fortísima campaña de manifestaciones en el var el sistema soviético pactando con el Oes- Oeste contra esos misiles. Los Gobiernos octe. Para ambos la situación tiene que ser in- cidentales, sin embargo, se mantuvieron firmes, y en 1985, los rusos volvieron a la cómoda. Está luego el tratado. La eliminación de todo un sistema de ar- mesa de negociaciones. mas es aplaudible teóricamente. Pero a estas Claro que entonces venían con otra exigenalturas tenemos ya bastante experiencia para cia: eliminación de todos los cohetes de mesaber que la teoría no se adapta siempre a la dio alcance, pero a cambio de la congelación realidad, y hay dudas ante la retirada de los del programa de armas espaciles de Reagan. misiles de alcance medio de Europa. Los ru- Washington volvió a mostrar firmeza, y ya sos ven desaparecer a unos misiles efectivísi- con las horas contadas, Moscú volvió a cemos, a sólo 12 minutos de vuelo de sus ciu- der, desenganchando unas armas de otras. dades. Mientras los norteamericanos ven de- Los kremlinólogos están seguros de que hasaparecer el triple de cabezas nucleares bía allí una escuela que defendía olvidar a apuntando a las principales capitales euro- Reagan y esperar al próximo presidente norpeas, aparte de haber establecido por prime- teamericano. Sin embargo, Gorbachov deciras el principio de una verificación in situ dió hacer el pacto con éste. ¿Por qué? Por lo pronto, porque es el único que puede hacer Un poco de historia pasar un pacto de esa envergadura con MosPero no todo son ventajas. Moscú ha teni- cú. Basta ver cómo se ha puesto su derecha do que renunciar a su empeño de congelar para comprender lo que pasaría á otro presilas armas espaciales norteamericanas, unién- dente no tan conservador si lo intentase: le dolas a cuaiquier otro acuerdo de desarme. descuartizarían. Por otra parte, la economía soviética no Mientras Washington no ha conseguido unir este tratado a una reducción de fuerzas con- puede esperar tanto, está falta de casi todo, vencionales soviéticas, lo que hace aún más especialmente de capital y nueva tecnología, patente la superioridad de éstas en Europa, y ambas cosas sólo pueden llegarle a través ahora que el Oeste pierde sus mejores ar- de una nueva fase de entendimiento con el mas. Como ven, aunque hay razones para fe- Oeste. Por último, llegando a un acuerdo inilicitarse, también las hay para estar un poco cial con Reagan, abre la puerta a otros bastante más importantes con su sucesor. Son preocupado. Cómo se llegó al tratado que Reagan y las razones por las que Gorbachov ha decidiGorbachov firmarán hoy es conocido, pero no do firmar y, sobre todo, hacer una serie de estará de más recordarlo: a finales de los 70, concesiones, inimiginables en cualquiera de los rusos habían desplegado misiles medios sus predecesores. Demostrando con ello que mucho más precisos, los SS- 20, amenazando es mucho más audaz, enérgico y dinámico la otra mitad de Europa. Fue cuando el Oeste que todos ellos. Según sus numerosos críticos, Ronald Reagan ha traicionado su principio de que no es posible hacer tratos con ios rusos porque, históricamente, han demostrado no cumpíir los acuerdos Pues Gorbachov no sólo ha desenganchado las armas espaciales de la cohetería media. Ha apuntado la posibilidad de desengancharlas también de los misiles intercontinentales, infinitamente más importantes, pues son los que de verdad amenazan al mundo. Por si fuera poco, aceptó las inspecciones in situ hasta ahora tabú para los rusos, y reducciones asimétricas de armamentos, esto es, que el Este reduzca bastante más Broche final ¿Por qué ha pagado Gorbachov un precio tan alto por esta cumbre y por este tratado? Pues por lo que apuntábamos al principio: porque lo ve sólo como un trampolín hacia otros acuerdos que le interesan bastante más. Esta es una cumbre sobre otra cumbre: la que ya se está negociando, a realizar el verano que viene, con una visita de Reagan a Moscú. En ella podría firmarse un tratado para la eliminación de la mitad de los grandes misiles, que abriría ya irremisiblemente la puerta a una colaboración soviético- norteamericana en todos los campos, cuando Reagan ya no esté. Y eso es lo que preocupa a los seguidores de Reagan: que por una terminación gloriosa de su mandato, haya puesto las bases a una colaboración a la larga desventajosa para el Oeste. Al dar a Gorbachov el margen que necesita para resolver sus problemas internos. Ahora entenderán la paradoja de la situación. Reagan puede decir que Gorbachov ha cedido a cuantas condiciones le puso. Pero él ha cedido algo tal vez más importante: su principio de que con los soviéticos no se hace ningún trato porque no lo cumplen y porque a la larga son siempre los beneficiados. Y va a firmar uno importantísimo con ellos. Se explican los aplausos a su izquierda y los silbidos a su derecha. ALFOMBRAS PERSAS GRANDES REBAJAS