Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 ABC INTERNACIONAL La cumbre de Washington MARTES 8- 12- 87 Agitada despedida de los refusnikí al líder soviético Moscú. Alberto Sotillo El líder soviético, Mijail Gorbachov, en su salida hacia Washington, previa vía Londres, ha sido objeto de una agitada despedida en Moscú, donde se ha hecho un despliegue de actos oficiales de apoyo al encuentro que se han visto acompañados de una no menos intensa actividad disidente por parte de los refusniki o judíos soviéticos, a quienes no se les permite abandonar la URSS por estar en posesión de supuestos secretos de Estado. Para impedir nuevas manifestaciones de éstos, que amenazan con empañar unas jornadas en las que, por parte oficial, todo estaba dispuesto para que la atención se concentrara en torno al momento en que Reagan y Gorbachov firmaran el acuerdo de desmantelamiento de las armas de medio alcance- u n momento que la URSS desea de felicidad sin sombra para Mijail Gorbachov- a algunos de los más señalados refusniki se les impidió salir de su domicilio. A otros, agentes de paisano no les dejaron acercarse al edificio del Comité Central del Partido Comunista de la URSS, ante el que tenían previsto manifestarse, y por fin, una decena de ellos fueron detenidos y conducidos a cuarteles de la Politía. El tumulto ocurrido el domingo frente al Ministerio de Asuntos Exteriores soviético, durante el cual una manifestación de refusniki topó con una contramanifestación pacifista cuyos asistentes acudieron escoltados por la Policía y auxiliaron después a agentes de paisano en sus labores, puso al descubierto el malestar creado en medios soviéticos, que describieron esos actos como si en origen se hubiera tratado de una manifestación en favor de la paz y el desarme a la que acudieron un pequeño grupo de contramanifestantes refusniki con la intención de boicotear la r e u n i ó n c o n sus i n t e r e s e s egoístas Al margen de estos sucesos, Gorbachov, acompañado de su ministro de Asuntos Exteriores, Eduard Shevardnadze, y del miembro del Politburó y asesor personal Alexander Yakovlev, fue despedido en el aeropuerto por prácticamente todos los miembros del Pofitburó, con la notoria excepción de Boris Eltsin, quien, según un portavoz del Kremlin, aún se encuentra convaleciente en el hospital. El nombre de Eltsin, cuya caída representa otra engorrosa sombra para el lucimiento de esta cumbre, estaba también ausente de la necrológica de Evgueni Tolstikov, firmada por todos los demás miembros del Politburó. Horizonte PESIMISTAS, ESCEPTICOS, CATASTROFISTAS... Puede ser relativamente fácil desguazar cohetes, o convertir espadas en arados, como decía Isaías, pero no va a ser nada fácil olvidar la química de las emociones y de las experiencias que han acompañado durante más de cuarenta años a la relaciones entre los Estados Unidos y la Unión Soviética. Fueron muchos años de engaños, trapisondas, amenazas, calumnias, mala voluntad, y, por parte de los rusos, una persistente voluntad de enterrar a los Estados Unidos, correspondida por éstos con el ardiente deseo de ver a Rusia desaparecer del mapa. Esta ha sido la herencia de odio, de rencor y de desconfianza que, en el momento de levantar la tapadera de la olla donde se cuece a fuego lento el desarme nuclear (en su primera etapa) ha envuelto a Reagan y a Gorbachov, haciéndoles sentir a ambos que están a punto de cometer un pecado capital, una gran traición, un crimen abominable. En estos días previos a la cumbre de mil maneras le han hecho saber a Reagan, sus propios correligionarios, que un acuerdo en firme con Gorbachov será como entregarle el país atado de pies y manos. No sé de dónde habrá sacado Reagan tanta moral, para, pese a todo, seguir adelante, cuando sus más íntimos colaboradores le han aconsejado y suplicado que no firme el tratado sobre INF. Podemos estar seguros de que, a su vez, a Gorbachov le habrán calentado las meninges sus camaradas del Politburó, invocando los espectros de Stalin, Kruschef, Breznev, Andropov y Chernienko, tratando de disuadir a su sucesor de esa temeridad de meterse en la boca del lobo- Reagan. Una inmensa tropa de pesimistas, escépticos y catastrofistas se han echado a las prensas, a las pantallas y a las ondas para vociferar sus oscuros temores. Se trata, indudablemente, de gentes que desconfían de la paz, que están convencidas Frente a los Estados Unidos, en cambio, la URSS se esfuerza en disipar cualquier sombra de turbulencia. Los medios soviéticos han modificado así sensiblemente el tono de sus comentarios El diario Pravda ha saludado así el encuentro en la cumbre como una ocasión para superar barreras psicológicas y sentar las bases de una nueva rivalidad franca, honrada y civilizada con una especial atención por parte del órgano del Partido Comunista de la URSS hacia el próximo encuentro en la cumbre que debe celebrarse en Moscú, ante el que los medios soviéticos guardan la esperanza de que pueda celebrarse en una atmósfera más distendida y menos comprometida por la situación interior que el presente encuentro de Washington. La salida de Gorbachov ha venido precedida de la llegada del jefe de fila de los sectores ortodoxos del partido, Igor Ligachov, quien ha aprovechado su asistencia al Conde que la tercera y definitiva guerra mundial es inevitable, y que cuanto se haga para evitarla, incluido el desarme, será inútil. Sabíamos, hasta ahora, de los pacifistas callejeros que alborotaron las calles de las ciudades europeas cuando lo de los eurocohetes (12.000 manifestaciones, en un año, sólo en la República Federal Alemana) Pero poco o casi nada sabíamos de las legiones de pesimistas, escépticos y catastrofistas que se han destapado ahora, cuando la cosa va en serio. Apenas se dejaron oír cuando los previos encuentros de Ginebra y de Reikjavik, pero lo de Washington les ha enardecido. Por supuesto, tanto en los Estados Unidos como en la URSS se trata de gentes que pertenecen a la clase política, activa o en expectativa, a la nomenklatura soviética y norteamericana. Porque, por otro lado, el pueblo soviético y el pueblo de los Estados Unidos se han manifestado en toda clase de encuestas decididamente a favor del desarme nuclear, sin paliativos. Los europeos, que hemos tenido el coraje de pasarnos más de cuarenta años de espaldas a nuestra propia defensa, largándole ese paquete a los americanos; que sólo han consentido en rellenar los huecos de sus necesidades defensivas, ahora, sólo ahora, han empezado a temblar por su seguridad, y a elaborar precipitadamente planes militares propios. De lo que nadie en Europa parece avergonzarse es de que en Washington sólo estén presentes un norteamericano y un ruso, cuando es, precisamente, la seguridad de Europa Occidental la que ha movido todo este asunto de los cohetes de alcance intermedio. La historia de Europa, comienza a hacerse, así, fuera de Europa. Manuel BLANCO TOBIO greso del PC francés para cursar una visita a París con todas las características de un viaje de Estado, durante el que se entrevistó con las principales figuras políticas francesas, dejando así por sentado su papel de indiscutible numero dos del régimen, cuya posición ha quedado notablemente reforzada por la crisis suscitada por Boris Eltsin. IMPORTANTE EMPRESA DE CONSTRUCCIÓN Y OBRAS PUSUCAS Precisa NAVIDAD EN BELÉN Con los Franciscanos. Ocho días. Pensión completa Salidas: 20, 2 1 27, 28 y 30 diciembre Día 23 por A M A N y PETRA 11 días INGENIEROS DE CAMINOS, CANALES Y PUERTOS Sin experiencia, para trabajar en la zona catalana. Interesados dirigirse por escrito, con historial y datos personales completos, adjuntando fotografía, al número 238. Roídos Publicidad. Vergara, número 10. 08002 Barcelona RUTA DE SAN PABLO TURQUÍA, iglesias y ciudades del APOCALIPSIS 29 de diciembre al 8 de enero INFORMES: San Fermín de los Navarros Calle Eduardo Dato, 10. Teléfono 419 71 48 Centro de Tierra Santa. Calle Mayor, 49 Teléfono 241 28 77. CAT 83