Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID, MARTES 8 DE DICIEMBRE 1987 NUMERO SESENTA 26.354 PESETAS DOMICILIO SOCIAL s E R R A N 0, 61 2 8006- M A D R I D DL: M- 13- 58 PAGS: 112 Thatcher advierte a Gorbachov que no utilice el desarme nuclear contra Europa El líder soviético llegó ayer a Washington para la cumbre Londres. Alfonso Barra Nueva York. José María Carrascal La primera ministra Margaret Thatcher señaló ayer a Gorbachov el camino que resta todavía por recorrer en las negociaciones de desarme. Thatcher recordó la necesidad de reducir el 50 por 100 de las armas estratégicas, y, sobre todo el establecimiento de un equilibrio europeo de las fuerzas convencionales. Campo este último en el que Europa queda en manifiesta inferioridad y desguarnecida tras la retirada de ios euromisiles. Según informa desde Nueva York José María Carrascal, Reagan y Gorbachov firmarán hoy lo que algunos llaman el Rubicón nuclear un tratado para el desmantelamiento de los misiles de alcance medio. Es la primera vez que se elimina todo un sistema de armas nucleares, ya que los tratados anteriores se limitaban a poner cotas a su crecimiento. Debería ser bastante para desencadenar el júbilo, pero es lo que menos abunda. Esta cumbre es todo negocio y nada fiesta. Nos lo advirtió la llegada de Mijail Gorbachov Gorbachov a la base de Andrews, donde fue recibido únicamente por Snultz, quien se limitó a darle la bienvenida con un saludo deferente pero sin intimidad. Gorbachov, en cambio, se arrancó con un discurso en el que emplazó a los norteamericanos a llegar a éste y nuevos acuerdos. Luego, el líder soviético se dirigió a su embajada. La cumbre en sí empieza esta mañana, en el pórtico sur de la Casa Blanca, con la ceremonia de bienvenida a los Gorbahcov, a cargo de los Reagan y primeros discursos. Ambos líderes se meterán directamente en su primer encuentro, al final del cual firmarán el acuerdo preparado por sus segundos. La cumbre podría acabar ahí. Sin embargo, Reagan y Gorbachov volverán a reunirse otras cuatro veces, aparte de tener dos cenas y un almuerzo. Lo que nos advierte que el acuerdo a firmar, con toda su importancia, es ya cosa del pasado y se mira hacia el futuro. Sobre la mesa tienen prácticamente toda la problemática mundial y ambos se muestran ambiciosos ante elia. Hay temas que mejor no abordasen, pues no llegarán nunca al acuerdo, como el de los derechos humanos, aunque Reagan se ha comprometido a sacarlo. Pero hay por lo menos tres campos donde los progresos son posibles. El primero es Afganistán. Los rusos buscan desesperadamente una salida de aquel Vietnam suyo, y buscan la ayuda norteamericana para refrenar a aquellos rebeldes. Reagan ya les ha puesto sus condiciones: no más de 12 meses para la retirada y Gobierno de coalición. En fuerzas convencionales en Europa, Gorbachov ha aceptado el principio de la asimetría ellos deben recortar más por ser los que más tienen. Pero quisieran ver también disminuir los aviones ofensivos de la OTAN, cosa con lo que la OTAN no está muy conforme. Aunque todo será cuestión de sentarse a una mesa y hacer números. Pero donde parece haber más posibilidades es sobre los grandes misiles intercontinentales. Después de haber desenganchado las armas espaciales de los misiles medios, Moscú ha dado a entender que puede desencharlas también de los de largo alcance, abriendo con ello la posibilidad de una reducción de los mismos en un 50 por 100, tal como ambas partes aseguran desear. El problema aquí es saber exactamente hasta dónde están los rusos dispuestos a ir en ese desenganche ya que su último objetivo, el frenazo de la iniciativa de defensa estratégica de Reagan, no parecen haberlo olvidado. Será el plato fuerte para esta cumbre y posiblemente ocupará la mayor parte del tiempo, que Reagan y Gorbachov estén juntos. El premio vale la pena, ya que si el acuerdo que hoy firman significa tan sólo el 3 por 100 de los arsenales nucleares existentes, ese otro tratado sobre cohetería intercontinental reduciría en más del 40 por 100 los megatones que tenemos sobre nuestras cabezas. Aparte de dar ocasión a otra cumbre, para la firma en Moscú el verano que viene. Algo que conviene tanto a Reagan como a Gorbachov, por razones personales y políticas. Lo que quiere decir que esta va a ser una cumbre sobre otra cumbre. Que se celebre ya es otra cosa. (Páginas 29 a 32) Mejor servicio y más barato, tras la liberalización del tráfico aéreo en la CEE Madrid. D. E. La entrada en vigor, a partir del 1 de enero, de la nueva directiva comunitaria sobre tráfico aéreo, supondrá una mejora de los servicios, así como una bajada de las tarifas. Esta, en algunos casos, alcanzará el 55 por 100. No obstante, las nuevas normas exigen unas condiciones más duras que las anteriores para beneficiarse de estas rebajas. El proyecto, aprobado ayer por el Consejo de Ministros de Transportes de la CEE, prevé una amplia liberalización de los servicios, por lo que las empresas mayores serán las más beneficiadas. Iberia, por su parte, no cree que se verá perjudicada por la nueva normativa. (Página 61, ABC, Diario de Economía Ardanza no menciona a ETA en su texto sobre la violencia San Sebastián La palabra terrorismo y el nombre de la banda ETA no figuran en ninguno de los diez folios de que consta el borrador del documento contra la violencia que ha sido entregado por el lendakari José Antonio Ardanza a los partidos políticos vascos. El texto se refiere, aunque sin méncionarios, a todos los delitos de terrorismo, incluidos los de sangre, al tratar de la reinserción. Esta puerta que se abre en relación con los delitos de sangre puede marcar importantes diferencias con el acuerdo suscrito en Madrid. Las alusiones al desarrollo estatutario no son compartidas en algunos extremos, por los partidos no nacionalistas. (Página 19) El barco encallado en Galicia transporta veneno y explosivos La Coruña. C. S. El buque de bandera panameña Cason que se incendió tras una explosión el pasado viernes frente a la costa de Finisterre, donde permanece embarrancado, conserva aún en su interior miles de barriles de gases explosivos y de un poderoso veneno, cuya exacta identificación dijeron ignorar ayer las autoridades coruñesas. También se desconocen por el momento las causas de la muerte de veintitrés de los tripulantes, cuyos cadáveres fueron recogidos con los chalecos salvavidas puestos. La Armada ordenó a los remolcadores y grúas que intentaban reflotar el Cason que se alejasen del navio, hasta que comiencen hoy las tareas de descarga de los materiales peligrosos. (Página 51)