Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
76 ABC CAMPEÓN LUNES 7- 12- 87 Un gran eagle de Woosnam puso fin al torneo de Sun City Sun City. Afp, Reuter El gales lan Woosnam culminó su gran temporada con el premio de un millón de dólares en el torneo surafricano de Sun City, el más alto que se concede a un jugador en la historia del golf. Jugaba, en el partido de clausura, con el inglés Nick Faido, al que sacaba un solo golpe hasta el hoyo 13 de la última vuelta. En el 14, un bogey de Faldo le situó a dos golpes del gales. Cabía un vuelco en los últimos hoyos, pero en el 17, Woosnam logró lo increíble, al embocar directamente desde 150 metros para eagle El torneo había quedado sentenciado y el ganador ponía colofón brillante, con catorce bajo par, a un año lleno de aciertos. El español José María Olazábal, que cubrió el par en la clausura, terminó a nueve del liderato en cuarta posición. La tabla final del Sun City fue: lan Woosnam, 274 golpes; Nick Faldo, 278; David Frost, 280; José María Olazábal, Curtis Strange y Fulton Allem, 283; Bernhard Langer, 285; y Lanny Wadkins, 290. Mike Coiandro, jugador estadounidense, fue el vencedor del open de Nueva Zelanda, en 270 golpes, aventajando en uno al australiano Rodger Davis, en tres al escocés Sandy Lyle y en cuatro a los australes Wayne Grady y Vaughan Sommers. Femando Luna ganó a Sergio Casal y se proclamó nuevo campeón de España El tesón y la seriedad del manchego fueron decisivos Sevilla. Manuel Adrio, enviado especial En un domingo de sol muy representativo del otoño- invierno sevillano, Fernando Luna se proclamó ayer campeón de la desgraciada LXXXIV edición del Campeonato de España individual masculino. Como el tesón y la seriedad unidas a la paciencia resultan invencibles, el manchego derrotó por 3- 6, 7- 5 y 6- 4 a Sergio Casal, quien, apocado de ánimo y bastante escaso de fuerzas, se contentó con ser finalista en lugar de campeón. Para obtener el título, Luna tuvo que escaparse de la sepultura en la que le puso Casal en el segundo set con cuatro match balls en contra, tres de ellos seguidos. Una doble falta, un passing formidable del de Villanueva de los Infantes, y un error infantil de Casal, sacaron a Luna del apuro más grande en que quizá se haya encontrado en su vida. La corona ha ido a situarse, pese a todo, en una cabeza provista de sólidos tornillos, un profesional de una pieza, tenista de recursos muy limitados pero de los que sobre una pista de tierra batida sabe sacar intereses de usura. La carrera de Luna comenzó a hacerse notar con una victoria sensacional en la Orange Bowl de 1975 y aunque de entonces a hoy no ha podido conseguir un historial excesivamente brillante, siempre que lo han puesto en una superficie lenta como las pistas del Club Pineda se ha dejado notar. Luna desconoce todos los artificios del menú turístico. Vive prácticamente todo el partido al fondo de la pista aunque ayer ganara, por ironías del destino, la última bola en la red. Se sitúa normalmente tras la línea de fondo y allí sus ágiles piernas de gitano recorren cuantos kilómetros se hacen precisos para devolver, cual frontón, las bolas que llegan. Evidentemente, es más devoto de una buena defensa que de un mal ataque. Se dice que para ganarle es requisito imprescindible subirle a la red, pero su passing puede convertir en suicidas los intentos. Eso fue lo que le pasó ayer a Sergio Casal, aunque la táctica estuvo en un tris de darle buenos resultados. Durante el primer set Casal jugó un tenis inteligente, vistoso y práctico, lanzando bolas muy abiertas al revés de Luna, para subir a rematar a la red a la menor oportunidad. También es cierto que el manchego estaba restando muy mal con bolas muy altas que favorecían la volea mortífera de Casal. En este primer set que duró cuarenta y cinco minutos, ambos se cedieron el servicio en los dos primeros juegos para romper definitivamente Casal en el octavo y colocarse en un 5- 3 y su servicio que sería definitivo. En el segundo siguieron con la misma cortesía pero la retrasaron hasta los juegos quinto y sexto. En el noveno, Casal aprovechó una de sus tres ventajas y se puso con un 54 que, contando con su servicio, le ponía a las puertas de la victoria. Para mayor inri se colocó en un santiamén con 40- 0. Luna despedía olor a derrotado, pero se produjo el milagro y, uno tras otro, el manchego mandó al limbo los puntos del match para igualar a 5- 5. Aunque Casal gozó de otras tres ventajas para un nuevo break sería Luna quien pusiera el 6- 5 en el marcador para luego, con un Casal a quien se le venían a la mente los match balls perdidos, ganar un set que nunca se le olvidará. Se entraba así en el tercero y definitivo cuando ya la noche dominaba Sevilla y un frío de cielo raso caía como un cuchillo sobre Pineda. A ambos jugadores, tras dos horas y ocho minutos de partido, que se unían a las dos horas jugadas por la mañana sin tiempo prácticamente para comer, les pesaba ya la dureza del match A partir de ese momento, Luna corrió con más soltura y golpeó con mayor profundidad. Casal, por contra, se aplicabó reflex en las piernas para amortiguar los dolores. Lo único que se administró Luna fue un trozo de tarta que le sirvió Arrese. En el sexto juego se produjo el primer break al ceder Casal su servicio. Pero el 42 fue inmediatamente un 4- 3 al devolver Luna el favor. Vino luego el 4- 4 y los mil y pico espectadores de la central del Pineda gozando de lo lindo. Luna consigue el 5- 4 a trancas y barrancas poniendo toda la presión del mundo sobre un Casal ya sin moral. En su primera ventaja, Luna gana el game el set y el partido, con un smash en la red tras haber puesto a Casal contra la lona del fondo con un globo sensacional. Antes de disputar la final, Casal tuvo que deshacerse del complicado Carbonell, quizá el tenista de más potencial de España pero que hace cosas que comparándolas con las del vecino más famoso de Coria convierten a éste en un sabio. Carbonell debió ganar a Casal pero lo que discurre como un genio lo hace como un niño. Casal venció por 6- 4, 2- 6 y 6- 4 pero no repetirá muchas veces más la hazaña si en la cabeza de Carbonell entran nuevas ideas y deja salir los pájaros. Poco antes de enfrentarse a Casal, Carbonell tuvo que dirimir su aplazado tercer set con Javier Sánchez Vicario a quien, en un partido de nervios, que le costaron a este chico, que tiene rabietas de Napoleón, cinco dobles faltas en un solo juego. Por 4- 6, 6- 2 y 64 eliminó a Javier Sánchez Vicario. Femado Luna, por su parte, tuvo que despachar a Jorge Arrese en semis. Y lo hizo con soltura, jugando con la misma seguridad que el día anterior había mostrado frente a Emilio Sánchez. Arrese está en muy buen momento pero su tenis es de fondo, golpeándolo todo, y eso a Luna le viene como anillo al dedo. Luna venció por 6- 4 y 6- 3 en un partido que superó en tiempo al Carbonell- Casal pese a jugarse sólo en dos sets Independientemente de las semis y la final del cuadro individual caballeros, se disputaron ayer tres partidos del campeonato femenino. Uno de cuartos, en el que Margarita Vaquero venció a Ninoska Souto por 6- 3, 2- 6 y 6- 4. Ya en semis, Arancha Sánchez Vicario, muy superior a todas sus rivales, superó a Rosa Bielsa por 6- 3 y 6- 1. Por otra parte, María José (Jorca venció a Margarita Vaquero por 6- 1 y 7- 5. Hoy jugarán Arancha y la Llorca la final. Deportes en breve Jorge Fernández obtuvo la medalla de bronce en la disciplina de doble minitramp en el transcurso de los Campeonatos de Europa de saltos de trampolín que se han disputado en Braga (Portugal) El Salesianos perdió contra el Panathinaikos por 3- 0 (15- 5, 15- 7 y 15- 1) en partido disputado en Grecia correspondiente a la Recopa de Europa de voleibol. Esquí. El descenso de Val dísere (Francia) valedero para la Copa del Mundo de esquí alpino, fue suspendido ayer por el mal tiempo. Si las condiciones climatológicas mejorasen, se disputaría hoy. El club Atomic Baga, de Cataluña, continúa de líder en la división de honor de tenis de mesa a pesar de haber perdido en la séptima jornada por 2- 3 frente a La General de Granada. Robert Maxwell, editor británico, venderá el club de fútbol Oxford United, de la primera división, para que una de sus firmas pueda hacerse cargo de otro equipo, el Watford. El empresario es propietario también del Derby. Tres marcas mundiales se han conseguido en los Campeonatos del Mundo de patinaje de velocidad que se están disputando en Calgary (Canadá) El ruso Zhelezovosky batió la marca de 1.500 metros (1 m. 52 seg. 50 cent. la alemana Kania- Enke la de 1.000 metros (1 m. 18 seg. 11 cent. y su compañera Zange, la de 3.000 metros (4 m. 16 seg. 76 cent. Lucha. El equipo español se clasificó en quinto lugar en el torneo Henri Deglane celebrado en Niza (Francia) La vencedora fue la selección soviética.