Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 7- 12- 87 CAMPEÓN A B C 65 1- 3: La breve humillación de un empate hizo que el Madrid brillase en Logroño Goles de Hugo- d o s- Butragueño y Nadal sobre el barro Logroño. Ignacio Torrijos, enviado especial El Madrid dejó que el Logrones celebrase con unos minutos de esperanza- desde el 60 hasta el 64- el acontecimiento de jugar por primera vez contra él en ia Liga. Fue fácil para el líder, aunque tuviese que sufrir la leve humillación pasajera del empate. Los nuevos titulares de los blancos cumplieron y Hugo de León, reciente fichaje riojano, también gustó. El barro impidió que el ¡ueqo fuera selecto, pero el encuentro resultó entretenido. Las Gaunas es un campo modesto, pequeño, con olor reconcentrado de puros baratos y aromas de linimento que llegan a la grada desde el vestuario cercano. Detalles enternecedores que hacen cordial un partido, sobre todo si ese partido es un hito en la historia del club. Para recibir al Real Madrid se colmó el recinto de Las Gaunas. Masas humanas comprimidas desafiando las normas de la higiene, abundancia de policías al acecho, extenso catálogo de codazos y empujones y esporádicas voces de Así gana el Madrid para que no se diga que la afición, por inexperta que sea, po sabe cómo se trata al líder. Detalles enternecedores que hacen cordial un partido. Así, por ejemplo, un altavoz que anuncia: Se ruega que bajen del tejado de la tribuna los que no vayan provistos de la acreditación correspondiente como si hubiera abonos para las techumbres. O que advierte públicamente cuando ya ha comenzado el segundo tiempo: Estamos esperando que el delegado de campo nos diga cuál ha sido el cambio efectuado por el Logrones Estas son las cosas que hacen ameno un partido de fútbol, aunque tampoco haya que despreciar un buen pase, un túnel o un gol si los jugadores tienen la cortesía de ofrecerlos. que se situó muy adelantado, entre Gordillo y Hugo Sánchez. Demostró que protege bien el cuero, cubre la zona encomendada y recupera balones, pero a veces fue un poco premioso en el pase y remiso en el disparo. Hizo gol Hugo Sánchez en la primera ocasión que tuvo, aunque López Pérez le marcaba como si estuvieran en un partido de baloncesto. No tuvo más oportunidades claras el Madrid. El Logrones, tampoco. El Logrones sólo podía ofrecer a su hinchada las emociones del casi, casi, casi o los palpitos del huy, huy, huy. Un balón que roza la frente de Nadal antes de que éste aterrice con la barbilla en el fango. Otro balón arañado por la punta de la bota de Ángel antes de que Buyo lo acune entre los guantes... Después, en el segundo tiempo, él Madrid, algo prepotente, debió de pensar que su cabalgata por Las Gaunas era algo así como si el Cid pasara otra vez por Logroño mil años después. No recordó el Madrid campeador que un gol tonto se lo hacen al más listo. El gol de Nadal, por cierto, no fue nada tonto. Nació de un pase estupendo de Hugo de León, que para entonces ya había demostraMuñoz Pérez jugó su primer partido completo de Liga con el Real Madrid jo que puede jugar bien como centrocampista (en el primer tiempo) o como libre (en el segundo) Antes del empate, Chendo había tenido una magnífica ocasión, pero Pérez había desviado a córner. Y después del gol de Nadal fue Butragueño quien pudo marcar, pero su tiro salió muy desviado... mientras Hugo Sánchez, al otro lado del área, apretaba las mandíbulas, enfurecido, por no haber recibido del Buitre el pase que le hubiera gustado. Hugo se quedó quieto, con los brazos en jarras, mirando a Emilio. No sabía si perdonarle el fallo o perdonarle la vida... El mexicano, sin embargo, fue consolado en seguida. Un minuto después, el Logrones aplacó su ira dejándole tirar un penalti. Hugo- narco y ya no hubo más que contar, salvo el desquite de Butragueño, a quien no le agrada que le miren de mala manera. Entonces hubo abrazos reconciliadores. Esperar con calma y paciencia En el protocolo previo al partido abrieron una jaula de palomas para recibir al Madrid, y dos jaulas, luego, cuando salió el Logrones. Pero hubo más paz para el líder que para el vicecolista. Ni siquiera el barro fue beligerante contra el Madrid, que, luchando sobre él generosamente, conservó su clásica elegancia a pesar del lodo. Los uniformes se ensuciaron en seguida, pero el balón era tratado con limpieza. El Madrid jugó con calma, con paciencia, moviendo la pelota en la defensa o la media hasta que el Logrones perdiera el rigor en algún mareaje. Entonces el balón era trasladado rápidamente al área y el peligro acechaba. En esta labor fue importante Muñoz Pérez, 4- 1: El Athletic se reencontró con la victoria ante un Las Palmas que se entregó pronto Bilbao. Arriarte El Athletic se ha vuelto a reencontrar con la victoria en San Mames ante un Las Palmas que sucumbió pronto a las acometidas de los bilbaínos. Desde el 27 de septiembre, cuando el equipo de Kendall ganó al Barcelona, los seguidores del Athletic no habían vuelto a disfrutar con una victoria de su equipo, que llegó ayer con gran rotundidad. Los habituales en San Mames estaban últimamente muy quejosos con su equipo porque hacía dos meses y medio, en concreto desde el 27 de septiembre, que los rojiblancos no ganaban en San Mames. Pero ayer, ante el Las Palmas, se rompió el hechizo y se obtuvo una victoria amplia (4- 1) cómoda y a base de buen juego. Cierto es que ei equipo canario dio más facilidades de las que en principio cabría esperar, pues a la flojedad en los mareajes unió el hecho de abrir la cuenta goleadora del Athletic a los 14 minutos, cuando Osear marcaba en propia meta. Pero tampoco sería justo quitar méritos al equipo vasco, que hizo un buen partido. Esta vez, Kendall prefirió arreglar las cosas desde el principio y para que sus jugadores se sintieran más arropados, ocupó el banquillo desde el comienzo. Y sus jugadores no defraudaron. El eouiDO, que días atrás daba una pobre impresión en la Copa del Rey ante el Linares, ahora levantó el vuelo frente al temido Las Palmas. Funcionó perfectamente el ensamblaje de líneas dispuesto por Kendall entre la compacta línea defensiva, con un Ferreira convertido en virtuoso lateral, hasta la vanguardia realizadora, que vio resurgir la figura de Argote. La excelente racha de juego del Athletic dominando a lo largo y ancho del campo durante el primer tiempo ie permitió sentenciar el encuentro pronto. Con el 3- 0 en el descanso, el Athletic se decidió a controlar la distancia en la segunda parte e incluso aumentar la ventaja en el marcador, con un gol de Sarriugarte, que hizo que salieran los pañuelos blancos en San Mames. Ficha técnica Logrones: Pérez, Comas, Martín (Sánchez Lorenzo, minuto 46) Hugo de León, López Pérez, Casimiro (Albtsbeascoechea, minuto 71) Jorge, Chiri, Gelucho, Nadal y Ángel. Real Madrid: Buyo, Chendo, Mino, Tendido, Camacho, Martín Vázquez, Jankovic, Muñoz Pérez, Gordillo, Butragueño y Hugo Sánchez. Arbitro: Andújar Oliver. Regular. Tarjeta amarilla a Buyo, Martín Vázquez, Ángel y Gelucho. Goles: 0- 1. Minuto 20: Hugo Sánchez, a pase de Muñoz Pérez. 1- 1. minuto 60: Nadal, de cabeza, a pase de Casimiro. 1- 2. Minuto 64: Penalti de López Pérez a Muñoz Pérez, que marca Hugo Sánchez. 1- 3. Minuto 87: Butragueño. Incidencias: Marca de recaudación en Las Gaunas, con 19.600.000 pesetas. Ficha técnica Athletic de Bilbao: Biurrun, Ferreira, Liceranzu, Andrinúa, Urtubi, Gallego, Aguirre, Elgezabal, Argote, Uralde (Sarriugarte) y Sarabia. Las Palmas: Manolo, Osear, Sergio, Julio, Javier, Félix, Alexis. Narciso Pepote (Dajka) Contreras y Oramas. Arbitro: Díaz Agüero. Goles: 1- 0 (minuto 14) Osear, en propia meta, a centro de Argote. 2- 0 (minuto 33) Uralde, de cabeza, a pase de Urtubi. 3- 0 (minuto 37) penalti que lanza Urtubi, rechaza Manolo y Élguezabal lanza a gol. 4- 0 (minuto 79) Sarriugarte. 4- 1 (minuto 85) Narciso.