Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. ESGRACIADAMENTE para nosotros, aún seguimos habituados a interpretar la realidad bajo una visión materialista y objetiva: un mundo constituido por cosas. Sin embargo, estamos inmersos en una realidad construida por acción, por relaciones, en la cual y en rigor no puede concebirse ningún ente real, ni aislado, ni estático ni incomunicado. Instrumentos, mecanismos, artefactos, instituciones, redes de comunicación, etcétera, tienen su razón de ser en orden a un fin. Responden, pues, a un sentido de actuación. Sin embargo, resulta curioso que los políticos- de centro, derecha e izquierda- aún no hayan captado la creciente importancia de los efectos sociales de la comunicación. En este sentido, también ignoran- a juzgar por aquello de qué se ocupan- que el factor más condicionante de la evolución de un país en el momento actual- por encima de la importancia de sus recursos naturales- son sus gentes, y así podemos afirmar con rotundidad y sin miedo a equivocarnos que la principal riqueza de un país es, sin duda, la formación de sus gentes, lo que da lugar a que la comunicación cobre un protagonismo inusitado. Aportando un importante inciso, el hombre- y, por lo tanto, la Humanidad- evoluciona. Su visión del mundo y, paralelamente, sus problemas y sus medios para resolverlos cambian a lo largo del tiempo, al igual que acontece con el hombre en cuanto a individuo, que se desenvuelve de la niñez a la madurez a través de fases que implican cambios en su concepción del mundo en paralelo con la evolución de sus problemas y de sus medios Bajo tal supuesto, y a lo largo del proceso de evolución, se han dado discontinuidades que se manifiestan como cambios genéricos, en el sentido de que entrañan un tránsito, de una a otra visión de la realidad, tal como ocurre en el momento actuaJ. Deberíamos de cambiar. Estamos, pues, pendientes del nacimiento de un nuevo hombre o, si prefieren, del acceso a un nuevo nivel de conciencia, lo que hace que la dificultad del momento se derive del hecho de que la antigua concepción de nuestro mundo reai ya no es válida hacia el futuro, mientras que la nueva aún no está constituida. Así como, y consiguientemente, de la exigencia y necesidad de una nueva orientación en todos los órdenes- empezando por el enfoque de la política- o, en otras palabras, de la creación de una nueva estrategia. Estamos, pues, en un momento en el que habría que redefinir prácticamente la totalidad de nuestras concepciones, imbuyéndolas del sentido que corresponde al nuevo nivel en este salto- repito- hacia una nueva era de ia civilización humana, para superar así la actual situación de incoherencia, integrando los conocimientos en una unidad de sentido en el campo de la estrategia, para lograr de este inodo que el verdadero conocimiento deje de estar disociado de la actuación. Esto explica el porqué de la confusión actual, tanto en la acción como en el propio conocimiento. Esta aparente anomalía se comprende si consideramos que la realidad como acción está siempre dirigida por el conocimiento, TRIBUNA ABIERTA LUNES 7- 12- 87 D LA RELACIÓN Y LA COMUNICACIÓN COMO BASE Si no comprendemos que la socialización de las comunicaciones implica que todos y cada Por Fernando de ELZABURU MÁRQUEZ uno de los españoles, estén donde estén, tiedesde el momento en que no puede haber nen derecho a relacionarse mediante la coauténtica acción sin sentido ni tampoco pro- municación y que esto pasa delante de los inducirse la coherencia sin el grado de comuni- tereses de cualquier compañía mercantil. Si no entendemos que nuestro planeta está cación que corresponde precisamente a cada accediendo a un sistema universal donde la nivel de complejidad. Por su parte, los medios -conocimien- competencia no solamente reclama hacer las tos, tecnologías, instrumentos, instituciones, cosas bien, sino tan bien como el mejor, para etcétera- acumulados a lo largo del paradig- lo cual las empresas necesitan información ma que se agota, no solamente evolucionan de lo que hacen los competidores, de los a una velocidad vertiginosa, sino que también avances de la tecnología y de lo que desean se encuentran preparados para consolidar un sus potenciales clientes. salto de nivel frenado únicamente por inercias Si no reconocemos la puesta en valor de e intereses creados- como las, ideologías o los bienes inmateriales- formación, informalas situaciones de poder- cuyo mayor ate- ción y conocimiento- y no to anteponemos nuante resulta ser en algunos casos la igno- al antiguo ideal de fabricación nacional, recorancia. nociendo así la exigencia de que también la El hecho es que, estando como estamos formación, la información y el conocimiento accediendo a un sistema universal, encon- estén accesibles a todos y en todas partes, y la necesidad de múltiples y complejas infraestrándose como se encuentran las tecnologías preparadas para su integración y resultando tructuras para la voz, los datos o las imágenes. la comunicación el elemento vital en la relación, desgraciadamente todavía nos enconSi no disponemos de bancos de datos, satramos con enfoques superados. télites, cables de fibra óptica, informática o Algo tan fundamental como saber hacia buenos programas de televisión como medio dónde vamos, por lo mucho que afecta a dé formación y comunicación para la mayonuestro sistema, particularmente en este mo- ría, ni orientamos hacia la divulgación los mento holístico- todo junto- fe confiamos a contenidos de los medios de comunicación personas quizá muy representativas e impor- de masas, responsables de que todo el muntantes en política, pero ajenas a estas preo- do tome conciencia de este hecho. cupaciones y evidencias claves para nuestro Si, en definitiva, no comprendemos que futuro. todo este vastísimo planteamiento ni admite Todas estas reflexiones las formulo con la rígidas regulaciones (casi todo él será el fruto oportunidad que corresponde a un momento de la destreza, movilización, participación, en el que España- representada por sus pocreatividad e imaginación de todos) ni que líticos en el Gobierno, la oposición, el Congreso y el Senado- está discutiendo y a pun- solamente será realidad si los ciudadanos participan precisamente desde su peculiarito de regular una disposición- l a ley de Ordenación de las Telecomunicaciones- en dad y disfrutan de gran libertad- pero siemavanzado período de gestación, por lo tanto, pre dentro de un orden- sencillamente no habremos sintonizado con nuestro tiempo. próxima a nacer. Monopolios, rigideces, intervenciones y hasta un exceso de precaución, en aras de un interés nacional- que ha cambiado- supondrían nada menos que un suicida reto contra el sentido de los tiempos que nos ha correspondido vivir. Naturalmente, si los políticos no saben lo que es un BBS; si no han usado nunca el correo electrónico ni lo echan de menos; si aún no reciben señales desde el espacio en su propia casa u oficina; si a distancia no han ¡nteractivado con los bancos de datos ni sospechan que funcionan más de 3.500 en el mundo- accesibles desde un teléfono- si desconocen lo que es el envío de paquetes de información, también vía radio; si jamás han utilizado un ordenador para comunicarse económicamente- l a velocidad de transmisión disminuye proporcionalmente el tiempo de comunicación y, consiguientemente, el coste, haciéndolo accesible a los que menos tienen- o si no saben por experiencia lo que es el videotex (en Francia ya hay más de tres millones de aparatos instalados) ¿cómo quieren ustedes que sin conocimiento real acierten y se liberen de sus tradicionales ideologías o, lo que es peor, de sus obsoletas visiones de la realidad, y milagrosamente nos ofrezcan una ordenación de las comunicaciones que definitivamente no hipoteque nuestro futuro? 48O mefros DE PARCELA 3 4 0 metros CORSSTRUCCIOPS Garaje 2 cochesAlmacen- Bodega- Cocina Despensa- Salón comedor 5 Dormitorios- 4 Baños un aseo ¿NECESITA CLASES ÍMTKULARES? La Sección de Anuncios por Palabras de se to resuelve.