Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 ABC OPINIÓN LUNES 7- 12- 87 Panorama CONDUCTAS (Y II) E las razones ya expuestas anteriormente se desprende esta ¡dea: la necesidad de que, en un Estado bien ordenado, la familia, la escuela y el ambiente social están orientados a ayudar eficazmente a que cada ciudadano esté educado de modo que logre el señorío de sí mismo la configuración de su propio destino, los medios para alcanzarlo y libertad para no estar sometido a moldes o esquemas preestablecidos por otros. La alienación más vergonzosa no proviene sólo ni principalmente de la ignorancia de saberes sino de esa otra opresión de imponer- sobre todo mediante los medios de comunicación social acaparados y manipulados- conductas uniformes, sin espontaneidad ni autenticidad. Tales conductas no son ni buenas ni malas, porque dejan de ser humanas, y ya no hay lugar en ellas para una conciencia recta y responsable, ni para la real buena persona Esta, en efecto, se halla íntimamente ligada con la voluntaria bondad de corazón y con la benevolencia y la beneficiencia conscientes y libres en los mil modos de manifestarse. De ese modo, el pobre y hasta el enfermo clavado en un sillón o en la cama tienen medios de manifestar su benevolencia a la gente de su entorno. La persona que es auténticamente buena hace el bien aunque le cueste, aunque nadie lo sepa ni nadie lo alabe ni se lo agradezca, aunque le devuelvan mal por bien, y dejando al agradecido- s i es que lo hay- que exprese su agradecimiento pero sin fijarse demasiado en ello y, sobre todo, sin complacerse en el recuerdo de sus propias buenas acciones. ¿A que no es fácil esta conducta? Pues no hay otra que sea realmente buena Y si es difícil la buena conducta en el hacer, mucho más lo es en el padecer, en el sufrir. Para aguantar bien el sufrimiento hay que haber llegado a ser, realmente, muy buena persona Una de las mejores acciones humanas es convertir el sufrimiento inevitable de la vida en una obra buena Es un arte que tiene sus propias leyes, sus propios métodos: los ofertorios Bástenos ahora esta idea madre: No hay quien pueda soportar bien sin ayuda de Dios, los sufrimientos de la vida. Es rarísima la persona que, haciéndoles frente sin otro apoyo que motivos humanos, los aguante sin amargor y desespero. He visto, en cambio, no pocos pacientes de tal modo envueltos en un poder sosegador, tranquilizante y benéfico que dejan envueltos también en él a sus visitantes. Visitarlos, más resulta un privilegio que un deber: ¡Qué prodigiosa conducta Francisco ARMENTIA D Escenas políticas DIRECCIÓN CONTRARIA L nuevo deporte nacional, lá ruleta rusa a lo celtibérico, consiste en circular en dirección contraria a toda velocidad. Correr por la autopista en dirección contraria se ha convertido en una manera de morir, o mejor dicho, de matar, o en una forma fácil de ganar dinero. O sea, lo mismo que la política. E DISEÑOS EXCLUSIVOS EN CUERO Y PIEL Madrjd- Marbella CONFECCIÓN A MEDIDA Días 9, 10 y 11 de diciembre Horario continuo desde diez mañana C E N T R O C O L O N Apartamento 903 Calle Marqués de la Ensenada, 16. S 419 75 66 Mar bella: S 9 S 2 825130 ñas de gentes que circulan por la izquierda, como los ingleses, y que chocan de frente contra todos los coches que vienen en dirección permitida. Y además, a una velocidad de vértigo. Jamás en la vida española se ha visto a gente que circule con más prisa y más temerariamente para llegar a la meta cuanto antes. No se habrán dado prisa para meterse el Esos suicidas que van por la Estado en la cabeza, pero han izquierda, en la carretera de La recorrido con urgencia el camino Coruña, no son otra cosa que que va desde los cien años de émulos de los que van por la iz f jK honradez a los cinco años de quierda en la carretera nacional, gobierno. arrollando todo lo que se tes Vayase, lector mío, a circular pone por delante. De pronto, en por la carretera de la enseñanza, Celtiberia ha cundido la fiebre de y ya verá cómo estamos circucircular por la izquierda. Y así Lr lando en dirección contraria. Ménos va. Un accidente cada cuatase, lector mío, a circular por la tro días. Estamos los batuecos con las manos en sanidad, y pronto comprobará que estamos la cabeza porque hay suicidas que meten el circulando en sentido contrario. Entre en los coche por dirección contraria y echan fuera pasillos del Poder Judicial, y en seguida vede la carretera a los que vienen en direc- rificará que el Gobierno marcha en una dición permitida. Pero ¿no es eso k que esta- rección, y el Poder Judicial, en otra. Nos mos haciendo en política? Aquí, los políticos han metido en Europa, pero vamos rodando se han puesto a circular por la izquierda, y por Europa en dirección contraria. En cuanlos vehículos que vienen por la derecha, to el Gobierno da cuatro pasos, tropieza con que se aparten. Ellos, o sea, nuestros so- quien viene de lejos, y marchando en la dicialistas, vienen con el rodillo circulando por rección acostumbrada. Navegan contra cola izquierda, y a quien no se aparta, lo ma- rriente y marchan en sentido contrario. chacan. Aquí no sólo habría que detener a los Nuestros socialistas echan por la izquierconductores suicidas, sino a los políticos da sus Senator blindados, las ambulancias homicidas. Desde que al poder llegaron tos de Sanidad, los autobuses universitarios de rojelios, el país es una inmensa carretera de los viejos profesores, el utilitario de los jueLa Coruña, donde todos circulan en sentido ces, el jeep de los militares, el Rolls de contrario. Ya sé que ahí está el Código de los banqueros, el coche de los funcionarios, la Circulación, pero también sé que a estos el carro de los arrieros, los tractores de los tíos no les mete en los códigos ni el barón agricultores, el Metro de los obreritos y un de Montesquieu. A ver, señores, alguien tranvía llamado deseo, en el que van subique coja el volante. dos todos los batuecos. Las carreteras y las autovías, los caminos vecinales y las sendas de cabras, están lleJaime CAMPMANY