Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
LUNES 7- 12- 87 OPINIÓN ZIGZAG ABC 13 A propósitoAulas- barracones Renovación idiomática Con perplejidad leemos en un diario madrileño que está renovándose el vocabulario, e incluso la sintaxis y, desde luego, la olvidada prosodia El vocabulario se ha renovado siempre, no sólo ahora: toda lengua está por definición en movimiento. Pero resulta incomprensible situar el nacimiento de nuevas palabras o los nuevos significados de las ya existentes al lado de los cambios en las construcciones de las frases- esto es la sintaxis- que son mucho más lentos- duran siglos- o en la pronunciación. En este último plano la única modificación sustancial registrada en lo que va de siglo ha sido la extensión del yeísmo a todo el territorio nacional, pero el fenómeno de su expansión estaba ya perfectamente detectado desde hace al menos veinte años. ¿De qué se habla, pues, al hablar de renovación? Los barracones han vuelto a utilizarse en la Autónoma madrileña, concretamente en la Facultad de Ciencias. Y la cuestión se volverá a plantear otra vez, el año próximo, en la Autónoma o en cualquier otra Universidad, mientras las pruebas de acceso a la Enseñanza Superior sigan como hasta ahora. Pero ¿quién le pone el cascabel a este gato? Nadie. Y mientras tanto, el gato cada vez más poderoso y la Universidad más débil. O la apariencia de Universidad. LOS DINEROS DE LA DEFENSA L acuerdo con Gran Bretaña sobre la utilización del aeropuerto de Gibraltar es un éxito del Gobierno que es justo reconocer y que supone un notable paso adelante en un contencioso que estaba prácticamente bloqueado. La postura española sobre este asunto era clara, coherente y, a juzgar por los resultados, ha sido expuesta y defendida con rigor, y eficacia. No se puede decir los mismo de la política de defensa y seguridad colectiva en la que a falta de claridad y coherencia en los planteamientos está originando una confusa situación ininteligible para los aliados con los que ha de compartirse el esfuerzo defensivo. La defectuosa definición española en esta cuestión está lastrando el papel de España en otros ámbitos y así el europeísmo del que gusta hacer gala el presidente González es mirado con un cierto escepticismo por algunos de nuestros socios comunitarios. La prioridad y extensión que en su entrevista en TVE la semana pasada concedió el presidente al tema de las negociaciones con los Estados Unidos es un í n d i c e de preocupación ante un problema que está muy lejos todavía de una solución y que, quiérase o no, forma parte de nuestra global definición defensiva. Por un momento pareció pensarse que la llegada de Carlucci al Pentágono iba a hacer las cosas mas fáciles, pero después del encuentro con Serra en Bruselas- donde volvió a sugerir consultas con los aliados de la O T A N- y del globo sonda americano relativo a plazos de retirada que podrían alargarse hasta los diez años, la situación ha vuelto a empeorar. Es natural que a Conzález no se le ocurra ni pensar en plazos del orden de la década, pues su lógica aspiración será que esta batallona cuestión de los F- 16 esté resuelta cuando sobrevenga la próxima campaña electoral. La oposición de González a cualquier posibilidad de multilaterizar las negociaciones fue igualmente tajante y su afirmación de que no es inverosímil el desmantelamiento de (todas) las bases tuvo un aire de amenaza, aunque seguramente haya que considerarla un mero farol. Algo de lo que todavía se ha hablado poco y que es vital en E Etica Si histórico se ha convertido en un adjetivo omnipresente, la palabra ética no le va a la zaga. Donde antes no se hablaba de moral ahora se hace de ética, y donde antes se hablaba de moral también ahora sale el vocablo de moda. No hay justificación para tu conducta le decía, por ejemplo, el padre al escolar atiborrado de suspensos. Esa reprimenda hoy no se hará sin el aditivo ético. La moda de la palabra deriva de la secularización, que tiende a relegar moral, con más connotaciones religiosas. Los socialistas la tienen como estrella de su repertorio léxico. Lo malo de la moda es que se utiliza el término, a cualquier hora y en cualquier situación. Con efectos ridículos. Desconsiderada RENFE El electrotrén Gijón- Madrid del pasado viernes salió a las 7,45 de la localidad asturiana y sufrió una avería en Los Fierros, desde donde fueron trasladados a León en autobús. Allí se les buscó un tren de cercanías, en el que viajaron a Venta de Baños y, tras un nuevo transbordo allí, llegaron a Valladolid. En esta ciudad se negaron a cambiar, una vez más, de tren, al proponerles viajar en una unidad de cercanías hasta Madrid. Ante la falta de atención por parte del personal de RENFE, decidieron manifestarse en señal de protesta y cortar el tráfico ferroviario durante más de una hora. Algunos optaron por trasladarse a Madrid, pagándose un billete de autobús o en taxi. RENFE sigue sin dar explicaciones por esta intolerable falta de consideración hacia los viajeros. Juan Benet Prosigue la carrera internacional del autor de Volverás a Región. Estos días acaba de aparecer la traducción francesa de su novela El aire de un crimen, lanzada con importante despliegue publicitario. La dificultad con que los escritores españoles traspasan las fronteras del idioma, es un argumento más para que saludemos con alegría este éxito del excelente escritor. OVIDIO todo este asunto es el problema de quién va a pagar los gastos de traslado de los F- 16. El Congreso americano, en plena lucha contra el déficit, ya ha dicho que no está por la labor. Carlucci, además, se caracteriza, a diferencia de Weinberger, por sus buenas rel a c i o n e s con el Congreso y por su disposición a discutir y aceptar recortes en el p r e s u puesto de Defensa. Este hombre frío, que ocupa un sillón caliente como le ha definido BusinessWeek, no va a cargar con esa factura. Sobre todo, en un momento en que se está pidiendo que los aliados europeos de la OTAN- q u e desde 1970 han aumentado ya en un 35 por 100, descontada la inflación, su participación a la organización- hagan un nuevo esfuerzo económico. El Comité de Planes de Defensa de la OTAN aprobó en el mes de mayo último una directiva ministerial por la que se pide a los Estados miembros un incremento real del 3 por 100 en los gastos de defensa. España no se podrá seguir quedando al margen, atrincherada en su argumento de país alejado de los hipotéticos frentes de batalla y en su autoadjudicada condición de mera reserva Frente a esta realidad, que exige esfuerzos de uno u otro tipo, el Gobierno sigue sin saber siquiera el coste de la reducción de los efectivos estadounidenses según respuesta dada el pasado mes de marzo a pregunta de unos parlamentarios. González se atrevió incluso a afirmar en Florencia, en octubre, que no es necesario aumentar los gastos de defensa con el argumento de que se pueden hacer otros avances distintos de los presupuestarios. Efectivamente, los expertos aseguran que la contribución al sistema de seguridad colectiva se puede hacer en dinero o por la concentración y despliegue de fuerzas y actividades militares en el propio suelo Si nuestro país no quiere aumentar sus gastos de defensa, de lo que nos felicitamos como contribuyentes, pero tampoco desea asumir los sacrificios no financieros, no puede extrañar que nuestros aliados se pregunten cuál es y cómo se concreta esa contribución. Alejandro MUÑOZ ALONSO 45 U 40256 41 2 mi MAMO,