Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EDITADO POR PRENSA ESPAÑOLA SOCIEDAD ANÓNIMA 7 DE DICIEMBRE 1987 ABC rrollo de la democracia socialista. El objetivo de la reforma económica radical iniciada en el país consiste en asegurar en el transcurso de los próximos dos o tres años, el paso de un sistema de administración demasiado centralizado y autoritario, a un sistema democrático, asentado principalmente en los métodos económicos, en una combinación óptima del centralismo y la autogestión. Somos partidarios de la diversidad de la opinión pública, de la riqueza en la vida espiritual. No debemos tener miedo a plantear abiertamente y resolver los difíciles problemas del desarrollo social, criticar y discutir. Con la Perestroika el socialismo puede y debe hacer realidad sus posibilidades como régimen de humanismo efectivo que sirve al hombre y lo eleva. Estos textos sé pueden resumir así: la reorganización social y los métodos de trabajo establecidos, o mejor, violentamente impuestos mediante el culto a la personalidad- sobre todo desde Stalin- -tienen que ser sustituidos; no sirven, han agotado sus posibilidades. El socialismo que ha venido siguiendo Rusia, no es el socialismo real Este tiene que estar basado en un humanismo efectivo, que sirva al hombre y lo eleve, lo que entraña no el monolitismo sino la diversidad de opinión pública y el desarrollo de la democracia socialista. ¿Nada más? Sí, queda algo muy importante. El reconocimiento de lo que representa lo que llaman la riqueza espiritual En los textos de Gorbachov aparecen con mucha frecuencia invocaciones a la ética y a la moral del trabajo alto y bajo. Es verdad que el socialismo ha sido siempre muy moralizante frente a la llamada explotación del hombre por el hombre pero con la Perestroika en lo que tiene de revolución moral, la condena de la corrupción y las córrupcio- REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN TALLERES- SERRANO, 61 28006- MADRID FUNDADO EN 1905 POR DON TORCUATO LUCA DE TENA S el fenómeno político, cultural, ético más importante de la Rusia soviética, quizá desde Lenin, quizá desde Marx. No sabemos todavía lo que va a ser pero ya sí lo que quiere ser. ¿Qué es la Perestroika Se ha traducido como reestructuración y lo es, pero si fuera sólo eso sería poco, casi nada. El propio Gorbachov, que la ha creado, que la ha engendrado, llega a decir que es una revolución en la renovación. Se pasa; es lo segundo, pero no políticamente lo primero. En una revolución se cuestionan los principios, los fundamentos de aquello que se quiere revolucionar. Por eso, políticamente, lo que se pretende es un cambio de régimen. Pero Gorbachov quiere lo contrario; quiere reestablecer, renovándolos, los principios comunistas originarios, del régimen soviético vigente. Vuelve para ello a los orígenes, vuelve a Lenin, el padre de la verdadera revolución comunista. Piensa, y sobre todo cree, que esa revolución ha sido no traicionada- aunque hay palabras durísimas para muchos de sus rectores en setenta años- pero sí deformada. Reformar es dar de nuevo forma a lo que está deformado. Gorbachov no niega ni reniega de las realizaciones conseguidas por el régimen soviético, que han hecho de la Rusia zarista y rural derrotada en los campos de batalla de la primera gran guerra, la del 14, una superpotencia. Pero pone en duda la necesidad y la justificación del centralismo absoluto, del dogmatismo, del aislamiento y, sobre todo, el coste humano, de todo ello. Así, por ejemplo, de Stalin, que es uno de los grandes salva su liderazgo en la gran guerra, frente al nazismo, pero no oculta, antes al contrario, denuncia sus crímenes. Gorbachov es un comunista duro y puro. Esto es lo que hay que saber: y la reforma interior y exterior que ha empezado bajo ese nombre de Perestroika sobre todo la interior, da la talla de su política, qué se puede o se podrá- s i triunfa- equiparar a la de Lenin, su maestro, su guía en la restauración del verdadero comunismo. Lo mejor es escucharle a él mismo: Por supuesto el culto a la personalidad no era inevitable. Es ajeno a la naturaleza del socialismo y no tiene justificación. La Perestroika no consiste sólo en superar el estancamiento y conservadurismo del período anterior, en rectificar errores cometidos, sino también en superar rasgos de organización social y los métodos de trabajo históricamente limitados, que han agotado sus posibilidades. Al continuar la causa de octubre, la Perestroika plantea como tarea primordial la continua profundización y el desa- E LA PERESTROIKA RIESGO Y VENTURA LA MAYOR COLECCIÓN DE ALFOMBRAS PERSAS Y ORIENTALES Gran exposición y venta HOTEL WELLINGTON DEL 6 AL 15 DE DICIEMBRE L A C Velázquei, 8 Tél. 27 S 4400 üAüí nes, es constante. Esta condena se materializa con la palabra glasnot transparencia, porque lo contrario de las oscuras maquinaciones políticas y económicas, es la claridad, la luz. También su invocación de Lenin es más moral que política y doctrinal. No es ni podrá ser una vuelta a la NEP- l a liberalización de la pequeña economía rural y artesanal- ni la reiteración del materialismo histórico de Marx, Engels y Lenin que, después de Einstein y la física cuántica, no tiene sentido. Pero tampoco es, en modo alguno, un pseudocapitalismo. Se trata de casar la planificación socialista con los mecanismos del mercado, de legalizar en un cierto grado la espontaneidad productiva clandestina y de promover una gran autonomía competitiva de empresas cuasiautonómicas, adaptando sus precios a la ley de mercado, es decir, haciéndolas rentables. Más, entiéndase todo esto dentro de la estatalización básica de los medios de producción, del mantenimiento de la planificación económica y de una apertura controlada al mercado libre internacional, es decir, dentro de un verdadero comunismo real. El rublo parece que va a incorporarse al mercado monetario. La gran prueba de un régimen político, desde Aristóteles hasta nuestros días, es la organización de la libertad y la democracia. No hay una única forma de hacerlo; lo fundamental, sea la que fuere, es que sea verdadera. Hasta aquí la Perestroika interna. ¿Interna para quién? Para Rusia y los países de su esfera política. Es una empresa política incomparable. La Perestroika no es un cambio para que todo siga igual, sino para que siga sólo lo que tiene que seguir, y se entierre lo que está muerto. Gorbachov pone constantemente en guardia contra el conservadurismo y la petrificación. Pero ésta, como su nombre indica, es muy dura dentro de Rusia y fuera de ella el comunismo de Ceausescu es como la encarnación de la antiperestroika. Pero la Perestroika tiene riesgo y ventura. Si consigue romper el estancamiento de la economía soviética que Gorbachov denuncia, será un gran triunfo. Pero, ¿y si no lo consigue? El antiguo régimen, por decirlo así, ha quedado invalidado, desautorizado por Gorbachov. Gorbachov ha quemado las naves. La vuelta atrás, digamos el stalinismo, es impensable. Se abrirá entonces un gran interrogante, hoy impredecible. ¿Hay una tercera vía? Esto sólo la fuerza de la vida y de la historia lo podrá decir. Antonio GARRIGUES DIAZ- CAÑABATE