Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 A B C OPINIÓN JUEVES 3- 12- 87 Panorama E EL DESAMOR L estrés, la prisa, la velocidad, el espíritu anecdótico, son algunos de los rasgos definitorios de la sociedad de nuestro tiempo que suelen ser citados como patentes de corso para justificar la dificultad tan enorme que muchos tienen para tropezarse, en el curso de su vida cotidiana, con eso que llaman (y se llama) amor. Mientras unos suenan desesperadamente con una promesa de amor eterno, otros hacen tabla rasa de sus sentimientos más hondos, y se empeñan en matarlos antes de que tengan oportunidad de crecer demasiado. La mujer y el hombre modernos tienen miedo a la pasión, temen llegar a experimentar sensaciones demasiado elevadas, no poseen la más mínima vocación de penetrar lo Absoluto, se contentan con el ejercicio rutinario de movimientos gimnásticos carentes de finalidad. E ignoran que, o se ama peligrosamente, o no se ama. Los lazos más sólidos no están hechos con cadenas de rosas, sino con cuerdas ásperas y rudas de las que se pueda tirar (Jean Cau) Es que la gente se empeña en acudir a los sitios peligrosos. Los ojos de la mujer amada son el lago en que uno se baña en sueños de noche, anticipándose su mente dormida a la vida venidera. Y en ellos reconoce el hombre su destino, porque en las estrellas escribió un dios pagano en los tiempos de Maricastaña junto a quién conoceríamos cada uno, a partes iguales, la felicidad y el desasosiego. Yo, que vengo de una raza notable por la fuerza de la imaginación y el ardor de las pasiones (Poe) sé que el lecho del amor es un mosaico onírico en el que danzan obsesiones ancestrales. Matar (huir de) esas obsesiones es darse muerte. A la mujer se la debe amar: en un cincuenta por ciento, como caballero español; en otro cincuenta, como un semental de Pablo Romero (cada uno, como en el maratón de San Silvestre, a su ritmo y según sus facultades) Y ella, como los buenos toreros, saber quebrar la cadera al compás de la embestida del burel. Sin miedo. Sólo se es verdaderamente libre cuando aprietan los grilletes de la pasión (es una metáfora: no soy sadomasoquista) Esos que no se hielan de frío en ausencia de la piel de la hembra querida, y se conforman con calefacción central y manta eléctrica... ¡parece que desciendan del mono! Hembra y hoguera: con ese binomio, es posible provocar conjunción planetaria y cataclismo cósmico. Canta Camarón: Vente tú conmigo, que llevo en la cintura pistola y cuchillo para que nadie pueda quitarme tu cariño. Esas mujeres a las que molestan los celos de su hombre semejan ser varones. ¿Estoy yo enamorado? Eso sólo lo sabemos yo y una mujer de bandera. Joaquín ALBAICIN Planetario NIEVE CONTRA EL NUEVO SÍNDROME N CHALET 3 DORMITORIOS Con parcela de 2.100 m? Todo desde 3.177.000 pesetas. Entrada: sólo 30 por 100; resto: 28.000 pesetas- mes. Precio rigurosamente cierto. ¡Ah! y tenemos tren junto a los chalet, por la carretera Coruña, poquito más de tres cuartos de hora. Muy cerquita de Madrid Teléfonos 431 02 59 y 431 01 95 IEVA por la mañana, menuda, laboriosamente. Como si hubiera sido contratada por la Comunidad para ofrecer gratis a los madrileños la primera representación del festival invernal de diciembre. La nieve, que, según los japoneses, jamás quiebra las ramas de los sauces, podría proporcionar a Ana Tutor inestimable auxilio contra el novísimo SIDA político social del que todos somos víctimas: el Síndrome Insoportable De Atrancos al que todavía se conoce por manifestación, esa erisipela de la libertad que día sí y día no cubre de puntos rojos, acaso de vergüenza, la faz congestionada de la circulación callejera. Lo malo es que Ana Tutor, que no dispone de efectivos suficientes para civilizar las manifestaciones encauzándolas entre plantones protectores, tampoco dispone de autoridad sobre la meteorología caprichosa de la meseta. En los próximos días, si la nieve no lo remedia, nos tienen montado el numerito de la manifestación cortocircuitadora, una asociación de padres, un sindicato de policías, varias asociaciones de agricultores con cerditos y todo y las inevitables secciones de Comisiones Obreras que consideran que, aunque la libertad podría ser de todos, la libertad de las vías públicas es suya. Entre manifestaciones diversas y follones organizativos y callejeros de la movida cuyas mortecinas brasas avivan con entusiasmo diversos organismos municipales y comuneros, la calle ya no es del que la circula. Es del que la interrumpe. Y, claro, como nunca nieva a gusto de todos, no va a nevar cuando le haga falta a la delegada del Gobierno para calmar los ardores manifestantes de los cultivadores del follón nacional, o sea, los virus del nuevo Síndrome Insoportable De Atrancos que algunos doctores consideran letal para el desarrollo normal y pacífico de la vida urbana. Esta mañana, poco después de que empezaran a caer los copos perezosos sobre la ciudad, uno de esos jóvenes emprendedores que ahora se hacen millonarios en pocas semanas se puso a preparar la documentación para pedir patente industrial y comercial para su invento: el chubasquero de plástico, especial para manifestaciones. Yo lo había visto ya en Pisa hace un par de años. En plexiglás u otra materia plástica, formando un pequeño paquete desplegable que proporciona al turista, por poquísimas liras, abrigo contra la llovizna primaveral. Aquí se añadirá al impermeable de usar y tirar el atractivo de un surtido de pareados en rojo, verde o amarillo- según el trabajador usuario- con insultos y provocaciones usuales. Si Ana Tutor carece de medios para impedir esa fabricación estimulante, ni la nieve nos librará de los atascos manifestacionistas que empiezan a ser peculiares de nuestra joven democracia. La libertad con impermeable va a ser algo así como ese amor impermeabilizado que ahora proponen contra otro síndrome diferente. No habrá nieve que nos salve. Lorenzo LÓPEZ SANCHO OFICINAS ALTO ST NDING EN ZONA 640 m ampliables. Entrada independiente. Aire acondicionado. Plazas de garaje. Edificio de superlujo a remodelar en CLAUDIO COELLO, 14 D i s p o n e m o s t a m b i é n de locales comerciales INFORMACIÓN Y VENTA: Paseo de la Castellana, 14O, 4. C Teléfonos 259 13 22- 45 PLAZA DE LA INDEPENDENCIA 2