Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-Sevilla- -Albacete- -Bilbao Pepi Sánchez El Corte Inglés Plaza del Duque Hasta el 7 de diciembre LiÜS Carancho khiseo de Albacete Consejería de Educación y Cultura Hasta el 5 de diciembre Ricardo Baroja Museo de Bellas Artes Parque de Doña Casilda Iturriza, s n. Hasta el 7 de enero STA muestra es, sin duda, la más completa síntesis de todo el quehacer de un hombre cuyo talento choca con la incomprensión que ha sufrido afirma Pío Caro Baroja al referirse a la exposición Imagen y derrotero de Ricardo Baroja que presenta hasta el 7 de enero, el Museo de Bellas Artes de Bilbao. S E trata, y hay que celebrarlo, de un nuevo ámbito dedicado a exposiciones. De algo así como un pequeño pero bien dispuesto oasis, destinado a al exhibición de obras de arte. De lo que con él se pretende, supone buena prueba la importancia extraordinaria de la artista que en ese espacio muestra ahora sus obras. Esas que en la portada del catálogo se definen como pintura en tres dimensiones aludiendo a la condición, vamos a llamarle escultórica de sus piedras, pero también cabría aplicar a la sensación de profundidad que producen sus cuadros. No podemos olvidar tampoco la brillante trayectoria artística de su autora. Con nueve años, Pepi Sánchez recibía ya las enseñanzas de José María Labrador; con doce, de la mano de este pintor y merced a una dispensa especial del Ministerio de Educación Nacional, ingresaba en la entonces recién creada Escuela Nacional de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, donde obtuvo premio extraordinario en todas las exposiciones de fin de curso. En 1950 alcanza el primer premio del certamen que conmemora el décimo aniversario de la fundación del centro, en el que participan todos los artistas que, como ella, en éste habían cursado sus estudios. Cinco años después obtiene el Premio Rábida, concedido a la mejor exposición celebrada durante aquella temporada. Era el comienzo de una larga andadura que desde sus primeros pasos denotaba ya el estilo inconfundible de esta gran pintora sevillana que ahora nos muestra todo el encanto de su poético y delicado mundo en cada uno de sus cuadros, y en cuántas piedras, como por arte de magia, cobran volumen los seres inefables que en aquéllos habitan. Esas deliciosas criaturas, que en sus cuadros se transforman en nubes, paños o piedras, y en sus piedras, las que Pepi Sánchez encuentra a la vera de los ríos y del mar, toman cuerpo ataviadas con los más bellos colores. Con la policromía deliciosa que la autora presta a los cantos que para ella y con el paso de los siglos, modela la propia naturaleza. E STA exposición que presenta la Caja de Albacete es una pequeña antología (1977- 1987) de Luis Caruncho Amat (La Coruña, 1929) artista polifacético cuyo nombre aparece ligado a multitud de actividades artísticas desde sus tiempos de estudiante. Pero si su labor en arquitectura, crítica de arte, escultura, dirección de galerías y centros culturales, jurado, poeta y publicista es bien conocida, el público suele centrarse en su faceta de pintor. Pintor constructivista, exigente y pulcro, ahora podemos contemplar lo más reciente de su producción y, sobre todo, esos desarrollos geométricos para un espacio lúdico en el que líneas y espacios planos parecen jugar, enlazarse y cantar como las palabras de un poema. No E Ricardo Baroja Nessi, artista global, de personalidad y carácter aventurero, inventor, escritor, actor y aficionado a la plástica, nació en 1871 en la provincia de Huelva, en el seno de una familia de origen vasco y con una fuerte inquietud artística que ha hecho del apellido Baroja uno de los más célebres del mundo de la cultura. Heredó de su padre la afición por la música, las matemáticas y el dibujo, y sintió el ambiente literario que dominó a todos sus hermanos. Se vio, además, obligado a disfrutar de continuos viajes y cambios de residencia, siguiendo los destinos de su padre primero, y en razón de su trabajo después, lo que le proporcionó una enorme cantidad de imágenes distintas que fue reteniendo en su memoria y que reflejaría sobre todo en aguafuertes. Apartado de la pintura tras perder un ojo en un accidente de circulación, se refugió en la literatura, y recibió en 1935 el premio Cervantes por la nao capitalina Hasta ese momento, su paso por la pintura no fue circunstancial. Tras una primera etapa de artista aficionado, que le llevaría hasta la Guerra Civil con más de un centenar de óleos, se dedicó de manera profesional a los pinceles a partir de ese momento, cuando se trasladó a Valencia. Espiral 1 1984 S es, por supuesto, una poesía barroca, sino la que escribiría un Salinas, escueta, esencial, y de un tiempo por venir: Luis Caruncho, como dice Vicente Garnero, pinta el futuro desde el presente y es un investigador de los ritmos secretos que sostienen y mantienen la armonía del Universo. Buscando precisamente el desarrollo de la líManuel LORENTE nea, Caruncho llega a las vicisitudes del plano otra de sus series más logradas, que por fuerza, le llevan al volumen, esculturas de mármol de Carrara, a composiciones complejas basadas en la simetría, en la semejanza y en la oposición. Palacio de Benacazón Estas obras son, naturalmente, obras de un Recoletos, 3 pintor. El color (medido, matizado, escaso) está Hasta el 5 de diciembre presente en ellas y, en su voluntaria mesura, equilibran y dan vida a la más pura geometría. ESENTA y seis cerámicas, murales y Ocres y grises, combinados con blancos o azuóleos del ceramista murciano Pedro les, aparecen en estos puzzles estrictos. A Borja integran lo que él denomina La veces, como en Espiral 1 (que reproducitorre de Babel muestra heterogénea, pero con mos) apuntan ecos del más puro optical art una filosofía común en la que resume fielmente en blanco y negro, sugiriendo su posible su trayectoria. proyección al infinito en sucesivas inscripciones Borja lucha para presentar a la cerámica del círculo en el cuadrado y del cuadrado en el como técnica de las artes liberales, sugiriendo círculo. Eusebio Sempere escribió una vez que que se entienda fuera del reducto artesano de Luis Caruncho crea una estética diferente con servicio en la que está situada. El artista ha di- sus teorías en una época de esfuerzos tan alecho de otro gran ceramista, el toledano José jados de la pureza del concepto Aguado, que transforma la realidad popular en Esta pureza del pintor, a solas con el espacio nuevos cánones de belleza, y que adecúa las antiguas tipologías cerámicas a nuevas formas y la línea, daría lugar a una cierta frialdad si el poeta no volcara (también con mesura) una doy técnicas. En sus manos, la cerámica sube de mera ar- sis de lirismo en sus creaciones. El público que tesanía y se transmuta en arte, llegando a un lí- visita la antológica puede quedar sorprendido, mite en el que se confunden pintura, escultura y pero el equilibrio y la belleza fe impiden quedar defraudado. cerámica. J. R. Luis MORENO NIETO Allí coincidió con el joven Joaquín Sorolla, a quien, sin embargo, no se acercó en lo referente a la riqueza cromática y luminosa del impresionismo valenciano. Por el contrario, Ricardo Baroja se basaba en la creencia de que la luz, el sol, no se pueden pintar. Por eso en sus cuadros quedaron del todo excluidos los amarillos y las zonas grandes de luz, que sólo se marcaron en sus grabados, atenuados por las aguatintas. Alvaro HERNANDO -Toledo- -Alicante Galería La decoradora Mayor, 18 Hasta el 4 de diciembre Pedro Borja Decastro P AISAJES duros, desérticos, de nuestros campos de Castilla o el Levante sediento, realizados con amplísima pincelada y ancha masa de color llevadas al lienzo con la espátula con sabia maestría. Trasciende el alma del paisaje al espectador, con acento propio, por sus enfoques y puntos de mira, por sus tonos acordes, atenuados, construidos desde el fondo del cuadro con sapientísimas veladuras que van superponiendo el color armónicamente, adquiriendo la técnica un amplio protagonismo que no ahoga el lirismo del tema. Positiva y en la misma línea de gracia y originalidad el resto de su obra, figuras y temas paradisíacos que subyugan y nos demuestran la ductilidad y la calidad plástica de este notable pintor. José Antonio CÍA MARTÍNEZ JUEVES 3- 12- 87 18 ABC