Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Fernando Lerín Galería AELE Claudio Coello, 28. Hasta él 5 de diciembre De 195.000 a 575.000 pesetas José Luis Balaguero Edurne, Arte Contemporáneo Marqués de Villamejor, 3 Hasta el 15 de diciembre De 25.000 a 600.000 pesetas L AS atmósferas de Fernando Lerín son un diálogo amoroso entre la luz y el color. Yo las califico de atmósferas, por esa cualidad gaseosa que adquiere la materia óleo para irisarse, mezclarse y definirse, a través de Oleo de Fernando Lerín la i n d e f i n i c i ó n buscada por su autor, y que acaba conderse en la luz, de actuar por por conseguir una presencia ante medio del color, de domesticar sus el ojo del espectador. átomos hasta convertirlos en partículas decidoras. El sistema expresivo Lerín tieEl sistema visual que corresponne su primer punto de apoyo en el de a semejante trabajo de abstracpasado inglés (Turner) donde for- ción está lo suficientemente regismaba parte de un sentimiento ro- trado por nuestros sentidos y por mántico del ámbito terrestre- esta- nuestra memoria, para que no do de ánimo que da cabida a un dañe nuestra capacidad de mirar, hecho concreto, a un pretexto pic- sino al contrario la gratifique. tórico- Una vez arrastrado por las sucesivas modernidades el hecho Puede que el impacto nos conconcreto quedaba la atmósfera, el venza o no; pero lo cierto es que el ámbito aéreo que no precisa ningu- movimiento hacia el equilibrio de na realidad, sino un deseo, deseo las atmósferas de Fernando Lerín de hablar impalpablemente, de es- resplandece. A c. E S muy eficaz la metáfora de la ventana que utiliza el director de orquesta José Luis Temes al presentar las pinturas recientes de José Luis Balaguero. Metáfora rilkeana, en tanto que Rilke gusta de establecer vínculos sutiles entre lo interno y lo externo, entre el hombre y los otros h o m b r e s e n t r e el hombre y lo cósmico. La imagen de una inAcrílico sobre lienzo de Balaguero terioridad (el hombre, el pintor) que y de luz, que se encienden hasta busca un contacto comunicativo a convertirse en perfiles concretos, través de la ventana (del cuadro) innominados, espejeantes, quizá con lo que él mismo proyecta, es reflejos de una luz imaginaria, de buen sendero para llegar a la pin- una visión que se superpone a la tura de Balaguero. propia visión. Balaguero utiliza el cuadro para Balaguero se deja sorprender mirar el mundo. El cuadro (ventana) es el mediador de él mismo por su propio renacimiento, por su con ese mundo que crea, con ese propia juventud reciente. El juego mundo inventado, conectado; sin entonces se establece entre la maembargo, en su movimiento inicial, durez conseguida y el misterio, el incluso en su movimiento final, a la non- sense de su mano. Así, la mereferencia del mundo real, concre- táfora posibilita la contemplación to, no abstraído. De esta relación ajena, pues nunca la ventana se surgen momentos amplios de color abre sobre un igual paisaje. A. C. Javier Baldeen Galería Fúcares Conde Xiquena, 12 N primera apariencia, Javier Baldeón (Ciudad Real, 1960) parece incluirse en ese amplio y confundido aglomerado artístico que ha dado en llamarse Nueva Geometría y que se extiende por Estados Unidos, Suiza, Alemania o los Países Bajos como centros más importantes. Los motivos que han podido conducir a este resurgir geométrico pueden ser múltiples, pero en todo caso parecen semejantes a los que condujeron a los geometrismos constructivistas de principios de siglo: una saturación de los procesos narrativos y o descriptivos en la pintura. La diferencia puede estribar en que aquellos geómetras de entonces parecían gentes optimistas, creyentes en un mundo nuevo, un hombre nuevo, una sociedad nueva, creyentes en el... progreso. Ahora, se escriba como se escriba, la premisa es negativa: se parte de agotamiento de las formas pictóricas y de la misma idea de la historia y, por lo tanto, de progreso (aunque tal vez sea al contrario) Pero en todo ello, como en Javier Baldeón, se percibe una insistencia en el hecho artístico que denuncia 14 ABC Diciembre De 125.000 a 500.000 pesetas Galería Juana de Aizpuru Barquillo, 44 Ferrán García- Sevilla Hasta el 10 de enero 950.000 pesetas E Sin título su creencia en el mismo. Alejado como está de cualquier formalismo, Baldeón es capaz de incluir en sus cuadros un gesto contenido y unas cualidades de textura que le sitúan en un punto tan original como equidistante entre la expresión salvaje y el rigor del ángulo medido. No es el único, por vías diferentes. Sicilia plantea algo parecido. Pero Baldeón parece haber reflexionado con originalidad, y la complejidad de relaciones que establece le auguran algo más que lo meramente epigonal. J. M. C. ERRAN contra García en Madrid Así titula Ferrán García- Sevilla su exposición. Y hay en ella mucho de contra mucha agresividad, un talante híspido, infrentado consigo mismo, con la pintura inmediata que él hace, con las imágenes que contiene y significan valores que aborrece, fantasmas que no tolera. Y, para mí, quizá sea esta su mayor virtud, la actitud radicalmente combativa, iconoclasta, desprejuiciada, actitud que le acerca al ruedo ibérico en el que torearon pintores como Goya o Picasso, cineastas como Buñuel. Ferrán García- Sevilla sigue hacia delante por esta vía sin detenerse en lo ya conseguido, atrepellándose y atrepellando. F Ruc 40 Al parecer, Ferrán García- Sevilla, Lástima que su potencia ¡cónica a quien no conozco personalmente, no se serene en algún momento, mantiene esta actitud, altamente que sus mensajes no abandonen el desenfadada- desenfadadamente apocalipsis que portan, que sus tíegocéntrica- que puede ser pro- tulos no sean mas explícitos (TOT, ducto de sus años de docente, tal RUC, CIEN) para poder establar vez de docente escéptíco, de ma- con él la conversación que ambos nera tan convincente (no hay más nos merecemos. que mirar su cirrículum, su bien provisto curriculum) que hasta a mí me convence. Adolfo CASTAÑO JUEVES 3- 12- 87