Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Ángel Estrada Galería Ingres Espalter, 13 Hasta el 8 de diciembre OMO ya es habitual en los encontrar la belleza y el carácter pintores situados Ángel de esos rincones, tan simples en Estrada (León, 1933) tiene apariencia y tan humanizados por una biografía que se inicia en la años y siglos de ciclos vitales. DesEscuela de Bellas Artes de San taquemos el color, voluntariamente Fernando, se adorna con numero- mate lo cual no quiere decir que sos premios, se desarrolla en múlti- los cuadros (treinta y cinco) carezples exposiciones (España, Alemania, Italia, Estados Unidos, Francia) can de luminosidad. Uno de ellos, y se remansa en media docena de Arboles en el Moncayo parece museos. Y, sin embargo, la pintura escapar de la tónica general, pues de Ángel Estrada es una pintura es un canto a la luz, al cielo abierserena, sin estridencias, dedicada to, al árbol. Y destaquemos tamexclusivamente al paisaje, a los bién sus figuras campesinos. pueblos humildes (cal, adobe) a los rincones apenas habitados de J. R. nuestra geografía: Salamanca, Valencia, Castellón, Valladolid, León, Soria... Lugares propicios para el peculiar estilo (y cocina secreta) del pintor que, repetimos, no es ni en el fondo ni en la forma espectacular ni adicto a las nuevas modas y modos del arte contemporáneo. Es, simplemente, un buen pintor, que conoce su oficio y que tiene sensibilidad para Dos aguas óleo de Ángel Estrada López Escalada Galería Toisón Arenal, 5 Hasta el 9 de diciembre De 130.000 a 500.000 pesetas OSÉ Luis López Escalada Vela Zanetti, un aura de poesía vuelve a Madrid con una silenciosa Poesía de lo cotidiano, nueva exposición de bodego- escrita con honradez y sin otra amnes, género en el que, pese a su bición que la de lograr esa obra juventud, destaca desde hace tiem- bien hecha tan cara a generaciopo. Bodegón o naturaleza muerta o nes pasadas y que hoy, por fortucomposición, según predominen na, renace en algunos sectores de los frutos o los objetos metálicos, la juventud. Naturalismo como la madera, el lienzo, la cerámica, asunto, tenebrismo como interpreelementos que casi siempre acom- tación escribía Elena Flórez con pañan a las naranjas, las peras, las motivo de una de sus exposiciomanzanas, las uvas, los melocoto- nes, subrayando ese entronque de nes, las fresas, los limones, los López Escalada con aquellos membrillos, las castañas, patatas o maestros del ayer. cebollas, trabajado todo con un esmero y una técnica en la que es diJ. R. fícil distinguir el realismo del hiperrealismo. López Escalada nos ofrece, en estos treinta y tres l i e n z o s un muestrario de su pintura, emparentada con la tradición bodegoncista española y capaz de atraer la mirada, abstracción hecha del pretexto. Es el orden de la composición y el esmero de la pincelada lo que caracteriza esta pintura que posee, en palabras de Cesta de naranjas de Escalada C J Steila Wittenberg Galería Caledonia Don Ramón de la Cruz, 26 Hasta el 28 de diciembre De 37.000 a 166.000 pesetas ON motivo de su primera ante objetos y situaciones actuaexposición en Madrid, hace les, son la característica más acualgún tiempo que estaba sada de Steila, por cuanto esta pindedicada a Kafka, advertíamos la tura a lápiz pese a su realismo, profunda influencia de lo literario no es nunca un canto a la realidad de la pintora hispano- alemana Ste- tangible, sino que utiliza ésta para ila Wittenburg. Ese mismo trasfon- sugerir unas vivencias inolvidables do literario se advierte en la nueva para la autora; vivencias que, por salida de Steila (veintidós dibujos, cierto, logra transmitir intactas al tres grabados) en una feliz combi- atento contemplador. Mención nación de personajes significativos, aparte merecen los tres pequeños de alusiones temporales, de obje- grabados que, con la misma temátos (libros, papeles escritos, cartas, tica, completan y complementan periódicos) poseedores de una esta sugestiva exposición de Steila existencia propia y, a la vez, pro- Wittenberg. longación de ignoradas presencias humanas. SteHa Witenberg utiliza J. Rcon frecuencia el llamado trompe- l oeil conseguido (en dos ocasiones) por medio del collage y (las restantes) con sus lápices, negros o de colores. Labor lenta y minuciosa, fruto de un espíritu sensible y poético, que tiene por modelo la nostalgia, el tiempo pasado (actitud muy literaria) el hoy como consecuencia Dibujo de Steila Wittenberg JUEVES 3- 12- 87 XI Certamen de Acuarela Centro Cultural Galileo Fernando el Católico, 35 ON su convocatoria número 11, el Certamen Nacional de Acuarela de la Caja de Madrid puede considerase el más veterano en continuidad de los dedicados a esta especialidad del arte. Hemos de señalar, ante todo, que una cierta benevolencia viene presidiendo la admisión de obras presentadas, cuyo número crece de año en año y que, en el futuro, quizá fuera conveniente reducir el número de obras expuestas para acrecentar el nivel artístico de las mismas. Hecha esta salvedad, pasemos a reseñar uno de los conjuntos más variados y estimables de cuantos se han venido exponiendo, bien representados por los dos premios y las tres menciones de honor concedidas por el Jurado. Son estos, respectivamente, Río entre guijarros dotado con 200.000 pesetas y trofeo, de Jesús Infante Pérez de Pipaón; Dos luces dotado con 50.000 pesetas y trofeo, de JoaHasta el 10 de diciembre quín Ureña Ferrer, y las menciones a Nuevos duendes para un espejismo de Jaime Galdeano Moreno, En la plaza de Gonzalo Román Rodríguez, y Paisaje urbano de Manuel Plana Sicialia. Obras, como decíamos, muy diferentes de planteamiento y estilo, pero de excelente calidad todas, así como buena parte de las setenta que han sido colgadas en la exposición. Esto significa que, afortunadamente, la acuarela ha dejado de ser considerada como un arte menor de la pintura. Enhorabuena. Javier RUBIO C C xRio entre guijarros de infante ABC 13