Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Rafael Duran Galería del Cisne Eduardo Dato, 17 Hasta el 18 de diciembre De 120.000 a 505.000 pesetas Aguilar Moré Sala Alcolea Claudio Coello, 30 O pretende transformar al mundo, sino reflejarlo en sus interiores más felices dice José Hierro, y esta sutil aproximación a Aguilar Moré (Barcelona, 1924) puede servir también de definición de todo ese posimpresionismo barcelonés que supo retener en sus cuadros, tan rico en luz y color, el vitalísimo sosiego de la vida barcelonesa, en interiores y paisajes que van de un intimismo luminoso a la crónica urbana. En Aguilar Moré, además, la crónica urbana y el paisaje se extienden a su mediterráneo, a Cadaqués, y también a otros climas y ciudades lejanas. Decía Camón Aznar que Aguilar Moré nos da una gran impresión de modernidad y de juvenil visión del mundo: Son los de este pintor unos cuadros de gran sensibilidad, con los colores empastados en sus más delicados matices, utilizando manchas densas que rebasan el perfil de la figura. Este desajuste del color a la línea deja a las formas como en temblorosa inquietud y evasión. Pero este color es, al mismo tiempo, muy constructivo, esparcido por zonas, consiguiendo armonías que estructuran sólidamente la composición. Las líneas de su dibujo son Hasta el 12 de diciembre De 250.000 a 1.300.000 pesetas R AFAEL Duran (Terrassa, Barcelona, 1931) es un nombre bien significativo en la pintura posimpresionista catalana, barcelonesa más concretamente (para no confundir el posimpresionismo de las Ramblas con el de Olot) Pertenece a una familia de artistas, entre los que hay que citar siempre a su tío Rafael Benet, pintor e historiador del arte, Aranjuez junto al que nuestro pintor iniciaría su prematura dedi- pos, solitario más bien, atento sólo cación a la pintura. Rafael Duran a su sensibilidad y a su personal estudió luego en Amsterdam y en visión de las cosas. Rafael Duran París (donde se relacionó con es un excelente dibujante y un deliRaoul Dufy) en Italia también, y a cado colorista, y hay en su obra, partir de 1958 celebra regularmen- además de las calidades intrínsete sus exposiciones. Su historial de cas que la resaltan, una crónica pintor ostenta premios importantes, muy sentida de los lugares que el entre ellos el Henri Forman, de la pintor ama (Barcelona, Menorca, el Societé Nationale des Beaux Arts, Ampurdán, Aranjuez) cuya entidad de París. Si bien se reconoce in- traduce con fidelidad desde lo que serto en una tendencia posimpre- ya no es mero testimonio, sino pinsionista- -señala Rafael Santos To- tura. rroella- afirma haber procurado siempre mantener una línea independiente sin adscribirse a gruA. M. C. N Niña con gato muy nítidas y sueltas, sin que se sujeten con rigidez a las tintas. Hay en estas obras reflejos de las más modernas corrientes pictóricas, pero todas ellas fundidas en una poesía que a veces, por su misma delicadeza, infantiliza los temasPintura tan personal que no es posible confundir con otra, aunque sí sea posible asociarla a otras de tan rica factura. Aguilar Moré ha personalizado lo barcelonés más esencial. A. M. C. Royo Galería Sokoa Claudio Coello, 25 Hasta el 10 de diciembre De 100.000 a 600.000 pesetas da Camarasa, sin olvidar tampoco al Renoir que pintó en Provenga, más deshecho en la luz, menos rotundo. Porque lo cierto es que Royo está más cerca de los impresionistas que de los luministas valencianos, en los que el tratamiento de la figura casi nunca se disocia de su entorno paisajístico. Royo es, sobre todo, pintor de figuras de mujer, pintor de muchachas envueltas en la luz, surgidas de su pincelada ágil, casi repentizadora, muy expresiva. Es una pintura vitalista, de una sensualidad intrínsecamente plástica (que no recurre a la literalidad sensual de ios temas) Y hay en él, como ocurre con todos los pintores mediterráneos, una exaltación colorista de indudable parentesco fauve y ese barroquismo sin el que no sería fácil entender nuestro impresionismo. Y es curioso que en esta pintura abierta al ptein air exista una zona que es preciso asociar al intimismo, coincidencia ésta de tendencias extremadas que añaden sugestión a esta obra llena de resonancias, lógicamente actualizada dentro de una tradición muy viva. A. M. C. Osear Borras Galería Grifé y Escoda Alcalá, 30- 32 Hasta el 15 de diciembre De 65.000 a 250.000 pesetas N O conozco el historial de José Royo ¿por qué los catálogos, cabalmente explícitos en antologías críticas, no incluyen siempre el historial del pintor, tan orientador en cualquier caso? pero no será aventurado asociar su filiación artística a la de ese mundo mediterráneo en el que el impresionismo acentuó su luminosidad y que podría significarse en los nombres de Sorolla y Angla- S Penumbra 12 ABC IGUE Osear Borras (Barcelona, 1947) inmerso en su paraíso de ciudades felices, sumidas unas veces en su nocturno de estrellas, otras veces al pálido sol del invierno, y otras veces, en fin, en el crepúsculo estival. Y siempre despiertas como niños la víspera de los Reyes Mayos. Osear Borras es el mágico constructor de ciudades sin rascacielos y sin polución, pulcras ciudades en las que las casitas y los palacios recortan sus siluetas misteriosas; ciudades habitadas por el silencio y la paz, y también por gentes que se entregan al vulnerado ejercicio de la alegría. Es Osear Borras uno de nuestros más sabios naifs y no hay contradición entre su sabiduría de pintor y su corazón sagrado, capaz de alzar ante nosotros un mundo que sólo es ya recuerdo. Si lo particular puede ser reconocible y hasta realista- dice Vicente Aguilera Cerni- su arte se inscribe globalmente en una dimensión mágica de intenciones simbólicas. Se trata, pues, de una inclinación onírica y de un lenguaje poético. Las palabras, las denominaciones aisladas, pueden evocar a la pintura naíf pero sus metáforas son Paisaje de O. Borras conscientes y voluntarias. El símbolo siempre es consciente, y simbólicas son estas ciudades que Osear Borras trae a nuestra evocación y a nuestra melancolía. Símbolos de lo sereno y lo limpio, rigurosas metáforas del orden y de la paz. A. M. CAMPOY JUEVES 3- 12- 87