Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC. póg 4 2 OS l a i c o s los cristianos corrientes, la inmensa mayoría de los bautizados viven su ser de seguidores y discípulos de Cristo preferentemente en aquellos espacios que llamamos el mundo: la familia, el trabajo, la comunidad local, etcétera. Ha sido siempre su tarea, y debe serlo hoy con fuerza mayor, impregnar estas realidades con el espíritu de Cristo y así santificar el mundo y colaborar en la realización del Reino (de Dios) Las palabras que acabamos de reproducir están tomadas del Mensaje al Pueblo de Dios difundido al concluir las sesiones del Sínodo de los Obispos recientemente celebrado en Roma. En ellas se expresa una de las convicciones más firmes de la Iglesia de hoy: la conciencia del carácter activo de toda vocación cristiana. Nadie es, en la Iglesia, un elemento exclusivamente pasivo, simple receptor de una doctrina, de una promesa de salvación, de unos Mandamientos. Todo cristiano participa de la Misión confiada por Cristo a la Iglesia y debe esforzarse por dar a conocer a los demás hombres la verdad cristiana. El seglar, el laico, debe hacerlo, ante todo, a través de su trabajó, de su vida familiar, de sus relaciones humanas y profesionales, de su contribución a las tareas y a los afanes que comparte con el resto de los hombres, sus conciudadanos. TRIBUNA ABIERTA SÁBADO 28- 11- 87 L LA PRELATURA OPUS DEI, CINCO AÑOS DESPUÉS Una mirada a la historia del cristianismo pone de manifiesto que, con unos u otros acentos, y con mayor o menor éxito, según los casos, en toda época la Iglesia se ha esforzado por mantener despierta la conciencia de cuantos la integran. Se ha adaptado para ello a los tiempos y a las situaciones, mientras que en otros momentos, bajo la acción del Espíritu Santo, se ha adelantado a ellas, abriendo nuevos caminos a la Humanidad. Fueron así apareciendo instituciones muy distintas, algunas desaparecidas después de cumplir su misión; otras, nacidas en nuestros días o llegadas hasta nosotros desde siglos pasados, testimoniando la vitalidad del carisma o espíritu que las anima. Las estructuras jerárquicas y jurisdiccionales de la Iglesia también han evolucionado- siempre con fidelidad al núcleo esencial fijado por Cristo- para acomodarse a la diversidad de las circunstancias, hasta adoptar, cuando el caso lo requería, formas nuevas, a fin de llegar más fácil y eficazmente a todos los hombres, ofreciéndoles las riquezas de la apostolado entre personas de todas las condiciones sociales, mediante la santificación del trabajo profesional ordinario y sus obligaciones sociales y Por Tomás GUTIÉRREZ CALZADA familiares. Palabra de Dios y la gracia de los SacramenHan transcurrido cinco años desde que (a tos. Es en este contexto donde debe situarse, Santa Sede, con la Constitución apostólica Ut para comprender su significado, el Opus Dei, sit, erigiera al Opus Dei en Prelatura personacido hace ya más de cincuenta años, y, nal. Se cerraba así un proceso jurídico abiermás concretamente, el acontecimiento cuyo to muchos años antes por el propio fundador quinto aniversario celebramos ahora: su con- de la Obra, y el fenómeno pastoral al que dio figuración como Prelatura persovida recibía una configuración nal por la Constitución apostólica plenamente satisfactoria, con Ut sü, de 28 de noviembre de una estructura que el actual pre 1982. Obedece el Opus Dei a lado del Opus Dei, monseñor Aluna inspiración originaria: la recivaro del Portillo, describía, en bida por su fundador el 2 de ocmarzo de 1983, con estas palatubre de 1928. Desde ese día, bras: El Prelado y el clero de la monseñor Josemaría Escrivá de Prelatura atienden espiritualmenBalaguer se supo llamado a prote a los laicos, con el fin de ayumover la aparición, en el seno darles a vivir los serios y cualifide la Iglesia, de una realidad cados compromisos espirituales, nueva, encaminada a suscitar apostólicos y formativos que han entre los cristianos el deseo de asumido al incorporarse a la Preuna busca de la santidad a tralatura Al mismo tiempo, el vés de su trabajo profesional y clero y el laicado de la Prelatura, de sus obligaciones familiares y inseparablemente unidos, llevan T. Gutiérrez Calzada a cabo- siempre de acuerdo sociales, y un ejercicio del aposVicario regional tolado en medio del mundo. Y con los obispos diocesanosdel Opus Dei ello no ya dando vida a una asouna honda labor apostólica en ciación de sacerdotes o un institodos los ambientes de las Igletuto de almas consagradas que dedicarán sias locales- entre hombres y mujeres, soltesus vidas a animar y estimular a los seglares ros y casados, intelectuales y obreros, etcétecristianos, sino provocando en esos mismos ra- con el fin de difundir una toma de conseglares una toma de conciencia sobre su ciencia de la llamada universal a la santidad propia vocación, de modo que fueran ellos, y al apostolado en la vida ordinaria. cada uno en su ambiente, fermento de nueEs el horizonte apostólico que monseñor vas decisiones de coherencia cristiana. Escrivá de Balaguer vio en 1928, el que proSurgió de esa forma el Opus Dei como fe- movió y sostuvo su constante y heroica labor nómeno espiritual y pastoral concreto, como sacerdotal y el que, con la gracia de Dios, realidad de vida cristiana y de acción apostó- guiará siempre la actividad de quienes se lica de laicos de las más variadas profesiones acerquen e incorporen a la Obra. Mi expey de sacerdotes, que fue difundiendo de riencia a lo largo de estos cinco años, y mis modo sencillo, pero eficaz, un nuevo desper- conversaciones con personalidades eclesiástar cristiano en muchas conciencias. La nove- ticas y civiles no han hecho sino confirmar lo dad del fenómeno explica que el Derecho Ca- que era claro el 28 de noviembre de 1982, y nónico de la época no ofreciera cauce jurídi- antes: la configuración jurídica del Opus Dei co adecuado. Monseñor Escrivá de Balaguer, como Prelatura personal ha hecho posible que experimentó repugnancia ante todo seque la Obra ocupe en la Iglesia y en la socier creto, y quiso, por tanto, que su obra contara, desde el principio, con el refrendo de la auto- dad un lugar adecuado a su carisma fundaridad eclesiástica, no tuvo más remedio que cional, sin acomodaciones y sin privilegios, acogerse a fórmulas jurídicas no plenamente facilitando en consecuencia que la labor adecuadas, en espera de que llegara el mo- apostólica se despliegue de modo más eficaz mento de adquirir una configuración definitiva, en servicio de la Humanidad entera. ajustada por entero a la naturaleza del Opus Dei. REBAJAS Colección Invierno- 87 Únicamente los días 30 de noviembre y 1 y 2 de diciembre Madrid Barcelona El Concilio Vaticano II, al proclamar solemnemente una vez más a toda la Iglesia la llamada universal a la santidad y al propugnar una mayor elasticidad y dinamicidad de las estructuras pastorales, hizo posible dar ese paso. La figura de las Prelaturas personales, creada por el Concilio y concretadas por la legislación pontificia posterior, vino a ofrecer el marco o cauce oportuno. Las Prelaturas personales son, en efecto, estructuras juris- j diccionales y jerárquicas para la realización de obras apostólicas determinadas, y el Opus Dei es precisamente un conjunto de laicos y sacerdotes seculares que en unidad orgánica de régimen realizan una específica finalidad apostólica: la promoción de la santidad y el BOUTIQUE del CAVIAR Caviar ruso e iraní. Chatka. Caviar de Salmón. Teléf. 279 26 70. Madrid. i AbFOMBRAS Mejor precio por importación directa Especialidad en SEDA natural y- alfombra ANTIGUA; i LA FIRMA MAS ACREDITADA DEL MERCADO j