Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC, pág. 24 TRIBUNA ABIERTA SÁBADO 28- 11- 87 D IJÉRAMOS que mosna y él, rebañando nos rodean los en la escarcela, ha riscos de Las puesto unas monedas en la mano que le tenPalmas, con sus casiPor Manuel ALVAR tas retrepadas lomas (El 6 de noviembre de 1987 se inauguró en Guanajuato el Museo Iconográfico dían. Aquí, sí, aquí y hoy. Mientras la mujearriba (ocre, azul, rosa, Cervantino; se representaron los Entremeses por las plazas del pueblo ruca le trazaba una verde, el color de las y una tuna estudiantil callejoneó entre laberintos de altos muros. cruz hacia la frente y casas) o que descansamos en el Realejo granadino (plazoletas Nada tiene explicación razonable por más decía en el más hermoso idioma que jamás casi lugareñas, ensombrecidas por el árbol que ahora, cerrada la noche, haya visto que había escuchado: Hijo, Dios le dé su santísicopudo) aunque faltas del agresivo albeo. Alonso Quijano ha llegado a la plaza y se es- ma bendición. Hijo él, tan llenos de cargas Sin embargo, este pueblo, tan español, tiene capa apremiado por las chispas que hace los hombros y de sombras los ojos. Pero es el lánguido y remansado nombre de Guana- saltar Rocinante ¿Nueva o Vieja España? que para llegar a esta plaza ha cruzado el juato. El viajero no sale nunca de sus asom- Acaso el caballero que tiene los ojos cansa- callejón del Beso (y una linda muchachita le ha ofrecido su mejilla) y la calle bros: Dios le ha dado ojos para ver cuanto le dos- este Lope que al pedirle los anteojos creía leer con dos de Calixto ¿dónde habría ido rodea y oídos para escuchar ias resonancias huevos estrellados acaso el Melibea? y otra, ¿podía ser de amigas de las palabras. Porque viendo iglecaballero mire a las hojas de un la Prudencia? Nada de esto ha sias barrocas los recuerdos le zarandean y inventado, porque sabe muy bien piensa en la Cartuja de Granada o en San almanaque y no acierte con lo que por la cuesta de las ArreFrancisco de Priego o en las Carmelitas de que significa 6 de noviembre de 1987, porqué los oficiales le hamangadas hay una calle del Antequera. Estas tierras se llamaron Nueva Beso en Granada y que, por SaEspaña y aquí se pobló sobre suelos muer- cen malas pasadas: le imprimen deprisa y mal, le llenan los libros lamanca, el mozo Tomás Rueda tos; por eso la vida se trajo de aquella Andale dijo que estaba el jardín de lucía fértil en sus siembras o de aquellas al- de erratas y él, al ver los pliegos Melibea y la Peña de Celestina. deas vascas denodadas en sus hijos o de recién salidos de los tórculos, va Es sorprendente que hay repetiaquella Castilla ungida por el don del Verbo. a la imprenta a corregir dislates y evitar que en toda la edición se ciones que él no se explica, y Nueva España por los siglos de los siglos. repitan los gazapos que ha sorque pasen gentes que ha visto prendido por la mañana. Es cieren otros sitios, y que las palaEl viajero se detiene ante el sacristán que bras renazcan rezadoras y acari- tin- tán, tin- tan- desde el suelo hace sonar to, ha hablado con un viajero que apenas si se perfilaba en la ciantes. Piensa que el viajero Manuel Alvar el badajo y parece que la soga, atada a la con el que se cruzó acaso vestía de la Real Academia melena, va a arrastrar al hombrecillo en un noche, y, a su pregunta, le ha dicon cierto desaliño, a pesar de Española vuelo de altanería. El viajero en el muro de la cho que nó ha leído mal, que esque sus palabras eran muy resiglesia lee Cervantes y Lepanto, como si fue- tamos en 1987 y no en 1615. ran cosas que aquí son consabidas. Y, al Todo le resulta extraño: él quiso pasar a las petuosas, pero la luz de esta tarde tal vez le anochecer, cuando el cielo alcanza su res- Indias y tantos inconvenientes le pusieron haya hecho ver figuraciones, porque no pudo plandor más alto, sobre las guijas del empe- que se quedó en la otra banda de la mar. En calarse los espejuelos. ¿Y 1987? ¿Y la Nuedrado pasa el clérigo con el viático, y la muje- Sevilla añoraba las naves que desplegaban va España? ruca limosnera, y el galán petulante, y el re- las velas y su sueño se iba prendiendo en la milgo doñeguil de la doncella. Pasa la boneta y en la cebadera, y en la trinqueta, y Cervantes ha subido hasta el zaguán de la España que uno espera bajo el cielo tan re- en la mesana, y en el foque, pero la vida se iglesia de San Roque, se acoda en el pretil y le quedaba- rota a zarpazos- por Argamasimoto, o el soldado fanfarrón monta su guarda quiere poner en orden sus recuerdos, los viecuidadosa, tan mal pagada, o los habladores lla o Esquivias, por Sierra Morena o el Tobo, jos, que se le han ido cayendo en un pozo camino de Barcelona o en casa de aquellos ensartan, agobiadamente, palabras tras palaque él creía sin fin; los nuevos, que borbotan bras, hasta el desmayo de la dueña quintaño- duques más pestilentes que las bubas. Y, sin insumisos en esta noche que tan esquiva e embargo, ha leído Lepanto en la iglesia de na. ¿Nueva España? Por las escaleras de está resultando. La mañana está bien próxiSan Roque sube despacio Cervantes y, cuan- este puebío, que, es verdad, aún no esté ma y también las veredas de la calle ¿no ha ahora, cuando él vive, porque Guanajuato do los peldaños cansan, mira aquel gran teaoído algo así como banquetas? y las calles, tro y medita. Porque la vida fluye sin descan- aún no es otra cosa que unas minas incipien- tan suyas, como las de Castilla y Andalucía. tes y unas estancias entre indios chichimecas so y él- andamos ya por 1615- empieza a El hombre de ojos cansinos y de piernas ensentir que las espaldas se le doblan y que el y, sin embargo, le ha dicho el viajero que torpecidas recuerda sus propias obras; él, este pueblo está en las Indias, y así debe suelo se le va haciendo cada vez más cercaque tanto sufrió, escribió entremeses para los no. Y, sin embargo, ve, escucha y calla. No ser, pero ¿por qué 1987? Si todo es como en gozos ajenos. Todo es igual y lo mismo. Hasun lugar de La Mancha, cuyo nombre tiene sabe qué encantador le ha llevado a aquella ta Alonso Quijano, que creía criatura suya. plaza tan suya, ni cómo resuena cantarína y bien presente, y las cosas son como él las sabe, aunque haya palabras que le suenan Pero se da cuenta que, al apoyarse sobre el melindrosa el habla de aquellas criaturas que pretil, el otoño ha puesto miles de hojas amaél reconoce suyas, porque las hace vivir sin revesadas y la gente tiene melindres que no rillentas, que no son, ¿no? de los árboles de cuadran con el rigor de sus paneras y de sus envejecimiento, aunque le renqueen las pierla plazuela, sino ásperas y quebradizas, nas y aunque desde el descansillo del cancel, viñedos. Sin ir más lejos, esta mañana pasó como las que Antonio Martín colgaba para contemple aquel antozano que le trae remus- por un mercadillo y había mujerucas de loro que se secaran los pliegos recién timbrados gos de Baratillo o desazones de Monipodio. color en sus teces que vendían flor de mami- de las obras que él escribía. ta que normaliza la alta presión del corazón o bálsamo del Perú para reúmas y artritis musculares o gobernadora que disuelve los cálculos del reúma o chaparro amargo que mata las lombrices y hace bien a los cólicos a la boca amarga. Pero todo esto estaba claMOVILAUTO ES OPEL ro hasta que le ofrecieron a él, tan libre de BravuMurilto. m peso, un extraño yerbajo al que llaman cocolTtí. +46 62 50 (ESTACIÓN) Bravo Murillo. 6: i. meca, para hacerle adelgazar. TU 254 99 SU CERVANTES EN GUANAJUATO TORRELODONES Llave mano, 180 m 2 Precio: desde 12.250.000 pesetas 5 ÚNICOS CHALETS ADOSADOS Información y venta: Tels. 254 68 5O- 253 95 93 En chalet piloto Calle Doctor Mingo Alcina (esq. a calle Cayetano García) PROINVERSA Todo esto le sume en confusiones. ¿Castilla? ¿Nueva España? ¿Y las fechas? Pero la lengua, sí, esos bellísimos sones, acordados con los suyos un poco ásperos, le acarician tanto como los que en Sevilla platican los agudos decidores. Y aquella pordiosera, que en la misma boca de la plaza le ha pedido li- Bretón de loa Herreros. 44 TÍJ. 442 66 78 s porexperwnaa ¿QUIERE VENDER SU COCHE? Utilice las páginas de Anuncios por palabras de ABC