Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
647 A B C REPORTAJE VIERNES 27- 1 éxtasis la droga delamor, y El éxtasis la famosa droga del amor que hizo estragos en el verano ibicenco, está acompañando Va las veladas nocturnas madrileñas. Aunque su tráfico no es tan frecuente como el de otros narcóticos, esta droga, que potencia la sensibilidad cutánea y la afectividad, además de estimular las energías vitales en general, se toma en diversos lugares de moda de la El éxtasis o MDMA (metilendioxianfetamina) fue sintetizado por primera vez en 1964 por el químico llya Shulgin, y tiene efectos estimulantes que facilitan la comunicación. Se le conoce también con los nombres de iove pill psicodrina y mellow drog of America (droga melosa de América) y los psiquiatras norteamericanos la recetaron para facilitar la autoestima y la intercomunicación. Es un fármaco del grupo de las anfetaminas, aunque con una estructura química particular, relacionada con la de la mescalina y el LSD. En ocasiones tiene efectos alucinógenos similares a los producidos por esta última droga. Ibiza fue la población española a la que llegó por primera vez la pildora del amor tai como se le conoce popularmente, y donde fueron detenidos sus primeros traficantes, casi todos extranjeros veraneantes del lugar, que precisamente van a ser juzgados ahora por tráfico de droga dura, caso que ha adquirido gran importancia porque creará jurisprudencia, al tratarse de la primera ocasión en que comparecen ante la justicia española traficantes de MDMA. Las cantidades requisadas se enviaron al Instituto Nacional de Toxicología para que se realizaran los análisis pertinentes. Según fuentes de este organismo, a dosis terapéuticas el éxtasis produce los efectos deseables como tal anfetamina- aumento de la tensión, la memoria, hiperexcitabilidad e incremento de las capacidades psíquicas en general- pero cuando se abusa de él puede llegar a producir cuadros clínicos de gravedad, incluso provocar la muerte. Aunque en España no se conoce ningún caso de fallecimiento por ingestión de la droga, sí se han registrado ya en Estados Unido. El doctor Rafael Cabrera, forense del Servicio de Información Toxicológica, señala en este sentido que a dosis superiores a las terapéuticas, entre 60 y 120 miligramos, la MDMA empieza a producir efectos tóxicos, que se traducen, concretamente, en una ligera sensación de sueño y cambios en el humor y en la percepción visual. Si se sobrepasan estas dosis empiezan a intensificarse las sensaciones en general, entre ellas la visual. Hay alucinaciopiudad, en fiestas privadas y en barras americanas, según ha podido comprobar ABC en círculos de consumidores. Las fuentes policiales consultadas aseguran conocer la existencia del éxtasis en Madrid, pero no han logrado por el momento requisar ninguna cantidad de la nueva droga, enmarcada, como el LSD, en el grupo de las conocidas como psicotrópicas. rece simpático y encantador, los colores se perciben mucho más brillantes y bonitos y las cosas que tocas aparecen como más suaves Sobre el efecto de estimular la libido, al que debe su popularidad el éxtasis esta persona asegura que no es del todo cierto. No es verdad que porque te tomes una cápsula de la droga sientas una imperiosa necesidad de hacer el amor con alguien. Lo que ocurre es que te apetece hablar con la gente, comunicarte, y todo el mundo te gusta más de lo normal. Incluso llegas a charlar un rato con simples conocidos, a los que sólo saludarías o incluso no dirías nada en un estado normal. Lógicamente, si estás con una persona en una situación propicia, la ingestión de esta pildora puede estimular la libido, pero eso no nes, los colores se perciben mucho más intensos, se oyen ruidos extraños, se notan mucho más los olores y el dolor queda atenuado, lo cual es indicativo de los efectos anestésicos de la droga. Asimismo- puntualiza- el tacto está exacerbado, se viven con mayor claridad todas las experiencias internas y aumentan la introspección y la observación de las propias reacciones Estos síntomas suelen aparecer entre la media hora y la hora después de la ingestión, y duran aproximadamente ocho horas. Una droga de moda El éxtasis es una droga de moda, que aumenta las sensaciones agradables y cuyo consumo, en auge, está localizado en los lugares Se vende en forma de cápsulas y pastillas con una dosis de 150 miligramos y sus efectos duran ocho horas Se trafica con ella en locales nocturnos de moda y barras americanas, alcanzando un precio de siete u ocho mil pesetas más punteros de las noches capitalinas o en las fiestas privadas que organizan personajes pertenecientes a la llamada movida madrileña En el mercado negro, según coinciden en afirmar varios consumidores, su precio ronda entre las siete y las ocho mil pesetas si se compra en Madrid. En Ibiza- aseguran- puede conseguirse por tres mil quinientas o cuatro mil. Un consumidor de la pildora del amor que esta redactara conoció en una discoteca de moda, se refirió a ella como una droga que hace sentir experiencias agradabilísimas, proporciona un relajo y una tranquilidad que es difícil conseguir en estado normal, y, sobre todo, fomenta la comunicación, las ganas de. relacionarse y hablar con la gente. Te sumerge en un estado maravilloso, donde todo el mundo te pa- se produce siempre, y, desde luego, si se da es un efecto indirecto. Estas declaraciones coinciden con las del doctor Rafael Cabrera, quien asegura que una dosis de éxtasis de 150 miligramos o superior a ella proporciona una sensación de bienestar, unido a un deseo irreprimible de estar, relacionarse, hablar e incluso caminar junto a otras personas. Estos efectos se Cápsulas y pastillas entienden como un aumento del apetito sexual porque la gente, al La pildora del amor se vende ingerir la pildora, está buscando ese en el mercado negro en forma de síntoma concreto, que es por el que más se conoce a la droga. El aumento de la libido se da, pues, de forma indirecta, por una cierta autosugestión o dirección del pensamiento de la persona a la consecución de ese fin Junto a estos efectos, una dosis de éxtasis superior a 150 miligra- mos, según informaciones facilitadas por el Instituto Nacional de Toxicología, produce signos físicos que demuestran la toxicidad de la droga, como midriasis (dilatación pupilar) aumento de la temperatura y trastornos de la tensión arterial, además de manifestaciones psíquicas, entre las que destacan un aumento de la sensación del gusto, verdaderas alucinaciones visuales y auditivas y sensación de bienestar, todo ello vivido dentro de un cuadro tranquilo y relajado. Está considerada eos tiene efeofos alucine de la mese;