Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 ABC Ya puede usted adquirir INTERNACIONAL VIERNES 27- 11- 87 Horizonte la 12- MONEDA DE 100 S de la ROYAL CANADIAN MINT (Real Casa de la Moneda de Canadá) EL INVIERNO DESUDESCONTENTO Esta cita de Ricardo III de Shakespeare Now is the winter of our discontent se refiere al invierno rumano, que va camino de hacerse tan famoso como el sol de York, y que tiene tan descontentos a los rumanos, que se han levantado hace días en la ciudad de Brasov, en protesta contra el frío y contra la política económica del Gobierno. Lo que pasa es que el sistema del señor Ceausescu puede ser impenetrable como una caja fuerte, de forma que nos enteramos del suceso por lo menos una semana más tarde. No se trata de algo nuevo o imprevisto. Desde hace dos o tres años, si hay en el mundo un país en el que se vea llegar el invierno con pavor, ese es Rumania, pues las restricciones de energía son tales que apenas se encienden las luces, cuando anochece, y apenas puede usarse la calefacción, todo ello debido a radicales restricciones severamente impuestas. Hace dos años les conté a ustedes, aquí mismo, un chiste que circulaba entonces por Bucarest. Una familia estaba reunida en la sala de estar de su casa y alguien dice: No abráis la ventana, no vaya a ser que la gente que pasa por la calle se acatarre. Por aquellas fechas, Le Monde publicaba un editorial titulado Hiver roumain en el que se hablaba del mal momento por el que estaba pasando Rumania: Cortes regulares de gas y electricidad, limitación a 10 grados como máximo la calefacción, casi supresión del alumbrado público, racionamiento de numerosos productos y desaparición de almacenes, además de reducciones de salarios, militarización del sector de la energía eléctrica, despidos en cadena... señalaba Le Monde como causas de un notorio descontento. Esa situación no ha mejorado perceptiblemente en los últimos dos años y de ahí la protesta desatada de Brasov, que es la segunda ciudad rumana, detrás de la capital, Bucarest, con una población de más de trescientos cincuenta mil habitantes. Rumania había escapado, hasta la fecha, a las revueltas populares que tanto han agitado a sus cofrades: Checoslovaquia, Hungría, Polonia, la República Popular Alemana, etcétera. El régimen de Ceausescu, además de mantener una política hurañamente independiente de Moscú (dentro de un orden) había alcanzado un estimable nivel de vida, que se tasaba por encima de los cinco mil dólares anuales per capita y todo ello compensado por una férrea disciplina de partido y una restrictiva aplicación de derechos y libertades. A diferencia de otros países del Este, Rumania no puede atribuir a una mala influencia o injerencia soviética el desastroso estado de su economía, pues desde 1959 no ha pisado su territorio un solo soldado ruso. La presente situación de Rumania se carga en buena parte en la gestión de Ceausescu. Parece ser que este hombre se ha convertido con tos años en una especie de Sardanápalo, que gobierna despóticamente, practicando un nepotismo desenfrenado y llevando una vida de nabab. Es en lo que acaban con frecuencia regímenes políticos personalistas, en los que el otoño del patriarca se convierte en una pesadilla nacional. El de Rumania es un desenlace en el que podrán mirarse los países del Este a la hora de las perestroikas y las glasnost, cuando hay que elegir entre ellas y la calcificación. Todos esos países harían bien poniendo en el pórtico de su política una frase de Leszec Balcerovicz, un teórico de la Escuela de Planificación de Polonia: El sueño de un sistema económico mejor que el capitalismo ha muerto. Manuel BLANCO TOBIO ít La espléndida acuñación de O R O en calidad PROOF que año tras año esperan todos los COLECCIONISTAS E INVERSORES OLYMPIC GOLD Precio de emisión: 48.925 ptas. presentada en su habitual estuche de gran lujo Servimos pedidos en toda España IBERNUMIS NVMISMA (91) 5218048 (91) 2749964 Eleve su nivel de bebida: Chivas Regal