Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MIÉRCOLES 25- 11- 87 CIENCIA Y FUTURO ABC 61 realidad de bras ni volúmenes, es sustituida por focos de luz más cercanos al trabajador, con lo que se crea una situación más confortable. Otra de las consecuencias de esta estructura es la sustitución del doble techo por una cámara de aire bajo el suelo, a través de la cual transcurren los cables telefónicos, de conexión entre ordenadores, etcétera, que forman la red interior de comunicaciones: el verdadero corazón del edificio inteligente Red interna de distribución Manuel Anta Borges, ingeniero superior de Telecomunicaciones, señala en su artículo sobre edificios inteligentes en la revista Electrónica Hoy los servicios que deben integrar la red interior de comunicaciones. Por un lado, las comunicaciones internas del edificio: telefonía, transmisión de paquetes de datos, redes de área local, transmisión de datos a alta velocidad y megafonía. Porsu parte, el apartado de comunicaciones extemas incluye: conexión con las redes públicas (RTB, Iberpac, Ibercom y Telex) y conexión con circuitos directos. En otro apartado, la red debe cubrir los distintos aspectos del control y gestión de los servicios técnicos del edificio: climatización, control de energía, control de fluidos (agua, gas) y de accesos, seguridad (robo, atraco, incendio) y control de elevadores. Por último, también debe cubrir los servicios especiales como la videodistribución, videoconferencia y buscapersonas. El éxito en el diseño de esta red de comunicación supone que el edificio se convierta realmente en un edificio inteligente Las características que deben definir la red son diversas. En primer lugar, debe contar con la capacidad suficiente como para integrar los servicios más arriba señalados. Esto supone que es capaz de soportar comunicaciones sobre par trenzado, coaxial, fibra óptica o convertidores de un soporte a otro. Debe ser fiable y flexible, para in corporar terminales y dispositivos de diferentes fabricantes. Anta Borges también señala como característica fundamental la modulación y la homogenidad. Modulación con el objeto de facilitar las aplicaciones del sistema y que en todo: momento la inversión se ajuste a las necesidades y homogéneo con el fin de evitar los problemas inherentes a la diversidad de fabricantes y modelos. tos ha obligado a una amplia utiliza- nización en el transcurso de su ocución de adaptadores de mayor o pación del edificio. menor eficacia, y el problema de los En cuanto, a la forma exterior, los repuestos. nuevos edificios cuidan especialmente los aspectos simbólicos y la expresividad. No es extraño obserEdificios flexibles var cómo algunos edificios realizan, El diseño de un nuevo edificio en sí mismos, una labor propagandebe contar con la necesidad de in- dística de la organización o activitegración de múltiples elementos. dad que albergan. En la actualidad, la arquitectura inPor otro lado, también se aprecia dustrial tiende a la edificación de una cierta preferencia hacia los edivolúmenes muy flexibles espacial- ficios poco profundos, abiertos al mente, con una gran capacidad de exterior y con grandes ventanales, adaptación a un mayor número de de tal modo que permitan la ilumiprocesos y a los cambios que éstos nación natural. sufran. La moda norteamericana, edifiDe este modo, el arquitecto se cios ciegos sin ventanas y con encuentra ante la necesidad de es- iluminación totalmente artificial, no tructurar espacios lo más neutros han tenido muchos seguidores ni en posible, con diversas alternativas de nuestro país ni en Europa. uso. Estas alternativas pueden ser La entrada dé luz natural contridistintos inquilinos o distintas nece- buye a crear un ambienté más sidades que experimenté una orga- agradable. La luz cenital, sin som- Por último, debe contar con la capacidad de autogestión a fin de facilitar su manejo y las ampliaciones y remodelaciones. La tendencia actual en la distribución del espacio destinado a oficinas tiende a una variante de la oficina paisaje. Un espacio en el que la ordenación es muy variada, dividido por mamparas, archivadores y plantas que señalan la circulación y definen las zonas de los grupos de trabajo. No obstante, hay que señalar una diferencia con lo que tradicionalmente se ha conocido como oficina paisaje. Esta, típicamente norteamericana, se ha caracterizado por sus grandes dimensiones, sin subdivisiones y en un ambiente totalmente artificial. Según sus seguidores esta organización, además de permitir un mayor control de los trabajadores y un aumento de la productividad, estimula el jnterés por el trabajo y la labor en equipo. Frente a esto, como ya hemos visto más arriba, la arquitectura europea busca unos espacios abiertos al exterior, en los que entre libremente la luz natural para evitar la monotonía que provoca el ambiente artificial. Además, permite la integración de los trabajadores en péquBños grupos, muy flexibles, que pueden evolucionar según las necesidades. Por otro lado, evita el problema de alto nivel de ruido, problema aún no resuelto en las grandes extensiones. Junto al cuidado de los aspectos estructurales de los edificios se está implantando cada vez más el diseño del sistema ofimático. Este sistema debe asegurar una serie de servicios tales como la edición de documentos en sus distintos soportes, equipos de correo electrónico y de distribución, archivo y distintos servicios personales. También debe contar con sistemas de soporte de decisiones compuestos por servicios de consulta y análisis de datos, obtención de informes, estadísticas, herramienta de planificación, etcétera. En el momento de diseñar el sistema se deberán tener en cuenta diversos parámetros: las capacidades funcionales que se desean suministrar, como la creación, distribución, archivo y recuperación; el ámbito en que se deben dar los distintos servicios, ya sea personal, departamental, corporativo e, incluso, entre distintos organismos; y el tipo de soporte de información, que abarca desde la voz hasta los datos. J. L. FERNANDEZ- CHECA