Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
22 ABC OPINIÓN MARTES 24- 11- 87 Prensa extranjera González, sobre Torrejón El primer ministro español, Felipe González, dijo el viernes que España se mantendrá en su decisión de expulsar a los cazas norteamericanos F- 16 del territorio español, pese a las fuertes presiones de los aliados europeos en nombre de Estados Unidos. El señor González dijo que los norteamericanos han hablado con representantes de todos los países miembros de la OTAN en un esfuerzo para persuadir a su Gobierno de que renueve el tratado de treinta y cuatro años que permite a los norteamericanos mantener instalaciones militares en España, incluyendo setenta y dos F- 16 en la base de Torrejón. El Gobierno socialista ha concentrado en esos aparatos su demanda de reducir la presencia militar norteamericana en España. El primer ministro se mostró en desacuerdo con los funcionarios norteamericanos que han argüido que la negativa de España a extender el tratado, que expira el próximo mayo, debilitaría las defensas occidentales. Los Estados Unidos sostienen que los F- 16 son necesarios para defender el flanco mediterráneo de la OTAN, y son particularmente necesarios ahora que Estados Unidos y la Unión SoIN anunciarse, penetra en mi despacho viética planean firmar el próximo mes un un provecto caballero. Sobre un curioso acuerdo que elimine todos los cohetes de casaquín dieciochesco, lleva una blanca sácorto y medio alcance de Europa. bana de lecho matrimonial. Sobre la cana y Era la primera vez que el señor González ondulada cabellera, luce un rarísimo y moderhablaba tan abiertamente de las presiones no sombrero en forma de botella. norteamericanas sobre los aliados europeos- -Perdone que llegue así, de trapillo y sin con motivo del tratado. Su firme posición sor- anunciarme- dice mientras hace una profunprendió, en cierto modo, a los funcionarios da inclinación- Mi nombre es Charles de norteamericanos, que venían sosteniendo Secondat. que el primer ministro no se contaba entre los Me levanto como impulsado por un resorte: duros de su Gobierno. Señor barón de Montesquieu, le creía muerSi no se llega a un acuerdo, Estados Uni- to. dos tendría que abandonar España. El primer- N o me sorprende. Hasta mi chateau de ministro prometió el viernes que en caso de La Bréde ha llegado el rumor de que uno de crisis, Estados Unidos y los demás aliados sus jóvenes políticos se ha precipitado a espodrán utilizar las instalaciones en su país. tendijarse ten una imprudente acta de defunLa próxima ronda de negociaciones sobre ción. Por eso trato de disimular bajo este imel tratado está prevista para mediados de di- provisado sudario. Si alguien me ve por la caciembre. El señor González hizo sus comen- lle pensará que no soy yo; que tan sólo ha tarios en el curso de un almuerzo con perio- visto a mi fantasma. ¿En qué puedo servirle, señor barón? distas extranjeros. Habló off the record, pero con el sobreentendido de que no se le citaría- pregunto sorprendido. -Verá, quisiera pedirle la dirección de ese textualmente. El señor González dijo que cuando ha hablado individualmente con los señor Mingóte, claro ingenio de esta Corte, dirigentes de la OTAN, el noventa por ciento dé cuya amistad, por las muestras, veo que dicen entender la posición española. Pero goza. Me ha admirado su notable metáfora dijo que una cosa era entender y otra muy de hoy. La Justicia descalabrada de un botellazo. Eso me recuerda aquellos tremendos distinta hacerlo públicamente. días de 1789 en que los jueces de París ya Fue muy enfático en su declaración de que era inaceptable una presencia militar extranjera a sólo 20 kilómetros de la mayor concentración de población en España. Pero dijo que Torrejón permanecería abierto y se manHasta las doce horas del día 15 de diciembre de tendría como una base española, no importa 1987, se admitirán en el Banco de Crédito Indusa qué precio. trial, S. A. calle Nueva, número 9, de Toledo, ofertas de compra por una nave situada en la caSobre otros asuntos, el primer ministro, de rretera de Ossa, s n. en Villarrobledo (Albacete) cuarenta y cinco años, predijo que el líder sodenominada anteriormente Cisterman viético Mijail Gorbachov propondrá una reducEl pliego de condiciones y modelo de oferta a ción de las fuerzas convencionales antes o presentar se pueden solicitar en el citado Banco, durante el encuentro que sostendrá en Wasteléfono 1925) 210404, o en la central de Madrid, teléfono (911429 60 68 hington el próximo mes, para firmar un tratado sobre misiles nucleares. Referencia: Finca en Villarrobledo Paul Delaney. The New York Times Cicciolína Planetario no creían en la Justicia y pedían nuevas leyes adecuadas al siglo. Yo había escrito, años antes, en L Esprit des lois que la libertad es el derecho de hacer todo lo que las leyes permiten y el personal, después de la toma de la Bastilla, había interpretado que las leyes lo permitían todo. ¡Curiosa semejanza, señor de Montesquieu! -Sí, hijo, sí; estas semejanzas se repiten de cuando en cuando. Por eso aunque me echen una sábana o sudario encima, yo, pese a mis muchos años, sigo tan vivo como cuando la Asamblea Constituyente del 87 se inspiraba en mis modestos escritos. ¿Es eso lo que quiere decir a Mingóte? ¡Claro, -hijo! Quiero felicitarle y advertirle que no se sorprenda. Si, como usted decía el otro día se ha dejado al botellazo en libertad, ¿cómo impedir que también la respetable Justicia pueda lamer un botellazo cuando menos se lo piense? -Evidentemente. Yo mismo lamo con frecuencia cariñosos botellazos. Mire, mire- añadí revolviéndome el pelof- éstos son los chichones de esta mañana. -L e aconsejo- repuso, bondadoso él señor Barón- que use chichonera. Yo mismo la uso. Este sombrero es una chichonera disimulada, por si me ve don Alfonso Guerra. También los jueces debieran llevarla en vez del birrete. Sobre todo si están destinados en el País Vasco. Por cierto, que ya he leído en la Prensa lo del botellazo ese del chicarrón del Norte. ¿Qué lo ha leído? Claro, hijo! Siempre dije que jamás tuve una pena que una hora de lectura no hubiera disipado. Aquí, en España, debo leer más que nunca si quiero disipar mis. penas. Si el botellazo se generaliza, busque consuelo en la lectura y en los dibujos del señor Mingóte. Y desapareció. Lorenzo LÓPEZ SANCHO VISITA DE MONTESQUIEU S VENTA DE NAVE