Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DISCOS Por José Ramón PARDO Román TORAN CUADERNO J. L. MARTIN DESCALZO La fidelidad al rock Romero, nuevo campeón de España Rosendo. A las lombrices. RCA PL 71477 Saber ver Un buen amigo mío, Pedro Miguel Lamet, acaba de publicar un precioso libro La luz de la mirada Edit. PPC) para enseñar a sus lectores algo tan importante y tan difícil como es mirar. ¿Difícil mirar? ¿Es que no basta con abrir los ojos? ¿Es que el arte de ver no nos lo enseña la propia naturaleza desde pocos días después de haber nacido? Para ver, efectivamente, basta con que haya un ojo y una luz. Pero mirar es algo infinitamente más difícil. Porque mirar no es quedarse en la cascara de las imágenes, en lo externo de las cosas. Mirar es llegar a su sustancia, a su sentido, es convivir con las cosas vistas, participar en su alma. Y la gran tragedia es que el hombre contemporáneo, que vive ante una catarata de imágenes que asedian constantemente nuestros ojos, puede muy bien verlas sin mirarlas, estar ante las cosas sin enterarse de nada de lo que ellas nos dicen. Por eso Pedro Miguel Lamet, en su libro, se ha limitado a sacar su alma a flote y contemplar unas docenas de fotografías, para investigar qué hay tras las apariencias, qué dice verdaderamente la imagen de un mendigo en una esquina, de un árbol en otoño, de una tarde con lluvia. Así tendríamos todos que vivir: tensos, seguros de que todo habla a quien está despierto, convencidos de que cada pequeña imagen que vemos encierra docenas de misterios que nuestra alma tendría que profundizar. Pero la verdad es que los hombres vivimos dormidos. Dicen los científicos que el humano emplea poco más de una décima parte de su cerebro. ¡Ya me contentaría yo con que usáramos la décima parte de nuestros sentidos! Sólo los poetas, los artistas, los genios parecen usar su alma. Y no es que ellos tengan más alma que los demás, es que emplean la que tienen, viven con los ojos o los oídos bien abiertos, ven la misma realidad que nosotros, pero la ven entera, saben ver detrás entender lo que hay detrás de las apariencias exteriores. Por eso me gusta este libro de Lamet. Porque enseña lo que no se explica en colegio alguno. Es bastante asombroso: enseñamos a los niños a multiplicar, pero nadie les acostumbra a ver, a tener despiertas las pupilas, a percibir esos detalles que son la sustancia de las cosas. Y si un ojo no se acostumbra a estar abierto, se atrofia, termina viendo sin mirar, tragando sin digerir, deglutiendo sin hacer suya la realidad verdadera. Porque cuando uno camina con los ojos abiertos y el alma cerrada, no ve, no vive, no se entera de nada. Y el mundo es demasiado hermoso como para que pasemos a su lado como las maletas del turista, llenándonos de etiquetas de las ciudades visitadas, pero sin haberlas hecho carne de nuestra carne. Aprender a mirar, aprender a escuchar, qué dos asignaturas fundamentalísimas. En un bachillerato verdaderamente humano deberían ser obligatorias. 59 Rosendo Mercado, que durante largo tiempo fue el alma, la guitarra, la voz y el compositor de Leño, lleva con éste tres discos en solitario. Tres álbumes que son otros tantos pasos por el mismo camino y en la misma dirección. Muchos temimos que su salto de lo colectivo a la soledad significara ya un primer cambio. No fue así. Y que su evolución como solista le llevara por el camino del preciosismo o de la pretenciosidad, extremos ambos en los que caen tantos rockeros cuando llegan al éxito. Rosendo sigue absolutamente fiel al rock y si en este disco su voz se hace más inteligible achaquémoslo a una mejor producción o mejora técnica. Nunca a veleidades de cambio de un rockero puro, esquemático y hasta emblemático para tantos y tantos seguidores. El joven maestro internacional, Alfonso Romero, de veintitrés años, se ha proclamado campeón de España, mientras que Gil Reguera terminó en segunda posición, delante de Mario Gómez, Bellón, Martín y Sánchez Guirado, que terminaron empatados en el tercer puesto, aventajando al que, sobre el papel, era principal favorito, Iflescas. Comento esta semana la partida que tuvo decisiva importancia en la dura pugna por el título. Blancas: Romero. Negras: Gil Reguera. X! 1 Un símbolo que regresa Roy Orbison. In dreams. Greatest Hits. Virgin XH 303 091 M. Roy Orbison fue un intérprete country que saltó a las baladas atormentadas que cantaban a la soledad y a la pérdida de amores imposibles. Pocas gentes supieron dar ese punto exacto de dramatismo, entre lo romántico y lo desesperado. La inclusión de uno de sus temas en la película Terciopelo azul llevó de nuevo a los estudios de grabación al viejo ídolo que ha recreado en un doble álbum todos aquellos éxitos que le hicieron realmente grande: Only the lonely Running scarea y Oh, pretty woman entre otros. Los temas suenan de forma similar a las versiones originales, pues se han respetado los arreglos, aunque han mejorado las prestaciones técnicas. Una maravilla para los nostálgicos y los jóvenes buscadores. Nos queda la voz José Carreras. Et portare una rosa. Zafiro 30312115 Hace un par de años José Carreras grabó un álbum con canciones actuales, escritas expresamente para él por Manuel Vázquez Montalbán y Antonio Parera Fons. Debió gustarle la experiencia y repite con el mismo compositor, pero con letrista distinto, pues en esta ocasión los versos castellanos de Vázquez Moltalbán están sustituidos por los catalanes de Josep María Andréu. Y es que aquel perfil estaba cantado en castellano y éste, de estructura similar, en catalán. Es una suerte que en momentos como los actuales, con el tenor retirado de su actividad profesional por motivos de salud, se edita este nuevo álbum como símbolo, quizá, de ese ansia de vivir y cantar de José Carreras, una de las mejores voces de España. 1. P 4 R, P 4 AD; 2. C 3 AR, P 3 D; 3. P 4 D, PxP; 4. CxP, C 3 AR; 5. C 3 AD, P 3 TD; 6. A 3 R... (Elástica jugada que se está empleando cada vez con mayor frecuencia contra la variante Najdorf de la defensa siciliana. Las alternativas son 6. A 5 CR y 6. A 2 R. 6... P 3 R; 7. D 2 D, P 4 CD; 8. P 3 A, CD 2 D; 9. 0- 0- 0... (El esquema blanco es muy agresivo, adelantándose en la movilización de las piezas. Además ya está preparada la ofensiva soore el ala de rey, con el avance P 4 CR. 9... A 2 C; 10. P 4 CR, C 3 C; 11. C 3 C, C 5 A (una jugada que permite a las blancas incrementar su ventaja de desarrollo. Ante la latente amenaza P 5 R, mejor era 11... D 2 A o bien 11... TÍA) 12. AXC, PXA; 13. C 4 D, A 2 R; 14. PSC, C 2 D; 15. P 4 TR, C 4 A; 16. P 5 T, 0- 0 (una drástica decisión, ya que el ataque blanco está muy avanzado en este sector, pero el rey negro tampoco está seguro en el centro, ante P 6 C, y así, al menos las negras comunican sus torres) 17. P 6 C A 3 AR Jlas blancas tratan de abrir las columnas CR y TR a sus torres, con lo que su ataque adquirirá gran potencia. No servía 17... PAxP; 18. PxP, P 3 T, a causa de 19. AxP! PxA; 20. DxP, con mate imparable) 18. TD 1 C, D 3 C (el contraataque negro es muy lento) 19. P 6 T PTXP (si 19... PAxP; 20. PxP, AxPC; 21. D 2 R o bien 20... RxP; 21. CxP ganando) 20. PxP, AxPC; (ver diagrama) 21. CxP! (excelente sacrificio de pieza, con el que se despejan las citadas columnas, dando decisivo impulso al ataque blanco) 21... PxC; 22. Txp, T 3 A (si 22... T 2 A; 23. A 6 T, T 1 D; 24. D 2 T, mientras que, si 23... RÍA; 24. TxA, TxT; 25. D 5 C, D 2 A; 26. TIC) 23. TxT, AxT; 24. D 2 C RÍA (a 24... A 2 C; 25. TIC, D 2 A; 27. A 6 T, para 28. AxA, decidiría) 25. D 6 C y las negras abandonaron ante 26. T 7 T y 26. DxA En efecto, si 25... C 6 C 26. R 1 C, DxA; 27. D x A R 1 R; 28. DxP, R 1 D; 29. DxP R 1 R; 30. T 8 T R 2 A; 31. T 7 T R 1 C; 32. D 6 C